Antioquia

Street vendors ask to be part of the city
Venteros piden ser parte de la ciudad
Autor: Juan Jose Valencia García
14 de Marzo de 2012


Desde hace cinco años la Alcaldía de Medellín congeló la expedición de nuevos permisos para las ventas ilegales. De momento la medida se mantendrá.

Foto: Andrés Ángel Gómez 

El Centro es, para la Administración, el sector más saturado por venteros informales en la ciudad. De los 10.210 permisos concedidos por Espacio Público, 3.200 están en esa zona, además de los cerca de 8.000 ilegales.

Venteros ambulantes de la ciudad, trabajadores informales, del rebusque, como ellos mismos se definen, confluyeron en el recinto de sesiones del Concejo de Medellín, al Consejo Territorial de Planeación en el que la Alcaldía desarrolló un foro poblacional con los comerciantes.


Regulación de los venteros y amoblamiento de los lugares de trabajo fueron las peticiones más repetidas y que los trabajadores de la calle consideran deben ser incluidas en el Plan de Desarrollo 2012-2015 “Medellín, un hogar para la vida”.


Albeiro Giraldo, presidente de la Federación Antioqueña de Venteros Informales, explica que la mayoría opta por ese camino para sobrevivir, pues casi ninguno cuenta con alguna formación académica y carecen de otras oportunidades laborales. Su vocación no es estorbar.


“Creemos que es vital para la ciudad carnetizarnos y crear un sistema de información para conocer de primera mano la actividad de cada uno. También es urgente entregar nuevas casetas de acuerdo a la topología de las calles y  a la oferta de los negocios”, expone Giraldo.


Según el líder gremial, quien lleva 25 años como ventero ambulante, a estas alturas es necesario hacer mantenimiento y reposición de casetas en mal estado, lo que mejorará la calidad de vida de los comerciantes y, en general, el aspecto de la ciudad.


Según Albeiro Querubín, otro de los líderes de los venteros, en la ciudad hay cerca de 20.000 puestos ilegales, principalmente en el centro de la ciudad, que reclaman un camino de legalización.


“Lo que queremos es que la Administración nos ayude, que siga con la línea de las dos anteriores, que nos apoyaron y por eso no hubo tantos conflictos con los defensores del espacio público”. A diferencia de otros momentos, los venteros reconocen la responsabilidad que tienen con la ciudad y proponen políticas concertadas.


¿Y la Alcaldía?


Gabriel Jaime González, subsecretario de la Defensoría del Espacio Público, explica que de momento no se ha contemplado ampliar la cantidad de permisos para las ventas ambulantes, que por ahora suma 10.210 en la ciudad.


“No nos podemos comprometer diciendo que aumentaremos los cupos. Sería muy bueno legalizarlos a todos, pero, ¿dónde los vamos a ubicar? Debemos tener en cuenta que hay, por ejemplo, centros comerciales que pagan costosos arriendos y que se verían afectados con un comercio ambulante en sus alrededores”.


Los comerciantes ambulantes insistieron en su foro poblacional que el esfuerzo de unirse fue construir una propuesta formal, justamente en momentos en que la ciudad discute su hoja de ruta. Su objetivo de fondo es dignificar la vida de sus familias, sentirse parte de la misma ciudad de todos.



Sensibilización


Por petición del Inder Medellín, explica Gabriel Jaime González, subsecretario de la Defensoría del Espacio Público, este domingo en las ciclovías de la Avenida del Río, Avenida El Poblado y Estadio se desarrollará una jornada de capacitación para que los venteros ambulantes hagan una buena utilización del espacio público designado para la actividad deportiva.


El funcionario agrega que todos los fines de semana, de jueves a domingo, se están realizando operativos de control en el Parque Lleras, en la carrera 80 y en la calle 33.


González afirma que la comunidad puede denunciar inconformidades con el espacio público en la ciudad al correo electrónico gabriel.gonzalez@medellin.gov.co, al twitter @gabrielespacio y al Pin 224C3019.