Economía

Spain will make new banking
España hará nuevas reformas a la banca
8 de Mayo de 2012


Dentro de los muchos problemas que afronta la economía española, además del desempleo, está un sistema financiero en que los bancos tienen en riesgo el pago a créditos inmobiliarios y han recibido además propiedades como pago.

Foto: Cortesía 

Rodrigo Rato llegó a la presidencia de Caja Madrid en enero de 2010 y pocos meses después anunció la fusión de la entidad con Bancaja, la Caja de Canarias, Caixa Laietana y las cajas de Ávila, La Rioja y Segovia, para crear el primer grupo por volumen de negocio en España.

EFE, AP


El presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, presentará esta semana una nueva ronda de reformas para despejar las dudas sobre la solvencia del sector financiero, expuesto a altas tasas de morosidad tras el colapso del sector inmobiliario.


En su anuncio del lunes, Rajoy no dio detalles pero tampoco descartó algún tipo de préstamos o inyección de dinero público en el sector bancario si fuese necesario.


Entre las entidades a rescatar, está Bankia, uno de los bancos más grandes del país, cuyo presidente, el exministro de Economía y exdirector gerente del Fondo Monetario Internacional, Rodrigo Rato, anunció su dimisión “al estimar que es lo más conveniente para la entidad”.


Se cálcula que Bankia contabiliza casi 32.000 millones de euros  en activos tóxicos vinculados a la construcción. Esta cifra es la suma de casi 18.000 millones de euros asociados a créditos inmobiliarios morosos y en riesgo de que no sean pagados, junto con los activos recibidos por no poder pagar los préstamos que son cercanos a los 14.000 millones.


Según el Banco de España, existen 323.000 millones de euros (424.410 millones de dólares) en préstamos ligados al sector inmobiliario o de la construcción, de los que 175.000 millones (230.000 millones de dólares) son problemáticos.


No en vano, en su texto de renuncia, Rato dice que ha afrontado “una de las coyunturas más críticas que jamás haya sacudido al sistema financiero español”.


Con este panorama de incertidumbre, que se ha reflejado en una banca española que ha perdido 23.000 millones de euros en la bolsa hasta el mes de mayo, ayer  la bolsa tuvo su mayor subida del año, el 2,72%, animada por el avance de los grandes bancos y valores, aunque dentro de estas, Bankia perdió el 3,26%.



Una difícil situación


El sistema bancario ibérico se vio muy golpeado por el colapso inmobiliario del 2008, que unido a la crisis internacional, sumió a España en una recesión de la que todavía no logra recuperarse.


En 2009, el anterior Gobierno creó el Frob (Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria) nacido para recapitalizar los bancos y que condujo a una reducción de 42 a 15 el número de cajas de ahorro. En febrero, el actual Gobierno introdujo una nueva reforma al sector financiero que las obliga a captar 50.000 millones de euros.


Las entidades que no puedan cumplir con las nuevas provisiones, es decir con las reservas que los bancos guardan para afrontar posibles impagos, podrán presentar planes de fusión antes del 31 de este mes y recibir ayuda del Gobierno para completarlas.