Nacional

Autoridades confirman que las Farc robaron y armaron misiles tierra-aire
3 de Abril de 2013


Misiles robados y de fabricación artesanal estarían en poder de las Farc, así lo aseguró el general José Roberto León Riaño. La incautación de un misil en Cauca, que presuntamente fue hurtado en Perú, probaría la afirmación.


 


EFE


El director de la Policía Nacional, el general José Roberto León Riaño, afirmó hoy que, según informaciones de inteligencia, las Farc tienen misiles tierra-aire, algunos robados y otros fabricados por ellos o comprados.


"El trabajo investigativo de inteligencia de la Policía Nacional y de las Fuerzas Militares ha logrado tener información sobre las intenciones de las Farc de adquisición de estos misiles y de igual manera el trabajo que han venido realizando con el fin de tener unos misiles de fabricación artesanal", dijo en una rueda de prensa.


El general León Riaño dijo que prueba de ello es que "se ha incautado uno de ellos en el Cauca que había sido al parecer hurtado en Perú".


Por este motivo, las autoridades colombianas han contactado a sus pares en países vecinos para desarrollar medidas que eviten la entrada de este tipo de armamento en su territorio, según anotó el alto oficial.


Por su parte, el comandante de las Fuerzas Militares, el general Alejandro Navas, confirmó el hallazgo de material bélico de estas características, en el departamento del Cauca. "El año pasado encontramos en una caleta (escondite) en Cauca dos cascarones de esos misiles y un vídeo. Los analizamos y podemos decir que no podemos subestimar este armamento de la contraparte y vamos a estar alerta", dijo Navas.


Asimismo, dijo que las autoridades colombianas no saben "dónde ni con quién los adquirieron", pero sí "que han pasado por muchas manos y que son de la Segunda Guerra Mundial. También fueron usados en Afganistán".


El jefe del Comando Sur de Estados Unidos, general John Kelly, expresó ayer durante una audiencia en la Cámara de Representantes de su país su preocupación porque las Farc tienen en su poder misiles tierra-aire que han comprado gracias a los millonarios ingresos de negocios ilícitos.


Ni las autoridades colombianas ni las estadounidenses se han referido al número de misiles que supuestamente tiene la guerrilla ni tampoco han precisado desde cuándo estos hacen parte de su arsenal.