Columnistas

¿Direcciones y escudos?
Autor: Hernán Cárdenas Lince
14 de Enero de 2013


En tiempos de la Colonia española, en nuestra América, en cada una de las residencias en donde vivían nuestras familias, nunca se ponía una placa numérica pero sí en todas las viviendas, encima de la puerta principal

En tiempos de la Colonia española, en nuestra América, en cada una de las residencias en donde vivían nuestras familias, nunca se ponía una placa numérica pero sí en todas las viviendas, encima de la puerta principal, se hacía un escudo que se tallaba en piedra o en madera. Tal escudo no era muestra de una cuestión nobiliaria pero sí una descripción de la historia y características familiares de quien allí vivía.


Cada persona que pasaba por la calle entendía perfectamente los mensajes que se narraban en el escudo, lo que describiremos en la terminología que la población comprendía plenamente en esas épocas. Veamos un ejemplo de la familia ‘Álvarez’. Este apellido significa que es patronímico y que es descendiente de Alvar, y tenía como el solar más antiguo en Asturias. Concretamente, el escudo se describía como: jaquelado de quince piezas de gules y de veros. Recordamos nuevamente que nunca se usaban números y que todo el mundo respetaba el escudo que cada familia colocaba al lado de la puerta de su casa. Sobre el apellido Álvarez hay que recordar también que el primero en llegar fue Diego Álvarez del Pino, quien por allá en el año de 1600 se casó con Justina de los Arcos Cortez. Por esa misma época llegó Pedro Álvarez del Pino junto con el capitán Gregorio Álvarez.


Otro apellido muy frecuente en la región antioqueña es Rodríguez. Los Rodríguez descienden de la región de Burgos y su escudo es con gules con un sotur de oro, más cuatro flores de lis de plata.


Los antioqueños con el apellido Arango descienden de Antonio Arango y Valdés, nacido en la Villa de Garzón. Los que llegaron con este apellido venían concretamente del Consejo de Pravía. En América se establecieron en la isla de Cuba y en Antioquia en muchas de sus poblaciones. Su escudo se señala como un campo de plata con seis curvas de sable en dos palos.


Los del apellido Gómez llegaron de la región de Ureña y su antecesor era Gome, y con un escudo en campo de oro tres fajas de gules, bordura de plata cargada de ocho cruces flordelisadas de sinople.


En próxima oportunidad podré tratar la historia y los escudos de otros apellidos típicos de la región antioqueña.