Nacional

Paralyzed by fear
Paralizados por el temor
Autor: Redacción EL MUNDO
6 de Enero de 2012


El paro armado se decretó desde las cero horas de ayer y culminaría hoy después de la medianoche.

Foto: Pablo Andrés Pasos 

El ministro de Defensa, Juan Carlos Pinzón, subrayó ayer que la gente puede tener la plena confianza de que "si denuncia y colabora con las Fuerzas Armadas, se logrará judicializar más rápido a los responsables de estas amenazas e intimidaciones. Sin embargo, hemos dado instrucciones para que se refuercen los dispositivos y operaciones".

El 15 de octubre de 2008, la banda criminal “los urabeños” se dio a conocer en la subregión de Urabá, a través de un panfleto. Esta bacrim se conformó con hombres de las Autodefensas Gaitanistas de Colombia y las Águilas Negras de alias “don Mario”, que no eran otra cosa que grupos narcoparamilitares surgidos de las desmovilizadas Auc y que ahora trabajarían “en defensa de las comunidades más vulnerables, víctimas del abandono estatal”, según rezaba entre líneas el escrito.


Por las calles de Carepa, Chigorodó, Turbo, Necoclí, Apartadó y Mutatá circularon aquel día miles de estos impresos, generando temor en la población y convirtiéndose así en el actor armado más temible de la región. Días después, estos escritos comenzarían a circular en otros departamentos del país.


Tres años y tres meses después, esta banda logró paralizar de nuevo las actividades cotidianas de comercio y transporte, esta vez en más de 80 municipios del norte de Colombia, también por medio de boletines.


El paro armado decretado por “los urabeños” desde la medianoche del pasado miércoles, tiene relación con la muerte y el sepelio ayer jueves en Necoclí de su cabecilla Juan de Dios Úsuga David, alias “Giovanni”, abatido en Acandí, Chocó, el primero de enero de 2012.


Además de Antioquia, el panfleto circuló en municipios de Sucre (Corozal, Coveñas, Guarandá, La Unión, Majagual, Ovejas, Sampués, San Antonio de Palmito, San Marcos, San Onofre, San Pedro, Sincé, Sincelejo, Tolú y Toluviejo), Magdalena (Ariguaní, Ciénaga, Chibolo, El Banco, Fundación, Guamal, Nueva Granada, Pueblo Viejo, Sabanas de San Ángel, Salamina, Santa Ana y Santa Marta), Guajira (Albania, Barrancas, Dibulla, Fonseca, Hatonuevo, Maicao, Manaure, Riohacha y Uribia), Córdoba (Ayapel, Canalete, Cereté, Chinú, La Apartada, Lorica, Los Córdobas, Montelíbano, Montería, Moñitos, Planeta Rica, Pueblo Nuevo, Puerto Escondido, Puerto Libertador, Sahagún, San Antero, San Bernardo del Viento, San Pelayo, San José de Uré, Tierralta y Valencia), Chocó (Acandí, El Carmen del Darién, Riosucio y Unguía) y algunas poblaciones de Bolívar.


Zozobra


Carlos Caicedo, alcalde de Santa Marta, Magdalena, narró que en horas de la mañana de ayer empezó a correr la voz de que el comercio y el transporte debían cerrar, lo cual fue atendido casi en un 100%.


En esta ciudad, fueron destruidos dos vehículos, según las autoridades. En Arauca, un bus de servicio público de la empresa Libertadores fue quemado por extremistas sobre la carretera que une a Tame con la capital araucana.


Un bus intermunicipal también fue quemado cerca de Jardín, Antioquia. En el municipio de Valdivia, Antioquia, una camioneta Nissan, procedente de Tierra Alta, Córdoba, fue atacada con un artefacto explosivo. En el automotor viajaban una mujer embarazada, varios adultos y cuatro niños, los cuales resultaron ilesos.


El expresidente Álvaro Uribe manifestó ayer a la agencia AP que la situación en las poblaciones del norte del país “es muy grave” y agregó que “las bandas criminales han tomado una fuerza inusitada. Yo creo que hay que combatirlas con acciones contundentes, como bombardeos, sin la excusa de que no son parte del conflicto”.


Aunque el paro es de 24 horas y terminaría hoy a la medianoche, se conoció que en otro panfleto, “los urabeños” autorizaron a los comerciantes y transportadores para que desde las 6 de la mañana de hoy viernes retomen sus actividades normalmente.



Lucha sin cuartel


El presidente Juan Manuel Santos rechazó ayer el llamado paro armado que adelantó la banda criminal "los urabeños" en seis departamentos del norte del país y manifestó que el Gobierno emprenderá una lucha sin cuartel contra estas organizaciones.


"Los intentos de las bandas por frenar la acción de las autoridades no detendrán la lucha sin cuartel contra estos grupos. Vamos con todo. Solo el día de hoy (ayer) hemos capturado más de 20 miembros de las bandas que estaban sembrando el miedo en la población. Seguiremos actuando", aseguró Santos.


Por su parte, el vicepresidente Angelino Garzón manifestó que "condeno y rechazo el paro armado promovido por bandas criminales contra la población de Urabá. No pasarán. Unidad Estado-Sociedad Civil los derrotará", dijo.


Asimismo, el ministro del Interior, Germán Vargas Lleras, aseguró que la Fuerza Pública persistirá en la captura de todos los miembros de las bandas criminales y afirmó que el paro armado de "los urabeños" se debió a la baja de alias "Giovanny", quien era "su máximo líder".


"Quienes sigan amedrentando a la población se les capturará", garantizó el jefe de la cartera política y agregó que por ahora, el Gobierno no necesita utilizar otras acciones para enfrentar a los grupos ilegales.