Nacional

Condenado otro expresidente del Congreso por vínculos con "paras"
1 de Febrero de 2012


A nueve años de prisión fue sentenciado Miguel Pinedo Vidal por recibir apoyo de un bloque paramilitar durante su campaña electoral.


EFE


La Corte Suprema de Justicia (CSJ) condenó hoy a nueve años de prisión al expresidente del Congreso Miguel Pinedo Vidal por haber recibido apoyo electoral de un bloque de la disuelta organización paramilitar AUC.


La CSJ también le impuso a Pinedo una multa por el equivalente a más de 3,44 millones de dólares, informó a Efe en Bogotá una fuente del alto tribunal, que en los años recientes ha sentenciado a otros dos expresidentes del Legislativo y tiene en juicio a dos más.


La fuente explicó que el ahora exlegislador, preso en una cárcel de la capital colombiana, fue hallado responsable de concierto para delinquir por sus relaciones con el Bloque Tayrona de las disueltas Autodefensas Unidas de Colombia (AUC).


El Tayrona era liderado por "El Patrón", alias de Hernán Giraldo, extraditado a Estados Unidos en mayo de 2008 junto a una docena de mandos de las AUC, que se disolvieron a mediados de 2006 con el desarme de más de 31.000 paramilitares.


Pinedo, de origen liberal y presidente del Congreso en la legislatura de 1999 a 2000, recibió apoyo de las AUC para su reelección en el Senado en 2006, según la investigación de la CSJ.


El antiguo parlamentario, detenido en 2009, es el tercer expresidente del Legislativo que es condenado por la Sala Penal de la CSJ por nexos con las AUC.


El primer sentenciado fue el liberal Mario Uribe Escobar, primo del ahora expresidente Álvaro Uribe y quien presidió el Congreso de 2000 a 2001, condenado en febrero del año pasado a siete años y medio de prisión, también por relaciones con los paramilitares.


En mayo de 2001, la CSJ condenó por el mismo delito al conservador Luis Humberto Gómez Gallo, quien ejerció como presidente del Congreso de 2004 a 2005, y en la actualidad tiene en juicio a Javier Cáceres (2009-2010) y a Nancy Patricia Gutiérrez (2007-2008), ambos de origen liberal.


Todos ellos hacen parte de un numeroso grupo de funcionarios, muchos de ellos congresistas, que fueron vinculados por el Supremo con el llamado escándalo de la "parapolítica" (nexos con las AUC).


Desde septiembre de 2006, al menos 130 congresistas y exlegisladores han sido investigados o procesados por la CSJ, que ha sentenciado a una treintena de ellos.


En su mayoría, los implicados pertenecen al Partido Social de Unidad Nacional (Partido de la U), creado en 2005 para promover la reelección de Uribe (2002-2010) y que sigue en el poder con el presidente Juan Manuel Santos.