Economía

Economic sectors lament popularity of strikes
Gremios lamentan auge de paros
5 de Julio de 2013


Representantes de la institucionalidad agropecuaria lamentan que sean las vías de hecho las más efectivas para lograr la atención del Estado, a propósito de la convocatoria a paro, que desde ayer hace Dignidad Cafetera.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Los dos problemas mayores del agro colombiano son la tasa de cambio y el contrabando, según Rafael Mejía López, presidente de la SAC. La devaluación reciente del dólar afecta a sectores como el caficultor,  el bananero y el floricultor (foto).

Ángela Agudelo


“Al haber irrespetado la institucionalidad de la gremialidad formal, el mismo Gobierno abrió una puerta cuyas consecuencias como país estamos sufriendo”, dijo Rafael Mejía López, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC), al referirse al anuncio hecho el miércoles por Dignidad Cafetera de que irá a paro.


Ya la semana pasada, Óscar Gutiérrez, coordinador nacional de ese movimiento, había anunciado el interés de llegar, en el marco de su octava asamblea nacional, “a un acuerdo para la realización de un paro no solo del sector cafetero sino de todos los productores agrarios del país”, como respuesta al incumplimiento gubernamental a los acuerdos que se lograron luego del paro cafetero nacional, en febrero y marzo pasados.


“Infortunadamente este Gobierno está acostumbrando al país de esta manera. Les ha prestado más atención a los paros, a las vías de hecho, que a las mesas y a toda la base elegida democráticamente”, afirmó José Eliécer Sierra Tejada, presidente del Comité Departamental de Cafeteros de Antioquia.


Agregó que la institucionalidad cafetera se sentó muchas veces con los representantes del Estado para hablar de los problemas del sector. “Siempre se nos decía que no había los recursos suficientes. Ahora, los productores se van a las vías de hecho y ahí sí sacó de frente $800.000 millones”, expresó.


Pescando en río revuelto


Según Mejía López, “cada persona que en forma individual atraviesa un perro, quema un camión, quema unas llantas, o mete una combinada en contravía, el Gobierno salía corriendo a dar recursos. Eso se radicalizó, se generalizó”.


El presidente de la SAC fue enfático en señalar que “los políticos tanto en el ámbito municipal, departamental, nacional, se metieron y están buscando son crédito para las próximas elecciones y eso es lo que nos han informado los medios de comunicación”.


Al respecto, la Federación Nacional de Cacaoteros (Fedecacao) hizo un “llamado a los cacaocultores para que no se dejen manipular de personas con intereses políticos y aprovechen las vías del diálogo y la concertación con el Gobierno para tener un sector competitivo, sin tener que llegar a nuevos paros que solo afectan a los agricultores y sus familias”.


El presidente Ejecutivo (e) de esta agremiación, que representa a 6.000 familias cacaoteras, Jacob Rojas Arcila, rechazó los anuncios de un nuevo paro agrario para el próximo 19 de agosto y consideró que “no es por las vías de hecho como se deben conseguir las cosas”.


Según Mejía López, “eso se está dando aparentemente más por razones políticas y manipulación de los campesinos. Pero esto no quiere decir que no puedan tener eventualmente razón en lo que solicitan”.


Coincidió con el clamor de la institucionalidad cafetera al Gobierno para que se haga una política agrícola de Estado. “La SAC ha pedido que se rediseñe una política en que quepa el pequeño, el mediano, el grande y con énfasis en el sector agroempresarial, para poder sacar de la postración y, en algunos casos, de la pobreza al sector agropecuario y rural”.



Los reclamos cafeteros

Respecto a los compromisos asumidos por el Gobierno, en marzo pasado, el Comité de Cafeteros de Antioquia y Dignidad Cafetera coincidieron en que urgen medidas para que el programa de Protección al Ingreso Cafetero (PIC) llegue de forma más expedita a los caficultores, además de que se debe ampliar el cupo. “La producción del grano viene aumentando y nos estamos quedando sin cupo para vender el café”, dijo José Eliécer Sierra Tejada, presidente del Comité.


Señalaron también que aun no se aborda el tema de los fertilizantes e insumos cafeteros, como se había convenido, y que hay descontento con el alivio a la deuda cafetera. Según Sierra Tejada, entraron a alivio las deudas que se adquirieron para mejorar cultivos pero no aquellas obtenidas para arreglar el beneficio.