Editorial

¡Medellín, la más innovadora!
2 de Marzo de 2013


No nos cabe la menor duda de que este último logro de “ciudad más innovadora del mundo”sumará valiosos puntos a favor de que el Comité Olímpico Internacional se decida por darnos la sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018.¡Pónganle la firma!

 


Motivo de inmenso orgullo, para Medellín, para Antioquia y por supuesto para todo el país -porque este es un triunfo de todos los colombianos- es la distinción que acaba de obtener la ciudad como la “más innovadora del mundo”, en el concurso “City of the year”, organizado por el Urban Land Institute, ULI y patrocinado por el Citi Group y el influyente periódico estadounidense, Wall Street Journal. 


Este último, al comunicar ayer los resultados, dice que “Medellín está tan orgullosa de cumplir con estas características que su respuesta en votos fue aplastante”. Y resume así los motivos por los que esta ciudad mereció ganar, superando a la “capital del mundo” y a una urbe con tantos pergaminos como Tel Aviv: “Medellín encontró nuevas soluciones a problemas clásicos en movilidad y sustentabilidad del medio ambiente. Hoy, las góndolas (del Metro Cable) y las gigantes escaleras eléctricas, transportan a los ciudadanos desde sus casas, en las laderas más escarpadas, a sus trabajos y escuelas en el Centro de la ciudad. Y como resultado, el tiempo de viaje para la mayoría de los ciudadanos ha disminuido de dos horas a unos pocos minutos”. El WSJ elogia el “moderno sistema metro, que rebaja la polución y las aglomeraciones en la mayoría de arterias de la ciudad” y destaca “el brillo de los museos, los centros culturales, las bibliotecas y los colegios que enriquecen la comunidad”. 


Pecaríamos de ridículo chovinismo si la complacencia nos llevara a creer que estamos mejor que nuestras dos dignas competidoras. Tel Aviv, distinguida por la Unesco por su moderna arquitectura y su urbanismo, fue nominada por el ULI por su sistema de tren ligero y sus planes de innovación tecnológica; en tanto que Nueva York estaba nominada por sus escuelas amigables con el medio ambiente, en las que se ahorra energía y agua y porque lograron que la cuarta parte de los taxis que la recorren sean vehículos híbridos o de diésel limpio. Se trata de dos ciudades muy consolidadas y sin los problemas que ha debido enfrentar y solucionar Medellín en las últimas décadas. Eso lo resalta el ULI en su comunicado: “Pocas ciudades se han transformado como lo ha hecho Medellín. Las tasas de homicidio han caído en un 80 % entre 1991 y 2010. La ciudad construyó bibliotecas públicas, parques y colegios en zonas pobres”. Para Marcel Patiño, director de la Banca Corporativa e Inversiones Citi, lo que más sorprendió a los jurados fue la disminución de la tasa de criminalidad. Además, expresa que “la combinación de innovación, capital y una población pujante es la clave del éxito para generar desarrollo. Medellín cuenta con esas tres prácticas, y por eso nos entusiasma que sea la ganadora”. 


No se nos olvide que eso ya lo había dicho, en términos incluso más elocuentes, el consejo directivo de ONU-Hábitat, cuando en septiembre del año pasado eligió a la ciudad como sede del VII Foro Urbano Mundial-2014, prefiriéndola a postuladas tan importantes como Johannesburgo, Montreal, Melbourne, Seúl y Doha. Para esa agencia de Naciones Unidas, Medellín “es paradigma de profunda transformación urbana, con un profundo impacto en las dinámicas sociales, económicas y en materia de desarrollo, que la han convertido en ejemplo para muchas ciudades de América Latina y el resto del mundo”.


Todos estos reconocimientos internacionales son la prueba de que vamos por el camino correcto. Después de la nefasta época del narcoterrorismo, la unión de voluntades públicas y privadas y el surgimiento de nuevos liderazgos permitieron emprender una marcha ininterrumpida de progreso. Crédito especial en esta cosecha lo tienen sin duda las administraciones Fajardo, Salazar y Gaviria, cuyo concepto de innovación no es cambiar por cambiar, sino construir sobre lo bueno para mejorarlo constantemente, sin cálculos politiqueros o personalistas. Felicitaciones muy especiales al Dr. Aníbal Gaviria, por su perseverancia en hacer de Medellín un referente internacional, pese a las críticas y al pesimismo de algunos. No nos cabe duda de que este último logro de “ciudad más innovadora del mundo” sumará valiosos puntos a favor de que el Comité Olímpico Internacional se decida por darnos la sede de los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018. ¡Pónganle la firma!