Economía

Protection for the “vueltiao” hat
Protección para el sombrero vueltiao
14 de Enero de 2013


En el transcurso de esta semana el ministro de Comercio, Sergio Díaz-Granados se reunirá con artesanos de Córdoba, donde se produce el sombrero vueltiao, para analizar la situación y ver cómo promover y fortalecer esta producción artesanal.


Foto: Cortesía 

Uno de estos sombreros típicos puede costar, según el número de trenzas, hasta $400.000. De acuerdo con el número, hay sombreros trenza de siete pares o "lica", de nueve o "ribete", de once o "pacotilla", de quince o "quinciana", de 19, 21, 23 y 27, llamados sombreros finos.

Redacción Economía


La polémica desatada por la venta en Colombia de réplicas chinas del típico sombrero vueltiao hizo que el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo anunciara medidas de protección, que se podrían implementar a otros productos.


La primera de ellas será la prohibición de la comercialización dentro del país, de imitaciones de estos sombreros con cualquier procedencia. Para eso, el ministro de Comercio, Industria y Turismo, Sergio Díaz-Granados, explicó luego de una reunión con el superintendente de Industria y Comercio (SIC), Pablo Felipe Robledo, que se emitirá un acto administrativo para proteger la denominación de origen y los derechos de los consumidores, con lo que resaltó que “es posible que en el futuro se haga lo mismo con otros productos colombianos, amparados con denominación de origen, en circunstancias similares”.


Mincomercio le pidió a la SIC determinar si en el caso de los sombreros vueltiaos que están entrando al país, hay competencia desleal, publicidad engañosa, violaciones de propiedad intelectual o violación al régimen de protección de los derechos de los consumidores, para así tomar las medidas pertinentes.


Al respecto, el superintendente de Industria y Comercio, Pablo Felipe Robledo, manifestó que todos sus superintendentes delegados en compañía del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo y Artesanías de Colombia, analizarán en detalle los pormenores del caso para iniciar de manera inmediata las acciones de vigilancia y control que tiene la SIC “en la defensa de las sanas prácticas comerciales, los consumidores y la propiedad intelectual y adicionalmente poder decretar medidas cautelares para proteger a la comunidad de posibles infracciones a sus derechos”.


El mercado


El ministro detalló que dentro del marco legal de las importaciones, los sombreros en general están incluidos en la categoría de libre importación, lo cual significa que no están sujetos a vistos buenos de ninguna entidad estatal, ni tampoco se exige registro de importación ante el Ministerio para su ingreso al territorio aduanero colombiano.


No obstante, Díaz-Granados enfatizó en que las pruebas recolectadas recientemente muestra un “detrimento del trabajo de los artesanos y los resguardos indígenas y que por lo tanto el Gobierno tiene un margen para actuar y tomar las medidas cautelares, tanto en el ingreso de estos productos al país, como en la identificación de los precios al mercado y en las atribuciones de origen que incluyen en sus etiquetas”.



Denominación de origen


Según la Superintendencia de Industria y Comercio es el nombre o indicación de un lugar geográfico, que puede ser un país o región determinada, que designa un producto que por ser originario de dicha región y por las costumbres de producción o trasformación de sus habitantes, tiene unas características y/o reputación que lo hacen diferente de los productos semejantes provenientes de otros lugares geográficos. Esta declaratoria de protección la pueden solicitar quienes demuestren legítimo interés, es decir, las personas naturales o jurídicas que directamente se dediquen a la extracción, producción, elaboración del producto o productos que se pretenden amparar con la denominación de origen.