Economía

Latin America attracts the world’s capital
Latinoamérica atrae el capital del mundo
Autor: César Augusto Betancourt Restrepo
29 de Octubre de 2012


Mientras la Inversión Extranjera Directa (IED) en el mundo tuvo una caída, en América Latina y el Caribe se presentó un repunte reafirmando a la región como una de las más estables y atractivas para recibir inversionistas.

Foto: Cortesía 

James Zhan, director de la División de Inversión y Empresas de la Unctad.

Según un informe de la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (Unctad), las inversiones en el mundo habrían bajado un 8 por ciento, sumando así 668.000 millones de dólares en el primer semestre del año, mientras que América Latina y el Caribe habrían tenido un repunte de igualmente 8 por ciento de Inversiones Extranjeras Directas (IED).


El retroceso de 61.000 millones se debió principalmente a la caída de 37.000 millones de dólares en las entradas de IED en Estados Unidos y de 23.000 millones en los países que componen el Bric (Brasil, Rusia, India y China).


Según James Zhan, director de la División de Inversión y Empresas de la Unctad, la caída tiene relación con los fuertes retrocesos de las inversiones en proyectos nuevos, los cuales representarían un 60 por ciento menos que en el primer semestre de 2011, además de las fusiones y adquisiciones transfronterizas, las cuales se redujeron en un 40 por ciento menos.


Zhan destacó que los países emergentes absorbieron por primera vez la mitad de la IED global, debido al fuerte retroceso de las corrientes inversoras hacia Estados Unidos y, en menor medida, a Europa, convirtiendo a China en el mayor receptor en el primer semestre del año, con 59.100 millones de dólares.


En ese orden le siguen Estados Unidos con 57.400 millones de dólares, Hong Kong (40.800 millones), Francia (34.700 millones), Reino Unido (30.800 millones), Brasil (29.700 millones), Singapur (27.400 millones), Canadá (24.500 millones) y Australia (23.500 millones).


Con los datos del primer semestre, la proyección de la Unctad es que la cifra final de IED para 2012 sea de 1,6 billones de dólares, mientras que en el 2007 fue de 1,97 billones.


Zhan explicó que “la lentitud y la inestabilidad de la recuperación económica, la debilidad de la demanda global y los elevados riesgos derivados de los cambios en las políticas reguladoras siguen cimentando una actitud de ‘esperar y mirar’ en las multinacionales con respecto a invertir en el exterior”.


América Latina y el Caribe


Mientras la IED tuvo un retroceso en el mundo, el panorama es muy diferente en América Latina y el Caribe, pues esta aumentó un 8 por ciento en 17 países de la región en los primeros seis meses del año, totalizando así 94.331 millones de dólares, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, Cepal.


Al mismo tiempo, las inversiones de empresas latinoamericanas en el exterior, o translatinas, registraron un fuerte incremento de un 129 por ciento en los primeros seis meses del año, añadió el análisis del organismo.


Para Alejandro Reyes, jefe de investigaciones económicas de Ultrabursátiles S.A., el resultado tiene que ver sobre todo con la caída en la confianza en economías avanzadas y algunas del continente asiático.


“Latinoamérica ha tenido excedentes fundamentales. Ha tenido una economía que sigue creciendo a buen ritmo pese a la desaceleración mundial, que se basa en buena medida en la demanda interna en cada una de sus economías”, dijo Reyes.


El analista explicó que el ciclo actual de la economía está dependiendo “un poco del tema de demanda externa y más de factores internos de la demanda (interno de cada país). Eso hace que se vuelva un sector atractivo con potencial de ventas importantes”, y es entonces cuando grandes empresas empiezan a ver a América Latina.


Reyes señaló además que los países que más se han beneficiado de la IED han sido Colombia, Perú, Chile y Brasil, y de igual forma países como Venezuela y Ecuador no se han visto como captadores de la inversión ya que tienen “un modelo de negocios diferente”.


“Lo que uno sí observa es que hay un apetito importante por la región y eso no se ve solamente en el tema de IED sino también en el tema de los activos”, indicó Reyes y resaltó que cada vez hay más demanda por activos locales por parte de extranjeros.


El analista concluyó que otra razón por la que América Latina y el Caribe se han visto beneficiados respecto al renglón de la IED se debe en parte a la confianza que generan las economías de la región al haber sorteado bien la crisis del 2008 y la del 2010 en Europa.



Medianas empresas


Alejandro Reyes señala que para que las medianas empresas sean captadoras de la IED necesitan que el Gobierno y las agremiaciones sean la voz de los buenos proyectos de estas organizaciones.


Sin embargo, el analista admite que aún así es difícil que las medianas empresas reciban flujos de esta calidad, es por eso que se están desarrollando fondos de capital privado en el país que tienen por objetivo la financiación de estas fuerzas productoras, "y por esos canales es más fácil que obtengan inversión".


"Si el negocio es bueno, un fondo de capital de trabajo les puede prestar la plata y la asesoría a las medianas empresas para generar el crecimiento del negocio y el que pone los recursos en ese fondo de capital privado sí puede ser un extranjero", finaliza Reyes.





Más que petróleo y minas


El motor de la economía colombiana y de varios países de América Latina actualmente está en el sector de hidrocarburos, en el cual petróleo y minas han sido los que más han jalonado la IED del país. Sin embargo, Alejandro Reyes advierte que este año en particular se han recibido inversiones en otros renglones.


El analista señala el caso de los empresarios chilenos, los cuales han hecho inversiones en el sector financiero y de comercio. Sin embargo, advierte que "las economías de la región tienen que mostrar que hay más que el sector minero-energético y demostrar que tienen una demanda interna favorable que se viene observando con buen crecimiento y dinámica".


Reyes indica además que países como Colombia, el cual tiene ciudades ampliamente pobladas, cuentan con una ventaja, pues estos centros urbanos "generan una dinámica muy fuerte de demanda y de consumo".


"Esa es una importancia grande que Colombia tiene y debe capitalizar, y que cuando vendan a Colombia no solo vendan la capacidad de sacar petróleo sino por toda esa sociedad que tiene una estructura diseñada para el consumo, pues la clase media en Colombia es muy amplia y en ese orden de ideas, empresas de consumo, hoteles, financieras y demás que es lo que ha venido entrando a Colombia desde los chilenos, ven el atractivo en ese frente", manifestó el jefe de investigaciones económicas.


"Colombia es mucho más porque tiene 46 millones de habitantes, es una de las sociedades más pujantes de la región y tiene además de eso, una estructura que le permite una diversificación de negocios muy grande a las multinacionales", concluyó Reyes.