Economía

Process of Highways, moving at a good pace
Proceso de Autopistas, a buen paso
Autor: Mónica Marcela Escobar Mesa
30 de Mayo de 2013


Este miércoles se realizaron las audiencias para conocer las manifestaciones de interés para los tramos Conexión Norte y Magdalena 2 y durante el día de hoy se sabrán los de los tres tramos restantes.


Foto: Giuseppe Restrepo 

Durante la construcción de la doble calzada Bello-Hatillo, que también hace parte de las Autopistas para la Prosperidad.

Como lo había anticipado el gerente de las Autopistas para la Prosperidad, Federico Restrepo el pasado mes de abril en Medellín, al término del año se conocerían las empresas constructoras que se encargarán de desarrollar los primeros cinco de los nueve tramos del proyecto.


Precisamente, ayer se llevaron a cabo en Bogotá las primeras audiencias para conocer las manifestaciones de interés de dos de los cinco tramos que se van a desarrollar en la primera etapa del proyecto.


Dichos trayectos fueron los de la Concesión al Río Magdalena 2 y la Autopista Conexión Norte, los cuales recibieron cada uno de a 19 manifestaciones de interés, las cuales, según la vicepresidente de Estructuración de la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, Beatriz Eugenia Morales, pueden estar compuestas por 1, 2, 3 o más firmas,“o sea que podemos llegar a tener  entre 40 y 50 firmas” para cada uno de estos tramos.


En ese sentido, la funcionaria manifestó que “estamos muy contentos con la acogida de este proyecto, lo que demuestra que existe un importante interés tanto de firmas nacionales como internacionales en participar en la licitación”.


En el caso de la Autopista Conexión Norte, que equivale al tramo entre Remedios, Zaragoza y Caucasia, la inversión aproximada es de 960.000 millones de pesos, tiene una longitud total de 146 kilómetros y contempla la construcción de 93 puentes y cinco túneles.


Con estas audiencias, se concluye el proceso de precalificación que se abrió recientemente, lo que quiere decir que se sabrá cuales  son las empresas que están interesadas en participar de la construcción del proyecto. Por eso, lo que sigue en los próximos dos meses, es la evaluación de toda la documentación que presentaron estos manifestantes de interés, con el fin de determinar qué empresas cumplen realmente con todos los requisitos establecidos por la ANI, como capacidad financiera y experiencia en inversión.


 “Después de eso, cuando tengamos aprobadas las vigencias futuras en el  Minhacienda, empezaremos el proceso licitatorio para estar adjudicando esta licitación a finales de este año”, aseveró la funcionaria.


Lo que falta


En el caso de los cuatro tramos restantes, Beatriz Morales explicó que en octubre comenzaría el proceso de precalificación, ya que actualmente se desarrollan algunos estudios adicionales de geología e hidrogeología necesarios para determinar el tema de riesgos en lo que tiene que ver con túneles y viaductos.


En dos meses se conocerán, después de una selección al azar, las diez firmas que la ley establece para que participen de la licitación. De adjudicarse en diciembre, durante el primer año de vida del contrato o etapa preoperativa, se tendrán que hacer los diseños fase III del  proyecto, empezar la adquisición de predios y el licenciamiento ambiental, después de ese año, en 2015, se empezaría entonces la construcción de las vías nuevas.


En cuanto a problemáticas con licenciamiento ambiental, “esperamos que no tengamos inconvenientes o por lo menos los que tengamos sean menores  a los del pasado con la construcción de las vías, estamos anticipándonos desde la estructuración a problemas que puedan salir durante la etapa de construcción, esperamos no tener muchos problemas durante esa etapa”, precisó la vicepresidente de Estructuración.


Según había explicado Federico Restrepo, en estos primeros cinco tramos que serán adjudicados al final del año, se invertirán 6,4 billones de pesos y se espera generar alrededor de 15.250 empleos directos y 45.750 empleos indirectos al año. 


Finalmente, el presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura, Luis Fernando Andrade, mostró su complacencia por la amplia participación en este proyecto de concesión vial, “pues muestra la confianza local e internacional en el proyecto de Autopistas para la Prosperidad, el cual no solo impacta positivamente al departamento de Antioquia sino a todo el país”.



Siguientes pasos

Luego de la recepción de las manifestaciones de interés, la ANI seguirá los siguientes pasos:


1. Designará un comité evaluador para verificar el cumplimiento de las exigencias de la ley.


2. Una vez se cumpla ese proceso se definirán diez participantes para conformar la lista de precalificados, los cuales se escogerán de acuerdo con la valoración que realice el comité evaluador sobre los requisitos habilitantes solicitados por la ANI.


3. La ANI dará a conocer públicamente la lista de precalificados definidos y posteriormente será publicada en el Secop (Sistema Electrónico de Contratación Pública).


4. La información para la posterior etapa de selección se entregará una vez se abra la licitación y se hayan obtenido las aprobaciones del Gobierno con relación a las condiciones de cada proyecto.


La precalificación que se acaba de cerrar se constituye en el primer paso hacia el desarrollo de unas licitaciones en las que se han implementado diferentes medidas que aseguran la transparencia y eficiencia. 


Además, “en la Cuarta Generación de Concesiones viales se usará por primera vez en un proceso licitatorio el Mecanismo de Transparencia de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (Ocde), el cual podrá identificar qué fases del procedimiento han sido vulnerables a posibles actos de corrupción y tomar los correctivos del caso”.




Características del proyecto

De acuerdo con los diseños realizados por ISA, las vías tendrán una velocidad de 80  kilómetros por hora, con una pendiente máxima de 6 %. 


Con la construcción de este proyecto se estima que el principal beneficio será el de la reducción en el tiempo de  desplazamiento entre diferentes puntos de la geografía colombiana que requieran hacerse a través de Antioquia. Por ejemplo, se calcula que entre Medellín y Urabá, el trayecto se haría en cuatro horas a comparación de las 10 en que se hace actualmente, mientras que de Medellín a Cartagena, un camión de carga pasaría de 24 a 18 horas y hasta Cali el tiempo de viaje disminuiría en 7 horas al pasar de 15 a 8.