Columnistas

La democracia en el 2063
Autor: David Roll
4 de Enero de 2013


Varios lectores me han pedido que intente imaginar cómo será el mundo en 50 años en términos de democracia.

Varios lectores me han pedido que intente imaginar cómo será el mundo en 50 años en términos de democracia. No creo que un politólogo deba hacer futurología, pero aprovecho esta invitación-provocación para expresar mis predicciones al respecto, que nunca antes había publicado por pudor académico, advirtiendo que son extrapolaciones de la realidad actual con fundamento en mis viajes por 140 países y en la lectura permanente, y no en investigaciones rigurosas como las de mis demás libros y artículos.


En el 2063 creo que un ciudadano abrirá el Almanaque Mundial o la Wikipedia y leerá lo siguiente: “Este año concluyó con éxito la reunión anual de los 14 grandes: China, India, Estados Unidos, Canadá, Japón-Korea, Europa, Rusia, Brasil, México, Suráfrica, Indonesia-Malasia, Repúblicas Árabes Unidas, Sudeste Asiático y Australia-Oceanía. En ese encuentro se ratificaron los principios generales pactados hace ya 20 años para el gobierno de los estados y la paz internacional. Estas naciones continúan gobernándose autónoma y democráticamente, pero con la aceptación de un poder central que supervisa las decisiones de los parlamentos y los ejecutivos. Este poder de los 14 impone sanciones económicas a sus miembros cuando se aprueban leyes antidemocráticas o que violen la correcta administración de justicia o transgredan el pacto mundial de conservación ecológica. Si hay reincidencia la nación puede ser expulsada del Pacto, como sucedió hace 5 años con Asia Central, aun no recuperada del efecto económico negativo de ese aislamiento. Al Pacto de los 15, ahora 14, se han sumado en un segundo nivel, y aceptando esa vigilancia casi todos los países del mundo con democracias de más de 10 millones de habitantes: 35 en total. El Pacto incluye aceptación de intervención armada del Ejército Internacional de Paz en caso de cualquier conflicto con otros países o de inestabilidad interna creada por fuerzas antidemocráticas. Estas democracias participan con voz pero sin voto en la reunión anual estatutaria, pero con voto en la bianual de decisiones claves no estatutarias. Ningún país es obligado a pertenecer, pero una vez sumados al Pacto deben permanecer en él por cinco años y retirarse solo por referendos internos supervisados. El Tercer grupo de países del Pacto, corresponde al SED. El Servicio de Administración Democrática, creado por el Pacto en 2045 para administrar las naciones pequeñas que voluntariamente lo soliciten, sigue siendo un éxito económico y político con muy pocas excepciones. Este experimento empezó cuando los 43 países insulares en riesgo de desaparición por calentamiento global se trasladaron a islas plataformas y solicitaron su administración al Pacto. La licitación internacional para administrar estas pequeñas naciones la ganó Wallmart (que como sabemos es una empresa de más de 3 millones de empleados que se democratizó luego de su tercera gran huelga general en 2015). La experiencia fue tan exitosa para estas naciones pequeñas, a veces con menos de 100 mil habitantes, por el ahorro en cargos públicos y procesos electorales y el alto control de actos corruptos, que luego lo solicitaron San Marino, Andorra y San Tomé y hasta el Vaticano. Con la entrada de Samsung-Sony en el negocio de administración de pequeñas naciones, este servicio del Pacto es algo ya tan común que se puede decir que el 50% de los países del mundo se administran de esta manera desde la Sede Central, situada como es bien sabido en la enorme Plataforma Marina en aguas internacionales donde opera el Pacto. No hay presidente ni parlamento en las naciones de menos de un millón de habitantes, sí hay presidente en las de entre un millón y cinco millones, y un parlamento pequeño en las de cinco a diez millones. Hay 18 monarquías entre ellos. Como la pertenencia al SED garantiza a los ciudadanos de los países miembros mínimos nutricionales, educación gratuita, atención médica general y eficiente administración de justicia, solo ha habido dos retiros en los últimos años (Singapur y Emiratos). Así, el hambre ya lleva 12 años erradicada en el mundo, y las guerras entre naciones y conflictos internos han podido reducirse en un 75% en los últimos 30 años, aunque las disputas al interior de los 14 por temas religiosos y étnicos y por la poca rotación de los líderes han generado predicciones.


*Profesor Titular Universidad Nacional de Colombia