Mundo deportivo

Cycling renews its laurels
El ciclismo reverdece laureles
24 de Julio de 2013


El subcampeón del Tour, Nairo Quintana, aún no regresará a Colombia porque este fin de semana disputará la Clásica San Sebastián, luego la Vuelta a Burgos, (ambas en España) y después el Tour de Gran Bretaña.


Foto: EFE 

Nairo Quintana reconoció que después de lo que hizo en su debut en el Tour de Francia, el nivel de expectativas en torno a su rendimiento será mucho mayor y los desafíos que vienen muy grandes.

Agencias-Redacción


Después de dos décadas, el ciclismo colombiano comienza una segunda etapa de ensueño en Europa. Los segundos lugares de Nairo Quintana (Movistar) en el Tour de Francia y de Rigoberto Urán (Sky) en el Giro, coronan una temporada de ensueño para un deporte que le ha entregado las más grandes alegrías al país, pero que no alcanzaba esa misma dimensión desde los años 80.


Quintana, de solo 23 años, subió el domingo tres veces al podio en París como rey de la montaña, campeón de los jóvenes y segundo en la clasificación general, al lado del ganador del Tour, el británico Christopher Froome (Sky), gesta que fue celebrada en todos los rincones de Colombia por millares de aficionados que como antaño siguieron en directo la retransmisión por televisión.


“Los colombianos logramos grandes cosas cuando pensamos en grande, como Nairo Quintana. Qué orgullo esa premiación”, dijo en su cuenta de Twitter el presidente colombiano Juan Manuel Santos, resumiendo el sentimiento común de millones de compatriotas.


La hazaña de Quintana es comparable a lo hecho por Urán (Sky) en el Giro de Italia, en el que otro colombiano, Carlos Alberto Betancur (Ag2r), fue campeón de los jóvenes y gran protagonista.


Los pioneros


Después del estreno de Martín Emilio “Cochise” Rodríguez, que fue el primer colombiano que disputó un Tour de Francia (1975) en el que terminó en el puesto 29, llegó una década dorada para el ciclismo cafetero: los años 80, cuando “Lucho” Herrera y Fabio Parra, dos leyendas vivas del ciclismo, dejaron en alto el nombre del país en las carreteras francesas y españolas.


En esa década Colombia ganó cinco etapas del Tour, tres con “Lucho” y dos con Parra. El mismo Herrera estuvo dos veces en el Top Ten de la carrera y Parra tres veces, la última de ellas tercero en 1998.


Y el punto más alto fue en 1987, cuando el “Jardinerito de Fusagasugá” ganó la Vuelta a España, la tercera de las pruebas más grandes del ciclismo mundial.


Pero después de esa era, aunque se consiguieron logros muy importantes, los colombianos no vibraban tanto con este deporte como lo han hecho este año con Urán en el Giro y con Quintana en el Tour, máximos exponentes de la nueva generación de pedalistas “cafeteros”.


Después de eso otros seis ciclistas ganaron etapas en el Tour: Oliverio Rincón, Nelson “Cacaíto” Rodríguez, “Chepe” González, Santiago Botero, Félix Cárdenas y Mauricio Soler; el mismo Botero ganó la contrarreloj en el Mundial de 2002 en Zolder, Bélgica, además de los triunfos del mismo Nairo Quintana (2010) y de Esteban Chaves (2011) en el Tour del Porvenir, pero no se había despertado tanta pasión como lo hace ahora esta nueva generación que reverdece los laureles del ciclismo colombiano.


Y es más, los éxitos de esta temporada pueden aumentar porque todavía falta la Vuelta a España, en la que Urán, subcampeón del Giro, debe ser el jefe de filas del poderoso equipo Sky, en el que también debe aparecer Sergio Luis Henao, además de los campeonatos del mundo de ciclismo de Florencia (Italia), una cita a la que Colombia espera acudir con una nómina de lujo encabezada por Quintana y Urán, y en la que también estarán Henao y Betancur.


Según Quintana, Urán, Henao, Betancur y él pueden buscar medallas para Colombia en los Mundiales, pero para eso el equipo tiene que tener también gregarios que les ayuden en el pelotón.


“Somos los cuatro que estaríamos allí para intentarlo, pero hay que llevar gente que pueda ayudar para poder conseguirlo”, apuntó.



Confianza en un triunfo

EFE. El ciclista colombiano Nairo Quintana (Movistar), subcampeón del Tour de Francia, considera que en unos dos años puede estar en condiciones de ganar la ronda gala si mejora en aspectos como las contrarreloj.


“Yo pienso que en poco más de dos años porque no estoy lejos, nos dimos cuenta en este Tour de Francia”, dijo ayer Quintana sobre sus posibilidades de ganar la camiseta amarilla de la carrera por etapas más importante del mundo, durante una teleconferencia de Movistar desde España con periodistas en Colombia.


El ciclista colombiano señaló que para ganar el Tour tiene que mejorar en las contrarreloj para no perder mucho tiempo en esas etapas con los especialistas en el cronómetro, entre los que citó al alemán Tony Martin, del equipo Omega Pharma, aunque reconoció que es “imposible” ponerse “a la par con ellos (los europeos) en el tema de la contrarreloj”.


“Tony Martin pesa 70 kilos y yo apenas 56, entonces en el tema peso-potencia es difícil igualarlo, como para él es difícil igualarme a mí en la montaña”, expresó.


Otros aspectos en los que considera que tiene que mejorar es en la forma como se mueve dentro de la carrera y madurar un poco porque, explicó, “la madurez ayuda a que la recuperación física sea mejor”, aseguró Quintana.