Mundo deportivo

Ventoso got his call
Ventoso recibió su llamada
15 de Mayo de 2012


El español Francisco Ventoso,del equipo español Movistar, ganó ayer la novena etapa del Giro de Italia. Los antioqueños Urán y Henao siguen en el top 15 y Rubiano continúa líder de la montaña.

Foto: AP 

Francisco Ventoso nació el 6 de mayo de 1982, en Reinosa, Cantabria.

EFE


Fran Ventoso logró la primera victoria española en el Giro 2012 al imponerse en el accidentado esprint de la novena etapa, entre San Giorgio nel Sannio y Frosinone, de 166 km., en la que el canadiense Ryder Hesjedal mantuvo la ‘maglia’ rosa de líder.


Ventoso firmó el éxito al aliarse con la suerte, ya que en la última curva se produjo una caída en la que se vieron involucrados los grandes favoritos, como el australiano Matthew Goss y el británico Mark Cavendish.


El español sacó oro de la confusión, se vio en inmejorables condiciones para disputar la etapa y se lanzó desde lejos para coronarse en Frosinone por delante de los italianos  Fabio Felline y Giacomo Nizzolo, con un tiempo de 3h:39.15.


Un par de repechos antes de la recta de llegada había cortado el pelotón, y propiciado el ataque de algunos favoritos, como el español “Purito” Rodríguez, que trató de sorprender a falta de 6 kilómetros de meta junto a su compañero Ángel Vicioso con un ataque que fue contestado por sus rivales.


El pelotón se metió por las calles de la localidad italiana, afrontando algunas curvas comprometidas. En la que daba acceso a la recta de llegada se produjo la caída. Ventoso no entró bien colocado, pero la fortuna le tendió la mano al ciclista español.


El accidente no perjudicó al líder. Hesjedal entró en meta en séptima posición y un día más subió al podio a enfundarse la ‘maglia’ rosa. “Purito” Rodríguez sigue esperando su momento para conocer el primer escalón del podio, que podría ser hoy en la llegada en alto de Asís. El español sigue al canadiense a 9 segundos.


La décima etapa se disputará hoy, entre Civitavecchia y Asís. Tendrá 166 kilómetros de recorrido y aliciente final con un alto de cuarta categoría con pendiente de hasta el 15 por ciento, apto para que los favoritos vuelvan a mostrar sus cartas.