Economía

Los obstáculos de los corredores viales
20 de Agosto de 2012


Según Guillermo Alberto González Mosquera, exgobernador del Cauca, se presenta un retraso en los corredores de la competitividad por problemas ambientales y demoras presentadas en las consultas a las comunidades.

Foto: Cortesía 

Las licencias se pueden gestionar a través del Ministerio de Medio Ambiente y de las Corporaciones Regionales.

César Augusto Betancourt Restrepo


Guillermo Alberto González Mosquera, exgobernador del Cauca, denuncia que hay una parálisis de los corredores de competitividad, una exageración con los temas de impacto ambiental y las consultas a las comunidades.


González, quien también fue parlamentario, ministro de Defensa y de Trabajo, asegura que según la Cámara Colombiana de la Infraestructura, “hoy están frenados por problemas ambientales, por consultas a las comunidades, por obstáculos prediales o por la tenebrosa minería ambiental, grandes proyectos de infraestructura como el Túnel de la Línea, así como hay problemas muy serios en la calzada Bogotá-Girardot, o en la de Briceño-Tunja-Sogamoso”.


Aunque el exgobernador admite que en muchas ocasiones en cuestión del impacto ambiental “hay fanatismo sobre este tema, y entonces cualquiera pone un denuncio y paralizan las obras, lo que deja como saldo 800 kilómetros en todo el país, que corresponden al 45% del total de los corredores con algún problema”.


“Otro de los motivos es la consulta a las comunidades que tienen unos términos muy largos para definir eso, y otro problema son los problemas prediales” señala González, quien indica que “la compra de predios para los derechos de vías atrasa inmensamente los proyectos”.  


El político declara además que “el país está entre los últimos países en materia de kilómetros pavimentados por habitante de América”, y que estas cifras son muy desalentadoras y el Gobierno debe tomar unas determinaciones prontas al respecto.


Otras posiciones


El ingeniero investigador Pablo García Rivera arguye que “está bien y es correcto que se necesite una regulación ambiental fuerte, sobre todo porque Colombia tiene una responsabilidad con su propio pueblo y con el mundo de cuidar una inmensa biodiversidad”.


Argumenta además que no cree que “haya un excesivo reclamo de los problemas ambientales, por el contrario, si algo es claro es que tal vez es muy poco y que quizá debería ser más, pero eso no significa que eso sea un freno al desarrollo”.


Por su parte, el jefe de programa de Ingeniería Ambiental de la Universidad de Medellín, Carlos Echeverri Londoño, dice que no cree que haya un retraso en “las obras de infraestructura debido a los trámites requeridos para el otorgamiento de las licencias ambientales”.


“Para mí, gran parte del problema radica en la mala gestión que hacen los encargados de realizar los proyectos que hacen que estos tengan unos ‘enemigos naturales’, como lo es la población, que puede ser beneficiada o afectada por un proyecto, por la falta de acercamiento a la comunidad para explicarles los beneficios de un proyecto y las afectaciones del mismo”, manifiesta el académico.



Topografía

Guillermo Alberto González Mosquera, exgobernador del Cauca, advierte que la difícil “topografía colombiana es una excusa, porque ahora las tecnologías modernas no tienen por qué tenerle miedo, la pueden perfectamente dominar”.


“La topografía se puede dominar a través de dos cosas. A través de túneles y viaductos, y ya hay tecnología para esto”, aclara el político. 


González argumenta que con la construcción de las carreteras, se aumentaría la capacidad de carga entre el 30% y el 40%, además de abaratar los gastos “porque mientras tengamos mejores carreteras, hay menos costos”.