Política

Conservatism has been timid
El conservatismo ha sido tímido
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
29 de Junio de 2013


En concepto de Ómar Yepes la política es de contingencias, se pierde y se gana, pero siempre hay que hacer presencia en las elecciones.



Ómar Yepes Alzate, presidente del Partido Conservador.

Para el nuevo presidente del Partido Conservador, Ómar Yepes Alzate, los partidos no tienen razón de ser si no aspiran a dirigir al país.


En ese sentido, dijo, que el conservatismo colombiano ha sido tímido y debería tener más confianza en sí mismo.


Yepes estuvo esta semana en Medellín de mediador en la crisis del conservatismo antioqueño y habló de la actual coyuntura política nacional.


-¿Su Partido qué está pensando en torno a la legendaria pero inevitable frase o concepto que un partido político tiene que tener candidatos y mostrar que es alternativa de poder?


“Sigo en la misma línea que no es de hoy sino que viene de tiempo atrás. Un partido no tiene razón de ser si no aspira a regir los destinos del país.


El Partido Conservador ha sido un poco tímido en esa materia y debería ser mucho más arrojado y tener más confianza en sí mismo.


La política se hizo para eso, para enfrentar contingencias, se gana o se pierde, pero se hace presencia, se dicen cosas, se presentan fórmulas de solución a los problemas del país y es de esa manera como se consiguen los simpatizantes y los adherentes”.


-¿Y cuál ha sido el error del Partido Conservador frente a los gobiernos?


“Yo diría que el conformismo que ha sido una herencia del Frente Nacional, porque los partidos no quieren estar por fuera de los gobiernos, todos quieren estar en el poder.


Una democracia opera sobre la base de un partido en el Gobierno y unos partidos, no digamos en la oposición que es un término que asusta un poco,  sino en el lado opuesto observando, haciendo críticas y proponiendo fórmulas”.


-¿Entonces, tiene candidatos de su partido a la Presidencia que tengan opción de poder?


“Hay unos precandidatos que han mostrado su interés en representar al partido en la elección presidencial, la doctora Marta Lucía Ramírez, José Félix Lafaurie y estamos esperando a ver si surgen otros”. 


-¿Lo que hoy llaman el Centro Democrático o uribismo se podría tragar al Partido Conservador y a sus candidatos?


“Podría pasar si el partido no toma claramente sus responsabilidades, si el partido no se apresta a luchar, si el partido como decía Laureano Gómez no está a la altura de su deber.


Pero si se resuelve a luchar, se dedica a estudiar los temas nacionales, formula propuestas para solucionar problemas, podemos vislumbrar un futuro promisorio”.


-¿Y usted que es buen amigo de Luis Alfredo Ramos lo ve de aspirante a la Presidencia dentro del conservatismo o dentro del uribismo?


“Yo he estado dialogando con él...”.


-¿Y qué le ha dicho?


 “El está observando el panorama, mirando a ver qué perspectivas ve hacia el futuro, no le sabría decir cuál es hoy exactamente la posición de él, pero aspiramos a que esté dentro del partido, lo acompañe y busque sus posibilidades dentro de él”.


-A todas estas doctor Yepes, ¿cómo analiza la actual campaña política en Colombia, qué podría  suceder?


 “Veo muy marcadas dos, tres o cuatro tendencias políticas. Una línea es la del Gobierno, otra la línea del doctor Uribe, otra la del Polo, está la del Partido Conservador que se disputarán el poder”.


-¿Qué opinión se ha formado como conservador sobre la gestión de Santos?


“Como todos los gobiernos tiene sus partes positivas y sus partes débiles.


En los partidos que están en la mesa de la Unidad Nacional han forjado una legislación que le permite al Gobierno transitar sobre ella para tratar de solucionar los problemas nacionales.


El presidente en términos generales lo ha hecho bien, pero finalmente será la opinión pública en las elecciones la que dará la calificación”.


-¿Y usted cómo interpreta o califica lo que está haciendo Álvaro Uribe en el actual proceso y coyuntura política?


“Álvaro Uribe es un luchador, es muy aguerrido, es una persona que tiene muy estudiados los temas y los problemas colombianos y sus ocho años en el poder le dan un panorama muy concreto  sobre la situación nacional.


Y será un rival muy duro del Gobierno si Santos finalmente decide lanzarse a la reelección presidencial”.


-¿Y cómo le parece la puja entre los dos? 


“La controversia es la constante en todos los países, no hay que tenerle miedo a los debates nacionales, a las críticas porque eso es la esencia de la democracia. 


Es una manera de expresar inconformidades y simpatías y es una manera de captar a la opinión pública, que normalmente no es unanimista”.


-Ahora, ¿qué está esperando de La Habana?


“No sabemos todavía los resultados de esos diálogos, esperamos que sean positivos y las Farc se adentren en la sociedad colombiana y luchen democráticamente para hacer valer sus puntos de vista.


Eso eventualmente le puede servir al Gobierno en las elecciones que se avecinan, pero también dará pie para hacer críticas y manifestaciones adversas”.


-Usted que es un dirigente muy curtido, ¿cree que se le debe ceder alguna cosa a las Farc en participación política?


“En ningún caso debe haber una recomposición del Estado colombiano, ni una reestructuración y menos una refundación.


Desde el punto de vista de la estructura económica del país, Colombia tiene ya muy marcada su ruta.


Deben ser cosas puntuales, yo no veo nada de lo que las Farc reclaman en materia social y económica que hayan sido ajenas al pensamiento de los partidos políticos en Colombia. Todos propugnamos porque la economía marche bien, que la justicia social se imponga y se puedan utilizar los mecanismos democráticos para darle satisfacción a los ciudadanos de los diferentes niveles económicos y sociales.


Desde el punto de vista político ellos han presentado unas fórmulas que el propio Gobierno se ha encargado de comentarlas negativamente, como la convocatoria a una constituyente, como la recomposición del aparato administrativo y jurídico del Estado. El presidente ha sido muy claro qué temas no son materia de negociación, cuáles son los puntos que se acordaron inicialmente y sobre ellos se está trabajando”.


-¿Usted le cree a este proceso de paz, cree que esta vez si se logrará alguna cosa con las Farc?


“Es la esperanza que tenemos todos los colombianos y la esperanza no se debe perder.


Ya ellos sabrán cómo se sienten, si se sienten suficientemente fuertes para seguir en sus luchas o si consideran que les llegó el momento de adentrarse en la sociedad colombiana para trabajar en términos democráticos y con sus propias posibilidades”. 


-¿Qué están planeando o diseñando para enfrentar las elecciones de Senado y de Cámara?


“Los estatutos disponen que quienes ocupan posiciones en el Congreso Nacional, Cámara o Senado, por derecho propio recibirán sus avales, eso significa que hay en el caso del Senado 22 legisladores y aspiramos a llenar el cupo de la lista con los cien aspirantes a esta corporación, buscando personalidades que hagan parte del empresariado colombiano, de las diferentes profesiones liberales, de la academia y los destacados en las regiones.


Y para recoger la voluntad de los colombianos nos debemos organizar y presentar temas de interés nacional que nos haga ver ante la sociedad como un partido útil al país”.



Con Pastrana

El expresidente Andrés Pastrana prometió recibir a una delegación del Directorio Nacional Conservador y después de ello volver a visitar la sede nacional de ese partido en el barrio La Soledad, en Bogotá, para seguir conversando con sus directivas.


Esta distensión en las relaciones entre el exmandatario y el conservatismo, la logró el pasado jueves el presidente de esa colectividad Ómar Yepes Alzate tras un almuerzo entre ambos.


Pastrana agradeció el detalle de Yepes Alzate de presentarle su nuevo cargo y se mostró de acuerdo con algunas posiciones que últimamente ha asumido esta formación.


Yepes Alzate le pidió a Pastrana que asumiera la vocería nacional de este partido para las elecciones del próximo año.