Editorial

Los desafíos en infraestructura
3 de Enero de 2012


Tenemos mucha confianza en que este cuatrienio va a ser el de la transformación del actual terminal marítimo de Urabá en un gran puerto a la altura de los de Buenaventura y Cartagena.

7

Después de saludar ayer el arranque de la gran Alianza de Medellín y Antioquia, AMA, nos quedamos cortos de espacio para referirnos a algunos puntos sobresalientes del discurso de posesión del gobernador Sergio Fajardo que, en realidad, fue un magnífico resumen de su bien estructurado programa de Gobierno “Antioquia, la más educada”, con el que conquistó el favor de más de 900.000 antioqueños y con cuya ejecución se propone marcar un hito de progreso para la región en estos próximos cuatro años.


Ya habrá tiempo de referirnos, a medida que avance su gobierno, a sus interesantes estrategias para reducir la brecha de la desigualdades sociales y entre las propias regiones de Antioquia; combatir la violencia en todas sus manifestaciones; y erradicar la funesta “cultura de la ilegalidad”, cuyo “capítulo estelar” es la corrupción.


Hoy nos interesa detenernos en el tema de la infraestructura, capítulo de su programa en el que encontramos grandes coincidencias. Dice allí que el grave retraso en esa materia “hace parte de esa deuda que debemos saldar para poder construir una nueva página en el desarrollo de Antioquia”, porque “no sólo condiciona nuestro crecimiento productivo o económico, es también un factor que impide el acceso a bienes y servicios que generan igualdad y mejoran la calidad de vida, como salud, educación, alimentos, diversión”.


Entre sus propuestas, destacamos la del Plan de Movilidad Multimodal de Antioquia, buscando darle competitividad al departamento, y su decisión de “desarrollar de manera integral el proyecto vial más importante para Antioquia, las Autopistas de la Montaña, adelantándonos a proponer soluciones e identificar oportunidades para los municipios involucrados”. En esto forma una llave poderosa con el alcalde Aníbal Gaviria para defender ese macro-proyecto como “una impostergable necesidad para la conectividad y competitividad de Colombia y muy especialmente del centro y suroccidente del país”.


En estas columnas hemos insistido en que las cuatro dobles calzadas serán medulares para la conexión con las principales rutas de comercio exterior, y constituirán pilares del desarrollo futuro no solo de Antioquia sino de Colombia. Todas son muy importantes, pero si nos pusieran a escoger la de mayor impacto socio-económico, diríamos que es la que se proyecta entre el Túnel de Occidente a El Tigre, proyecto conocido como la ‘Ruta de la Nueva Independencia’, que conectará con el Puerto de Urabá y todos los desarrollos industriales ya conocidos, vinculados al proyecto hidroeléctrico de Ituango, aparte de que será la conexión con la Carretera Panamericana que nos llevará a Centro y Norteamérica una vez rompamos el Tapón del Darién.


A propósito de Urabá, el gobernador Fajardo muestra un decidido compromiso con la región más extensa del departamento -11.664 kilómetros cuadrados- pues, dada su ubicación geográfica, “es de notable importancia estratégica en razón de las posibilidades de interconexión entre dos océanos y por estar situada en el cruce de proyectos viales y de integración económica, como Autopistas de la Montaña, autopista de las Américas, vía Panamericana y el sistema portuario”, según dice en su programa. Aquí hay otro punto de gran sintonía con su aliado en la Alcaldía, para quien “Medellín debe invertir en el desarrollo de las regiones, así por ejemplo, deberá ser socia del sistema portuario de Urabá, pues es, por supuesto, el puerto de Medellín en el Caribe”.


Tenemos mucha confianza en que este cuatrienio va a ser el de la transformación del actual terminal marítimo de Urabá en un gran puerto a la altura de los de Buenaventura y Cartagena. El país está en mora de aprovechar las enormes ventajas que aquél ofrece, para lo cual se requiere una mínima inversión para que pueda soportar hasta tres millones de toneladas más de las que hoy se sacan por ahí, fundamentalmente de banano y plátano, aunque también Diagonal exporta algodón y en 2007 la Federación Nacional de Cafeteros inició una exportación experimental del grano.




Comentarios
7
JUAN
2012/01/03 07:20:58 pm
Ojo que sí aquí hay un lobo con piel de oveja y además anónimo, es ese que simplemente está distionguido en sus comentarios como JUAN, pero que no da ninguna otra señal. Juan en este país somos millones. Por favor no lo confundan con el suscrito que es otro muy diferente y no me gusta pasar penas ajenas. JUANFER
JUAN
2012/01/03 07:16:59 pm
Definitivamente, Antioquia además de sus vía sprincipales y autopistas d emontaña, vías de penetración y veredales, requiere urgente y para antier, el puerto en Urabá, el cual marchará de la mano con el desarrollo que ofrecerá Hidroituango. C
orlando
2012/01/03 02:26:44 pm
Buen editorial. Ojaá la alianza AMA se mantenga para bien de Antioquia. Ojo alcalde con las denuncias hechas ayer en el concejo sobre UNE. Hay que retomar el rumbo con un buen gerente capaz, honesto y de prestigio. No pase de agache, pues termina de cómplice.
JUAN
2012/01/03 11:59:16 am
En aras de la Justicia y la magna Constitución Política de Colombia, y a Usted como ciudadano, , Señor EDITOR , le pido con todo el respeto pronunciarse acerca de la violación de la Ley 42 de 1989 , no acatar y hacer cumplir la Consulta Popular de Octubre 7/90 por parte de la Alcaldía de Medellín, sus secretarios y colaboradores, además del Concejo de Medellín , además del silencio de la Procuraduría, Personería, Fiscalía, Defensor del Pueblo y en general de los medios de comunicación al respecto. …………………..habitantesdelpoblado.med@hotmail.com
JUAN
2012/01/03 11:30:49 am
¡OJO! ANTIOQUEÑOS, con el lobo con piel de oveja, FAJARDO ,este sus negociados no son de pequeñeces, a él le gusta lo grande como Orbital y el cambio global el POT para favorecer sus negocios familiares, por eso en estos grandes proyectos, hidrohituango, autopistas de la Montaña, el puerto de Uraba y otros que se invente , seguro que meterá su garra afilada, para esquilmarnos mientras nos mete pan y circo por otro, ¡OJO!....... habitantesdelpoblado.med@hotmail.com
maría
2012/01/03 11:07:46 am
Ojalá sea verdad tanta belleza, jejejeje o serán las mismas palabras de politiqueros, que ellos tanto desprecian. Pero, miren de donde vienen. No me da buena espina.
Mario
2012/01/03 05:02:54 am
Excelente editorial. El futuro económico de Antioquia está en la rica región de Urabá. El gobernador Fajardo debe enfilar todas las baterías hacia esta región. Puede construir la mejor zona portuaria del Caribe colombiano porque todo lo que produce es de exportación. Lo mismo su cercanía con el centro del país. Es impostergable que Medellín, el mayor beneficiado, se vincule a este megaproyecto. Hidroituango es ya un gran paso. Fajardo y Gaviria pueden llevar a la realidad el eterno sueño de nuestros antepasados. El futuro de Antioquia está en la zona de Urabá.