Economía

The numbers of discord
Las cifras de la discordia
Autor: Angela María Agudelo Restrepo
9 de Julio de 2013


Las negociaciones entre el Sindicato y el Metro están estancadas, desde el viernes pasado, aunque ambas partes mantienen las puertas abiertas para llegar a un acuerdo.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Sintrametro pide que “intervenga la Presidencia de la República o el vicepresidente Angelino Garzón, que entiendo que viene en estos días a Medellín”, según su presidente, Rubén Cataño, pues esta negociación es en una empresa del Estado.

Mientras el Metro valora en $34.000 millones las peticiones del Sindicato de Trabajadores del Sistema de Transporte Masivo del Valle de Aburrá (Sintrametro), este lo hace en $14.000 millones.


Las dos partes concluyeron la etapa de arreglo directo el pasado viernes, sin llegar a ningún acuerdo entre lo exigido y lo que la empresa está dispuesta a ceder para llevar a buen término la negociación de la Convención Colectiva de Trabajo.


En diálogo con EL MUNDO, tanto el sindicato como la empresa expresaron su voluntad de diálogo y de volverse a sentar en la mesa para tratar de definir un arreglo.


El Metro, según su subgerente Administrativo, Jorge Mario Tobón, “dejó las puertas abiertas, para que en caso de que el sindicato, conocedor ya de la realidad de la empresa y de sus posibilidades, pueda reflexionar y podamos volvernos a sentar si ellos así lo encuentran conveniente, para llevar a feliz término esta negociación”.


Por su parte, Rubén Cataño, presidente de Sintrametro, dijo que “nosotros no estamos cerrados a no modificar los puntos. Sobre todo los económicos”, al tiempo que destacó: “Nosotros le dejamos las puertas abiertas a la empresa, a la administración, por si quiere volvernos a llamar y llegar a un acuerdo”.


Las cuentas del Metro


El representante de la empresa, Jorge Mario Tobón, señaló los tres puntos más costosos del pliego. El primero “tiene que ver con incluir una prima de vacaciones adicional a la existente, que representa un salario de un mes y un alargue en días de disfrute de vacaciones. El valor de ese solo rubro supera los $9.300 millones”, informó.


Un segundo artículo, agregó, “es un auxilio para la educación de los hijos, cuya valoración está cercana a los $9.000 millones”, y el otro es “el incremento salarial que ellos solicitan en su pliego, que es de 5 % por encima del Índice de Precios al Consumidor (IPC) ya aplicado. El valor de ese 5 % asciende a $5.100 millones”.


“El valor de esos solos tres rubros, si usted hace la cuenta, asciende a $23.400 millones”, precisó  Tobón y dijo: “Hay otros 25 rubros económicos que se incluyen en el pliego, que justifican o soportan el otro monto para llegar a una cifra superior a los $34.000 millones”.


Sintrametro, por su parte, consideró esa cifra “exorbitante” e informó que hizo una valoración del pliego en $14.000 millones, si se cumpliese el 100 %. De esa cifra, afirmó su presidente, “por lo menos $7.000 millones los podemos negociar para el largo plazo”.


“Consideramos económicos quince de los 48 artículos presentados. Estamos pidiendo equidad salarial. No es posible que dos personas en el mismo cargo ganen tan diferente. Por ley, los trabajadores tienen derecho a sacar vacaciones si se les acumulan dos. Pedimos que las capacitaciones sean en tiempo de trabajo. Son cosas que la empresa estaba violando por ley”, explicó Rubén Cataño.


Amenazas de combos


El dirigente sindical se quejó porque “la empresa nunca explicó cómo obtuvo esa cifra” y dijo: “Sintrametro hace una denuncia pública porque (la empresa) no sustenta la cifra de $34.000 millones y eso nos perjudicó”.


Según Cataño, esa información que divulgó el Metro, “diciendo que afectaría a la empresa en su sustento y también las tarifas de los usuarios, ha generado que se pronuncien unas personas de unas comunas, manifestando que quieren saber las direcciones nuestras para tomar medidas contra nosotros, que porque no van a permitir que acabemos con la empresa”.


“La empresa tiene que medirse en lo que va a decir. Nos parece muy irresponsable que esté hablando como que nosotros fuéramos responsables de unos aumentos en las tarifas, y por eso hacemos esta denuncia pública. Cualquier cosa que nos pase a nosotros, la empresa debe asumir las consecuencias de eso”, agregó.


Al respecto, Tobón hizo un pedido a los dirigentes sindicales para que “hagan las denuncias ante las instancias respectivas para que se adelanten las investigaciones del caso”. “Nosotros no entendemos el porqué esa situación y no la compartimos”, afirmó.


Así mismo, aclaró que dadas las denuncias del sindicato de que “a algunos representantes del Metro que han ido a esas comunas, les han solicitado información acerca de la Junta Directiva del Sindicato (de nombres, direcciones de sus viviendas y teléfonos), nosotros hicimos una verificación y encontramos que allí la empresa no ha hecho ninguna presencia”. 


Respecto a la valoración del pliego, el subgerente Administrativo precisó que “el mismo sindicato mencionó que ellos no tenían información completa para valorar el pliego y que, sin embargo, los datos iniciales les daba $14.000 millones, una cifra bastante lejana a la cifra rigurosamente calculada por nosotros”. Esa diferencia, afirmó, “digamos que se justifica por el desconocimiento de mucha información interna que tenemos en la organización”.



Desconocimiento de derechos

Según el presidente de la Central Unitaria de Trabajadores (CUT) Regional Antioquia, Jaime Montoya, los trabajadores afiliados a Sintrametro “tuvieron el tino de hacer un estudio económico con los mismos datos que la empresa suministra y demuestran que es perfectamente viable el funcionamiento del sindicato. Que la obligación laboral que contraería este pliego no tiene que ver absolutamente nada con el estado de liquidez de la empresa”.


Llamó la atención de que “aquí lo que está faltando es voluntad política. Si existiesen fallos favorables, en el evento de un tribunal de arbitramiento, porque yo no creo mucho que en los tribunales se coloquen siempre a favor de los trabajadores, este tendría que recaer a favor de los trabajadores”.


Agregó que “se les están desconociendo muchos derechos, se están reclamando garantías laborales que son mínimas en la prestación del servicio. Ellos están suministrando un trabajo con calidad. La cultura Metro está reflejada es precisamente en los trabajadores y, por tanto, para que esta cultura permanezca, pues la retribución por parte de la empresa debe ser que tenga en unas condiciones dignas a los trabajadores”.


Las principales problemáticas recogidas en el pliego laboral de peticiones de Sintrametro tienen que ver con: trato digno, contratos de trabajo, descansos, dotaciones de trabajo, equidad salarial, carga laboral, transparencia en procesos de selección, procesos disciplinarios justos y temas de salud ocupacional.