Antioquia

"Today we start a revolution: that of an Antioquia of lawfulness"
“Comenzamos hoy una revolución: la de una Antioquia de la legalidad”
2 de Enero de 2012


En un discurso improvisado, de 57 minutos, Sergio Fajardo anunció que su primera y mayor batalla será contra la cultura de la ilegalidad, una de cuyas expresiones es la corrupción.


En la Alma Mater se comprometió con los antioqueños a que su gobierno será una lucha frontal contra la corrupción. "En mí administración no se perderá un solo peso, los recursos públicos son sagrados", enfatizó el gobernador.

"Tengo un recuerdo de niño. Yo en este lugar, la Universidad de Antioquia, de la mano de mi padre, quien hizo parte de quienes diseñaron y construyeron estos edificios. Es muy emocionante para mí estar aquí, de regreso, en su compañía, asumiendo este enorme reto como Gobernador de Antioquia.


Quiero agradecer a la familia de la Universidad de Antioquia el que nos haya compartido este lugar maravilloso, al partido Verde, a mi amigo Alonso Salazar, que hoy termina su mandato con tantos logros importante para la ciudad de Medellín.


Este grupo de personas, que hoy se posesionan conmigo en calidad de secretarios del Despacho, tienen en común que son honestos, son sus calidades humanas y académicas los acreditan como los mejores en las tareas que realizarán. Y tienen rostro, yo los conozco, son unos enamorados de lo que hacen. ¡Yo pongo mis manos al fuego por cada uno de ellos!


¿Y por qué estamos aquí hoy? Es la primera pregunta que quiero responder. Y debo decir que estamos aquí por atrevidos, porque hace ya 14 años, a finales de 1999, un grupo muy reducido de personas decidimos participar en la política. Decidimos que no íbamos a seguir siendo protagonistas pasivos de la historia de nuestra sociedad.


Decidimos que íbamos a trabajar por la transformación con un discurso y unas prácticas que honran los recursos públicos como sagrados y que, entre otras cosas, privilegia la educación como herramienta de transformación social.


Ha sido un camino largo, difícil, lleno de aprendizajes y enseñanzas, y creemos que estamos listos para encarar este nuevo reto con una emoción y un convencimiento enormes.


Nosotros estamos aquí sin comprar un solo voto, sin comprar líderes, sin prometer lo que no podemos cumplir. Nuestro capital más importante es la confianza de la ciudadanía, y vamos a honrar esa confianza con trabajo honesto, pulcro, sin miramiento de intereses particulares.


No más proyectos


Yo no quiero terminar mi mandato con otro proyecto para el puerto de Urabá, otro más. Eso es participar en ese carrusel de la contratación de los proyectos, y no sé porqué se me salió hablar de carrusel. De Urabá siempre hemos oído cosas estupendas, y sabemos de sus potencialidades. Ha llegado el momento de concretar esfuerzos, pero no de manera desarticulada, vamos a entregarle a Urabá lo que se merece, y vamos a hacerlo bien: con un esfuerzo amplio, que incluya el puerto, programas de desarrollo agrícola, oferta educativa de calidad, desde la primera infancia hasta la universidad, autopistas de la montaña, seguridad, Ley de Víctimas. Yo me comprometo a que miraremos a Urabá y a las demás regiones con una mayor complejidad, con propuestas estructurales.


Medellín es referente de Antioquia por todos los logros en material social y de educación. Ahora Antioquia deberá ser ejemplo para el resto del país, y lo vamos a lograr con transparencia, trabajando de la mano de los alcaldes, de los diputados, de los congresistas, del gobierno nacional, indistintamente del partido político al que pertenezcan. Eso no es lo importante. Lo esencial es el trabajo, no las banderas partidistas.


Narcotráfico y corrupción


La violencia nos hace daño y no podemos seguir aceptando la violencia como una condición de nuestro pueblo Antioqueño. Lo hemos dicho una y otra vez: que no hay razón, justificación posible del uso de la violencia, para conseguir propósitos políticos.


Con el paso de los años, con esa mezcla de narcotráfico, desigualdades sociales ha crecido en Antioquia, de manera vigorosa y dolorosa, una cultura de la ilegalidad, una cultura en la que, discúlpenme la expresión, el vivo vive del bobo, en la que el avispado es punto de referencia, en la que se vale cualquier atajo y el fin justifica los medios. Vamos a trabajar decididamente para atacar esa cultura de la ilegalidad hasta superarla.


Esa ilegalidad tiene un capítulo muy doloroso, que es la corrupción. Los corruptos, con todas las estrategias, con toda inteligencia al servicio de intereses particulares se han metido en los bolsillos los recursos de los más humildes, y han tenido mucho éxito, pero aquí estamos nosotros para señalarlos y decirles que reconocemos la corrupción como uno de los más graves problemas de esta sociedad y que la vamos a enfrentar.


Equidad


No aceptamos las desigualdades sociales como condición insuperable, como una característica de nuestra sociedad.


Nos hemos propuesto definir un programa para atender a la población discapacitada. Yo he pasado con una discapacidad mínima, comparado con la que sufren otras personas y otras familias. Dentro de cuatro años tenemos que estar hablando de una mejor cobertura de sus necesidades, ese es un reto que me he propuesto


Los alcaldes tienen que ser las estrellas, los faros, lo referentes de sus municipios. Sobre la base de ese postulado vamos a trabajar. Ellos tienen que garantizar que en sus administraciones no se pierda un solo peso, y estoy seguro que todos están comprometidos con ese propósito.


Petición


Vamos a trabajar de la mano con el departamento del Chocó. El próximo sábado nos reuniremos con el gobernador del Chocó para plantear un proyecto conjunto. Antioquia no puede seguir aislada ni desentendida de sus deberes. Veremos la manera de terminar, finalmente, con el gobierno nacional, esa carretera entre Quibdo y Medellín.


A los congresistas les pedimos que nos sentemos a trabajar juntos sobre la base de compromisos, no de repartición de cuotas burocráticas. Nosotros no vamos a entregar puestos ni contratos. En la búsqueda de su reelección como congresistas su mayor respaldo será nuestro reconocimiento por lo que supieron hacer de bueno por el departamento, no por la seguridad que les da tener este cargo o aquel.