Columnistas

Grandes retos en Antioquia
Autor: José Maria Bravo
20 de Enero de 2012


Grandes retos de infraestructura tiene la nueva administración del departamento de Antioquia.

1

Grandes retos de infraestructura tiene la nueva administración del departamento de Antioquia. Unos de ellos por iniciarse, los más, por sus costos, o por haber sido de poca importancia para algunos gobernantes, o por la falta de voluntad política para adelantarlos.


Hay estructuras que se encuentran en regular o mal estado físico, bien por el desconocimiento o desidia sobre la necesidad de sostenerlas adecuadamente. Son estructuras en servicio en las cuales se hicieron grandes inversiones.


Otras, desafortunadamente, dejaron de ser importantes y están prácticamente abandonadas, debido a la construcción y puesta en servicio de nuevos proyectos paralelos, olvidando que son parte importante del patrimonio del Departamento y necesarias para sus vecinos.


Uno de los grandes retos que tiene Antioquia desde hace algunos años, es la estructuración de unas Empresas Públicas Departamentales. Integradas con las empresas de generación de energía, con el proyecto hidroeléctrico José Tejada Sáenz (Hidroeléctrica Pescadero-Ituango), con un plan departamental de aguas y alcantarillados, con telefonía, y empresas complementarias de servicios públicos.


Es importante, la financiación y construcción de las dobles calzadas de carreteras en Antioquia, proyecto más conocido como autopistas de la montaña, vías orientadas hacia las regiones de Turbo, Caucasia, Puerto Berrío, y La Pintada.


Lleva muchos años esperando la construcción de la conexión vial de doble calzada del Túnel de Occidente con la carrera 80 de Medellín. Pero es poca la información que se tiene además, sobre la conexión de esta vía hacia Urabá con la llamada autopista Medellín-Bogotá, para estructurar todo el eje de salida al mar por Antioquia de la economía que se desarrolla entre Medellín y Bogotá.
Capítulo aparte es el Túnel Aburrá-Oriente.


Todas estas grandes arterias viales tienen que estar complementadas, alimentadas, con vías secundarias y vasos capilares, estos más conocidos como caminos vecinales. Su construcción, recuperación y sostenimiento es prioritaria. No hay organismo que pueda funcionar adecuadamente, si no está totalmente estructurado.


El Puerto de Urabá, y la salida de Antioquia hacia el Pacífico, incluyendo su puerto marítimo, son también complementos del sistema de transporte, especialmente para la llamada globalización de la economía.


Merece especial atención, la recuperación de la red férrea del departamento y la recuperación y mejoramiento de la red de carreteras de Antioquia, complementada con la construcción de la Carretera Panamericana en Antioquia, para el servicio del transporte terrestre a nivel continental.


Es de gran responsabilidad la consolidación de programas de conservación de las grandes inversiones que se han hecho en este Departamento en infraestructura, en otras palabras, hacer el adecuado y permanente sostenimiento y mejoramiento de lo existente, en donde los deterioros y fallas no sean un regreso y un factor para futuras interrupciones. No podemos seguir disculpándonos con los inviernos. Algo anecdótico fue la pregunta que me hicieron un día: ¿En la Facultad de Minas no dictan un curso de derrumbes?


Todo lo anterior tiene que ir paralelo con los programas que jalonan el desarrollo de Antioquia. Los del sector económico, de educación y salud, la seguridad, la vivienda, el empleo, la recreación, lo que finalmente estructura el hábitat deseable para las comunidades. Tienen que recibir la atención permanente de toda la administración departamental, procurando mantener un hilo conductor consecuente, buscando lograr la óptima calidad de vida de la población.


El pasado nos interroga sobre la necesidad de que la administración departamental dé respuestas consecuentes a estos retos.




Comentarios
1
JUAN
2012/01/20 04:22:34 pm
¡Excelente artículo, lleno de conocimiento, criterio y razón! Personhalmente confío en la Administración del doctor Sergio Fajardo V. y su equipo de trabajo, al cual debemos sumarnosle todos los antioqueños en bien del departamento, dejando atrás inquinas, odios gratuitos, revanchas politiqueras, prevencioones salidas del chisme, la soberbia y el rumor, para empezar a construir, no a destruir y poder ver una Antioquia grande y pujante, con obras importantes y mirando al futuro, sin abandonar nunca ese sueño de: LA MEJOR ESQUINA DE AMERICA. Juanfer