Columnistas

De populismos y estrategias
Autor: Rubén Darío Barrientos
10 de Mayo de 2012


Si nos adentramos en los terrenos de la codicia, no rima que un ministro del Interior pase a la cartera de Vivienda. Y más si el personaje de turno se llama Germán Vargas Lleras, el mismísimo nieto del expresidente Carlos Lleras Restrepo.

3

Si nos adentramos en los terrenos de la codicia, no rima que un ministro del Interior pase a la cartera de Vivienda. Y más si el personaje de turno se llama Germán Vargas Lleras, el mismísimo nieto del expresidente Carlos Lleras Restrepo. Para muchos analistas, el movimiento de Santos tuvo el propósito de que Vargas Lleras no le hiciera sombra a su reelección y, de paso, poder arrasar la única cuota uribista que quedaba en el gabinete ministerial (Beatriz Uribe). Toda una carambola.


Es marcadamente populista que lo de las 100.000 viviendas gratis, sea un golpe de opinión tras la encuesta que dejó a Santos en el nivel más bajo desde noviembre de 2010. Es tremendamente populista hacerle saber a la opinión pública, que habrá un ministro antioqueño –dándole gusto a los “cacaos” de esta región- para acallar las voces disonantes de esta comarca, que pululan. Es absolutamente populista que en la visita a Londres, de hace unos meses, el actual presidente dijera que no quiere reelección.


Para la revista Dinero, Santos le entregó a Vargas Lleras las llaves de las 100.000 viviendas y también las de la puerta de la Casa de Nariño. Pero concluye que bien podría ser para el 2014 ó el 2018. Emerge una preguntica chiquititica: ¿si el presupuesto del ministerio de la vivienda es de $ 1 billón anual, y el costo de la inversión será de $ 4 billones, terminaremos con una bien titina reforma tributaria? Ahí sí ¡Averígüelo Vargas! Sin duda, Vargas Lleras pasó del ministerio de mayor nombradía, a otro de bajo perfil pero que con estos alcances se volvió ruidoso.


Los réditos políticos de esta jugada maestra volvieron a Vargas Lleras un personaje que afronta la metamorfosis de ser de “mano dura” a un hombre de “corazón tierno”. Sin duda, con la liviandad de los candidatos uribistas – Pachito Santos, Luis Carlos Restrepo y Óscar Iván Zuluaga- Vargas Lleras salta a la palestra como la mayor amenaza para la relección de Santos. Máxime que Sergio Fajardo no ha empezado a gobernar y no pesa en el ambiente por sus nulas ejecutorias significativas, y Petro se ve concentrado en sus tareas capitalinas.


Ahora bien. Vargas Lleras descartó su postulación para el 2014, pues advirtió que aceptar el reto del Ministerio de Vivienda lo enraizaba como parte de este engranaje de gobierno y lo declara inmerso en el océano de las inhabilidades. No podemos perder de vista que el próximo año (por los lados de abril), se suscitan las mismas. El Liberalismo y Cambio Radical piensan que Vargas Lleras es una opción legítima y visible para el 2018. El espejo retrovisor recuerda que enfrentado a Álvaro Uribe, el nieto de Lleras Restrepo sacó 1.5 millones de votos.


Vargas Lleras podría perfectamente estar gobernando a Colombia, si no se hubiera apartado de Uribe Vélez. Pero le tocó a Santos, con el endoso de los adeptos de Uribe. Santos sabe que repetir la hazaña de más de 9 millones de votos, con un Uribe en la oposición, es tarea irrepetible. Lo salva que no hay contrincantes fuertes. Pero aun así, con una popularidad en picada, no puede dormir tranquilo. Entre otras cosas, desde que Uribe fue reelecto, ya los gobernantes piensan en dos períodos. Puro contagio.


Vargas Lleras, a cambio de la ayudita  –que consolidará en el mediano plazo- tendrá que ser ficha clave para contener la ofensiva de Uribe. Al visualizarse que la caída en las encuestas estaba en los estratos bajos, la jugada era hablar de 100.000 viviendas “gratinianas”. El impacto efectivo, se da allá: en la gente de abajo. Manejo social urbano, con anestesia de por medio. Populismo y estrategia, juntos para elevar encuestas y abrazar la reelección. Vargas Lleras, aún joven, puede esperar un poco y saborear el favor recibido. Gracias Espíritu Santo, dirá el.




Comentarios
3
girlesa
2012/05/10 11:36:52 pm
Ya deben estar los "mas pobres de los pobres, de clase 6", buscando la forma de hacersen a las casas gratuitas. Muchos ricos de estrato 7, tienen sisbèn, consiguen vivienda de interes social. Las casas gratis, del gobierno de Belisario, muchas quedaron entre los mas ricos. Han visto la "vivienda con subsidio", que estàn (o estaban) construyendo en un barrio del Poblado?. Pregunten, en manos de quièn, quedaron los locales del Parque San Antonio, que en la Alcaldìa de Ramos se construyeron dizque para ubicar a los invasores de espacio pùblico. Nuestra clase dirigente y polìtica de este paìs, fuera de apoderarse de los mejores cargos pùblicos, se apoderan de todo el dinero pùblico que puedan y de ñapa, acaparan cuanto subsidio haya para las clase pobres. Ay mi paìs.
JUAN
2012/05/10 09:13:07 am
EXCELENTE ARTÍCULO, QUE DE UNA U OTRA FORMA EMPELOTA ESE SER POPULISTA, POLITIQUERO, PARASITO, JUGADOR DE POKER Y TRAICIONERO QUE ES EL PRESIDENTE SANTOS Y LO DIGO CON RESPETO, PERO TAMBIEN CON FRANCO SENTIMIENTO. ES TAN SAGAZ Y CALCULADOR, Que logro llevar al intocable y soberbio de GERMAN VARGAS LLERAS "RESTREPO", AL CUARTO DE SAN ALEJO, MEDIANTE EL OTORGAMIENTO DE UN MINISTERIO, DONDE SE TIENE MAS AUTORIDAD POR PARTE DE UN POLICIA DEL METRO. AHI ESTA SANTOS EN LO QUE SABE HACER, REVOLCAR EL AGUA PARA PESCAR VOTOS E INGENUOS. JUANFER
John
2012/05/10 08:34:23 am
Esto es populismo¡ o mejor: Todos contra el fantasma del expresidente uribe. en Colombia los que no tenemos vivienda propia somos más de 100.000 parroquianos. Que politicos de turnos tan bravos...