Economía

What is yet to come with Cerro Matoso?
¿Qué viene con Cerro Matoso?
Autor: Mónica Marcela Escobar Mesa
28 de Septiembre de 2012


El Gobierno se tomará los próximos tres meses para estudiar las cláusulas que se agregarán al contrato de explotación de Cerro Matoso, que vence el próximo 30 de septiembre.


La empresa Cerro Matoso se encuentra ubicada al sur del departamento de Córdoba, a unos 22 kilómetros por carretera al sur-oeste del municipio de Montelíbano.

Cortesía Conconcreto

Tras conocerse el concepto emitido este miércoles por el Consejo de Estado sobre la legalidad del contrato de explotación de la mina de níquel, Cerro Matoso, ahora varios congresistas buscarán conocer a dónde fueron a parar las regalías pagadas por esta empresa.


Así lo manifestó el senador conservador Gabriel Zapata, al decir que una vez termine el periodo de negociaciones que se viene, la pregunta será ¿dónde están las regalías que ellos (Cerro Matoso) han pagado?, pues muchos de las quejas tienen que ver con que no se han invertido y según la Dian “en cuanto al pago de regalías esa empresa cumple totalmente”.


Zapata había manifestado su preocupación ante la no prórroga del contrato, debido a que “habría sido un pésimo mensaje para los inversionistas extranjeros, desconocer los contratos de la Nación en un negocio tan importante”, por lo cual dijo que apoya que el Gobierno haga la renegociación de una cláusula social que sea más vinculante en los temas de responsabilidad social empresarial y con un radio de influencia más amplio en cuanto a las poblaciones beneficiadas.


Los detractores


Esto, a propósito de la polémica comenzada hace un par de meses por el senador del Polo Democrático, Jorge Robledo, quien puso en la picota pública posibles irregularidades en el contrato que esta empresa de propiedad de la compañía australiana BHP Billinton, tiene con el Gobierno colombiano y que según lo estipulado, garantiza la explotación del mineral hasta el año 2029.


En ese sentido, Robledo argumenta que la empresa ha dejado de pagar varios millones de pesos en regalías, según un estudio de la Contraloría General de la República, y así mismo denuncia que ha causado graves daños ambientales en la zona, y dejado de satisfacer una serie de necesidades básicas en la población circundante, en la cual, aparentemente no se ven reflejadas las inversiones de la compañía.


Antecedentes


Como el plazo de los contratos 866 de 1963 y 1727 de 1971 se vence, el contrato 051 estipula la forma en que se iba a prorrogar la explotación, lo cual desencadenó una serie de discusiones y consultas para determinar la validez del mismo, siendo el último resultado, el concepto del Consejo de Estado que reza que “no puede ser prorrogado, sino que se deben renegociar los términos para conseguir que las condiciones sean favorables tanto para el Estado, como para la población”.


De esta forma, el Consejo de Estado además manifestó que dicho convenio indica que la explotación minera continuará una vez los dos primeros contratos terminen, lo cual sucede el próximo 30 de septiembre de 2012. Precisamente el magistrado Augusto Hernández Becerra, indicó que “el Gobierno deberá tener en cuenta los modernos estándares de la legislación minera y ambiental, puesto que es su deber constitucional velar por la integridad del patrimonio de la Nación y proteger los derechos sociales implicados en la actividad de la gran minería”.


Ante este concepto, el ministro de Minas y Energía, Federico Renjifo, expresó que el contrato 051-96M “goza de presunción de legalidad” y ratificó que continúa vigente y “seguirá rigiendo la relación contractual entre la Nación y la sociedad Cerro Matoso hasta 2029, para la explotación de níquel en Córdoba”.


Lo que sigue...


Según informó la Agencia Nacional Minera (ANM), entidad encargada de supervisar las negociaciones entre el Gobierno y Cerro Matoso, durante los próximos tres meses se analizarán las nuevas condiciones económicas del contrato, para lo cual se buscará actualizar el marco jurídico de este convenio, así como el canon de arrendamiento.
Al respecto, el presidente de la compañía, Ricardo Escobar, declaró que “el otrosí del contrato 051 firmado con el Gobierno Nacional es una muestra del compromiso del Gobierno del presidente Santos para poner a andar la locomotora minera a partir de estudios rigurosos y a profundidad”.



Nuevas condiciones económicas


Finalizados los contratos, a partir del primero de octubre revertirán al Estado los yacimientos y los bienes muebles e imuebles (equipos, vías e infraestructura) en contraprestación del pago de un arriendo por parte de la minera, que mantendrá la operación de los yacimientos y canteras.


En cuanto a esto, el ministro de Minas aseguró que la ANM y el Ingeominas, en compañía de las diferentes autoridades, vienen adelantando desde hace más de un año, el análisis de los términos que se pactarán en este contrato.