Economía

Warrant credits are adjusted
Se ajustan los créditos de libranza
Autor: Mauricio Berrío Vélez
21 de Mayo de 2013


El Ministerio de Hacienda ajusta la ley de libranza aprobada por el Congreso el año anterior, con el fin de reglamentar la inscripción de las entidades que prestan este servicio.


Foto: Cortesía 

Los créditos de libranza representan cerca del 30 % de la cartera de consumo del sistema financiero.


Con el ánimo de poner en cintura las entidades que prestan el servicio de crédito de libranza y así evitar posibles fraudes, el Ministerio de Hacienda publicó “para comentarios” en su página web, un proyecto de decreto para reglamentar uno de los artículos de la Ley 1527 de 2012, ley de libranza, con el propósito de establecer el procedimiento de inscripción ante dicha cartera. 


José Manuel Gómez, vicepresidente jurídico de Asobancaria, explicó que “este decreto surge a raíz de esta ley, puesto que todavía no se había expedido un decreto que reglamentara el tema de la libranza”, y agregó que la Ley 1527 de 2012, “en su Artículo 14 creó el Registro Único de Entidades Operadoras de Libranza, Runeol, lo que antes no existía”. 


Asimismo, Gómez dijo que “lo que está haciendo el Gobierno con la expedición del decreto, es reglamentar cómo va a ser la operatividad de ese registro por parte de las entidades, pero no es que esté cambiando algo que ya existía, sino que pone en operación lo que es libranza hoy”. 


En ese sentido, entre los principales aspectos regulados por el proyecto de decreto, como lo indica el Ministerio, está “fijar el procedimiento de la inscripción de los operadores de libranza en el Runeol y la asignación del número único para descuentos, estipular las causales para la cancelación del código para descuentos, además de establecer que corresponde al empleador consultar el Runeol para realizar los descuentos autorizados por sus empleados y esta consulta podrá efectuarse por Internet”. 


Por su parte, Gabriel Zapata Correa, congresista por el Partido Conservador y ponente de la Ley de Libranza, dijo que “lo fundamental de la ley es que hace una apertura al acceso del crédito a través de la libranza, es decir, el usuario puede utilizar la entidad financiera que desee para que puedan trabajar sin ningún limitante”.


Asimismo, Zapata Correa afirmó que “lo que se pretende es enmarcar unos controles de modo que quienes estén utilizando el mecanismo de libranza, si no son del sector financiero, no sean captadores de dineros públicos”.


Por último, el congresista dijo que el porcentaje del uso del crédito de libranza es “bastante alto, porque a través de ese mecanismo se facilita el acceso al crédito y este va garantizado, porque se descuenta por la parte salarial. Antes le decían a las personas con qué entidad hacían la libranza, ahora es optativo”.




¿Qué es la libranza y quién puede acceder?


La Ley define la libranza como la autorización dada por el asalariado o pensionado al empleador o entidad pagadora, según sea el caso, para que realice el descuento del salario o mesada, con el objeto de que sea girado a favor de las entidades operadoras para atender los productos, bienes y servicios objeto de libranza.


De acuerdo con analistas de Asobancaria, a la Ley 1527 de 2012, una de las principales modificaciones que se introducen con esta nueva regulación, es que permite ampliar el acceso al crédito para los trabajadores de menores ingresos y permitirlo a quienes tienen contrato de prestación de servicios.


La principal ventaja de libranza para los trabajadores, es que no requiere codeudor, ni fiador, ni avalista, ni garantías adicionales al compromiso de descuento, mientras que los acreedores aseguran el recaudo, lo que la convierte en un instrumento seguro para profundizar el crédito.