Seguridad

Fuerzas Militares atacarán disidencias de las Farc e implementarán plan de consolidación territorial
19 de Diciembre de 2016


El comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez, ordenó hoy a las tropas duplicar los esfuerzos para dar con el paradero de los 190 dididentes de las Farc que se opusieron al proceso de paz con el Gobierno.


Foto: Cortesía 

Comandante de las Fuerzas Militares, general Juan Pablo Rodríguez.

EFE


Las Fuerzas Militares pondrán en marcha el próximo 1 de enero un plan de consolidación territorial, especialmente en las zonas de influencia que dejarán las Farc por el acuerdo de paz, anunció hoy el comandante de esa institución, general Juan Pablo Rodríguez Barragán.


"Vamos a llegar a zonas de influencias de las Farc y las vamos a ocupar con las Fuerzas Armadas y la Policía para que otros grupos no las ocupen. Detrás de las Fuerzas Armadas y Policía vendrá la presencia institucional", manifestó el oficial.


El llamado "Plan de estabilización y consolidación victoria" se iniciará el 1 de enero de 2017 y tiene como objetivo garantizar la seguridad interna y una mayor presencia y control institucional en todo el territorio.


"Lo que se quiere es que haya un esfuerzo de consolidación que permita que después de firmado este acuerdo para el fin del conflicto con las Farc las condiciones de seguridad sean mejores y evitemos desde todo punto de vista que se vayan a quedar nuevos agentes generadores de violencia o grupos disidentes que puedan afectar la seguridad de los colombianos", añadió el general Rodríguez.


El pasado viernes, la ONU advirtió a Colombia del vacío de poder que se está generando en zonas que los guerrilleros de las Farc están abandonando en cumplimiento del acuerdo de paz, situación que los grupos criminales pueden aprovechar para tomar el control de actividades como el cultivo de coca o la minería ilegal.


Al hacer un balance del año de las Fuerzas Armadas, el general Rodríguez afirmó que este plan permitirá no solo la presencia militar y policial sino la estatal en general para que "se generen condiciones de seguridad, de progreso y prosperidad".


Asimismo, tendrá la finalidad primordial de seguir la lucha contra todos los agentes generadores de violencia, como la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (Eln) y otras organizaciones armadas ilegales.


Según el oficial, estas medidas incluyen un dispositivo en coordinación con la Policía para garantizar la seguridad de las 27 zonas donde se reunirán en breve los miembros de las Farc como paso previo para dejar la armas y reincorporarse a la sociedad.


"Tenemos en estas 27 zonas la presencia de cerca de 15.000 integrantes del Ejército y la Armada con el apoyo de la Fuerza Aérea", precisó el jefe militar.


Según dijo, "esa es una tarea que tenemos las Fuerzas Militares y un reto que tenemos a futuro porque eso es lo único que nos va a garantizar que haya una verdadera estabilización y una consolidación de estas áreas".


En su balance del año, el general Rodríguez indicó que las Fuerzas Armadas lograron "éxitos muy importantes" por "contundentes resultados operacionales".


Destacó entre ellos la muerte de 49 integrantes del Eln y seis de las Farc, un número históricamente bajo que refleja el impacto de la negociación de paz con esta última guerrilla.


Asimismo, fueron capturados 327 miembros de las Farc, 434 del Eln, 1.354 de grupos armados organizados y 10.517 delincuentes comunes.


Por la presión de las autoridades y la campaña institucional de desmovilización se entregaron voluntariamente para someterse a la justicia 519 miembros de las Farc, 294 del Eln y 43 de grupos armados organizados, agregó.


Además, fueron incautadas 2.574 armas largas y cortas, 357.364 cartuchos de diferente calibre y 26,5 toneladas de explosivos.


En la lucha contra el narcotráfico, en lo que va del año fueron incautadas 170 toneladas de cocaína, 35 toneladas de marihuana y 815 toneladas de hoja de coca.


El general se refirió también a los golpes dados a la minería ilegal, que en 286 operaciones permitieron la captura de 1.050 personas y la destrucción de 398 máquinas pesadas usadas en esta actividad.