Columnistas

Historias humanas de perros y gatos
Autor: Anibal Vallejo Rendón
25 de Septiembre de 2012


Este título corresponde a un compendio anecdótico donde predominan historias sentidas de aquellos animales cercanos que por azar del destino llegaron a ser partícipes de momentos inolvidables en muchos personajes allí incluidos.

Este título corresponde a un compendio anecdótico donde predominan historias sentidas de aquellos animales cercanos que por azar del destino llegaron a ser partícipes de momentos inolvidables en muchos personajes allí incluidos. Empezando por el autor Gustavo Castro Caycedo a quien su gato Chigüiro lo impulsó a editarlo en un recorrido emotivo donde incluye escritores, políticos, pintor, caricaturistas, periodistas, ex secuestrado (como si esta condición fuera una profesión), investigadora, así como personajes sobrevivientes de las tragedias causadas por la violencia terrorista. El autor presenta una amplia relación de animales, personajes, obras literarias, datos estadísticos de población de perros y gatos, poemas, personalidades mundiales y sus animales de compañía, animales famosos, reseñas y anécdotas, formando un compendio amplio y  útil para quien aborde el tema animal.


Hay perros que saben cuándo sus amos están regresando a casa; gatos que responden al teléfono cuando llama una persona a la que están vinculados; caballos capaces de encontrar el camino de regreso a su casa en un terreno desconocido; gatos que anticipan terremotos.


Las historias reunidas en el libro de Gustavo Castro Caycedo editado por Ediciones B Colombia, parten de esas relaciones, tantas veces negadas a los niños (como lo dice Dieter Krowatschek en su libro ‘Los niños necesitan animales de compañía’): @todos los niños deberían tener dos cosas: un perro y una madre que les deje tener un perro@. Y precisamente este libro apareció con o sin la aprobación de esas madres que propiciaron o generaron por el rechazo, experiencias únicas que perduran. Meritorio empeño del escritor por dignificar la relación hombre animal. Es preciso replantear las bases morales con el resto de las especies animales para desarrollar una nueva actitud de respeto hacia todos los seres vivos. El hecho de que los animales estén tan cercanos en estas experiencias de vida, en personalidades tan disímiles, es como un leve augurio de esperar un mejor futuro, en las generaciones venideras, para todas las especies animales. Aparecen perros con nombre y con razas conocidas: pastores alemanes, chow chow, dálmatas, chihuahuas, gran danés, french poodle, setter irlandés, entre otros. Así como aquellos que llegaron tras una huella de abandono y sufrimiento sin saber de dónde y sin nombre. Preocupante que hoy se cuenten más de 400 razas de perros y 40 de gatos. Variedades de la misma especie capaces de reproducirse. Y el creador de este bestiario, dios y amo de todas esas creaciones artificiales contra natura, es el hombre. Si se cruzan hermanos y hermanas, padres e hijas, madres e hijos, lo rasgos deseados se manifiestan con mayor rapidez, al cabo de pocas generaciones, en un número cada vez mayor de vástagos. Entramos a la transformación de una especie, ni más ni menos que por el incesto. Y se paga un precio, por un tabú respetado por todas las especies. Hasta los simios, reconocidos por su promiscuidad, lo respetan.


¡Hasta dónde nos podrá llevar la lectura de este libro! Nos adentra en un mundo no imaginado, insospechado, de las relaciones entre estas especies con el hombre.