Columnistas

El Gran Darién
Autor: José E. Mosquera
25 de Julio de 2012


A raíz del Plan Gran Darién que han lanzado las gobernaciones de Antioquia, Córdoba y Chocó, con el fin de desarrollar proyectos comunes de prosperidad en los 23 municipios fronterizos de los tres departamentos

A raíz del Plan Gran Darién que han lanzado las gobernaciones de Antioquia, Córdoba y Chocó, con el fin de desarrollar proyectos comunes de prosperidad en los 23 municipios fronterizos de los tres departamentos, me he propuesto escribir varias notas sobre el Gran Darién, sobre todo, acerca del legado histórico de la gran nación cuna, porque hablar del Gran Darién es hablar de la “desconocida” y olvidada nación cuna.


El Plan tendrá un costo de $ 790 mil millones, de los cuales $ 250 mil serán entregados por la nación, recursos que serán invertidos en la construcción de 15.600 nuevas viviendas, instituciones educativas, centros de salud, saneamiento básico y desarrollos energéticos y viales, al igual que en producciones de cacao, caucho, plátano y acuicultura.


El Gran Darién y la nación cuna, un tema del que pocos estudiosos de las Ciencias Sociales hablan en Colombia y Panamá, pero que amerita hacer unas reflexiones más allá de los programas y políticas coyunturales mediáticas. Por qué cinco siglos después del encuentro de los dos mundos, el Darién continúa siendo una de las regiones más utópicas y geoestratégicas del continente. Es el punto de intercesión de los tres bloques continentales y de paso un territorio preponderante y de un invaluable valor geopolítico y geoestratégico en la gran Cuenca del Caribe y del Pacífico, tanto para Colombia como para Panamá y, desde luego, para Antioquia y Chocó.


Pese a que el Gran Darién con la separación de Panamá y la determinación de los cunas de quedarse del lado de Panamá cuando se fijaron los límites entre los dos países, sufrió su primera fragmentación y con el ‘mico’ que anexó la banda oriental del río Atrato a Antioquia, en la ley que creó al departamento de Caldas en 1905, se le dio la segunda con el reparto territorial, entre Antioquia y Chocó, aún sus habitantes siguen teniendo fuertes  vínculos parentales.


Obviamente que con la creación de la provincia de Urabá en Antioquia en 1912, nace la denominación de Urabá y luego las denominaciones de Urabá antioqueño y chocoano, con las cuales se desdibujó el concepto Darién y con ello se produjo una pérdida de coherencia en sus políticas desarrollo.


Por  lo tanto, es hora de rescatar el histórico concepto de Gran Darién, en consecuencia  el Plan de las tres gobernaciones se puede ampliar y articular con las políticas y los proyectos de desarrollo fronterizo que impulsan los gobiernos de Colombia y Panamá, dentro del marco de un programa desarrollo binacional más ambicioso que rescate la importancia histórica del Gran Darién.


Iniciativa que permitirá impulsar programas y proyectos de intercambios culturales, de desarrollo, de seguridad y de conservación binacionales que coadyuven  a resolver  los problemas de deficiencias en infraestructura, educación, salud y saneamiento básico que afectan las poblaciones fronterizas.


En donde resulta trascendental la construcción de la línea de interconexión eléctrica entre los dos países, el gasoducto colombo-panameño y la conexión vial con Centroamérica, que permitirá mayores niveles en los intercambios de bienes y servicios, flujos de capitales y generación de nuevas oportunidades de bienestar para Colombia y los países de Mesoamérica.


El desarrollo de un corredor eco-turístico desde el Parque Natural del Darién hasta el de los Katios, al igual que la firma de acuerdos de cooperación entre las Universidades Antioquia, Chocó, Córdoba y de Panamá para convertir estos Parques Naturales en centros de investigaciones,  de preservación y conservación de flora y fauna, entre otras iniciativas, transformarían el Gran Darién en verdadero polo de desarrollo económico, comercial y eco-turístico colombo-panameño. Próxima entrega, el Gran Darién y la nación cuna.