Antioquia

Envigado receives a Justice House
Envigado recibe Casa de Justicia
Autor: Sergio Alexander Zuluaga Díaz
24 de Marzo de 2012


El ministro de Justicia y Derecho, Juan Carlos Esguerra Portocarrero, encabezó la comisión que entregó oficialmente la sede, ubicada en el sector de El Salado.

Foto: Giuseppe Restrepo 

El ministro de Justicia y Derecho, Juan Carlos Esguerra (izquierda), y el alcalde de Envigado, Héctor Londoño (derecha), sostienen la cinta mientras los niños de la policía comunitaria la cortan.

Descentralizar los servicios de la Administración Pública y garantizar el derecho del acceso a la justicia a los ciudadanos, es el objetivo de la Casa de Justicia de Envigado.


Con una inversión de 2.500 millones de pesos, la sede contará con presencia de la Fiscalía, la Comisaría Tercera de Familia, inspección de Policía, Registraduría, taquilla de pago de impuestos, ludoteca, conciliadores en equidad, consultorio jurídico, oficina de empleo, Personería Municipal, entre otros espacios.


Héctor Londoño Restrepo, alcalde de Envigado, afirma que la Casa de Justicia va a intervenir en uno de los lugares más vulnerables del municipio, como lo es El Salado.


“Queremos que los ciudadanos recuperen la confianza en los organismos de Justicia y logren solucionar los problemas de convivencia”, dice Londoño. 


Además, rescata el hecho de que en la institución no solo haya representación del Estado, sino espacios de sano esparcimiento como la ludoteca. “Los niños se deben empoderar de estos espacios para asegurarles un mejor futuro”, asegura el alcalde.


Por su parte, el ministro de Justicia y Derecho, Juan Carlos Esguerra, espera replicar la experiencia de Envigado en otros municipios.


“En estos momentos hay 70 Casas de Justicia en el país, pero el objetivo es aumentar el número y darles un uso institucional y social como lo están haciendo en este municipio”.


Además, el ministro dice que su sueño es que cada ciudadano que llegue a una Casa de Justicia desmotivado por un problema, salga fortalecido y con la satisfacción de haber sido tratado bien.