Columnistas

El Metro: una empresa modelo
Autor: Abelardo Ospina López
8 de Octubre de 2012


Honesto y estimulante que desde el 2005, hayan sustituido 629 elementos de importación: mecánicos, de caucho y electrónicos.

No dudamos que el 2011 fue año de grandes retos cumplidos. Hay suficientes empresas que así lo demuestran. No solo es enaltecedor saber que de los usuarios beneficiados, el 92 %, perteneció al estrato 1, el 45 % al 2, y el 32 %, al 3. Y que en dicho calendario, el ahorro económico de las líneas de Metrocable llegó a $14.371 millones.


Y merecedor de aplausos, que hayan puesto a sus ingenieros a “dar lo mejor de sí” y a trabajar de la mano con la industria local y nacional. Y encomiable que “haya sido reconocida como empresa transparente y eficiente en el manejo de los recursos públicos”, según se lee en Informe de Gestión.


Puesto en buena cabeza (opinamos) “se documentaron especificaciones técnicas, económicas, geográficas y requerimientos específicos para la compra de 20 buses, con motor dedicado a gas natural”. Honesto y estimulante que desde el 2005, hayan sustituido 629 elementos de importación: mecánicos, de caucho y electrónicos. Siendo legos, como somos, en materias disímiles y complejas como las que se dan cotidianamente en el Metro, anhelamos se agigante el servicio de nuestro medio, convencidos de la buena fe de quienes intervienen en la dirección y sostenimientos de carriles y demás... ¡Caramba! Alegra y estimula que “por estos lares” se hallen interesadas en la operación del Metro, gentes de Panamá, Puerto Rico, Tanzania, Ecuador, Rio de Janeiro, Perú, Brasil... Y que, por años sucesivos, el Metro sea mejor calificado en atención al usuario, favorabilidad y gestión social con personas en discapacidad.


Sí: “Este es un ejemplo para el resto del país. Se siente uno en una gran ciudad, comparable con cualquier ciudad buena del mundo”, cual lo dijo el presidente Santos el 6 de mayo/2011. Y Shi Li, vicepresidente de China, el 4 de noviembre/2011: “El Metro es una idea maravillosa. Le ha otorgado a la ciudad una solución perfecta, considerando el terreno y la topografía que le otorgan las montañas: es un sistema perfecto; una combinación de servicio de transporte masivo, protección del medio ambiente y aporte social.”


Le ha dicho el Dr. Ramiro Márquez, gerente General del Metro, al presidente Juan Manuel Santos, cuando inauguraron las estaciones Sabaneta y La Estrella, que “la entrega de estos kilómetros de vía férrea doble, confirma el fin de la empresa de transformar vidas e impulsar sueños”. Y resaltó: “Fue su ingeniería 100 % colombiana, ya que la experiencia en sistemas férreos evitó la importación de conocimientos internacionales. Es una empresa modelo porque cree en Colombia y, una prueba de ello es que la ingeniería e implementos son nacionales”. Y a El Tiempo del 18/IX/2012, (El Metro de Medellín se extendió): “Ojalá en mi ciudad, Bogotá, tuviéramos esa misma capacidad para arreglar los problemas de movilidad”.