Política

In the public sector, sometimes you step on someone’s toes
“En lo público, a veces se pisan callos”
Autor: José Ignacio Mejía / Nacho
17 de Diciembre de 2016


Balance de la gestión fiscal del contralor de Antioquia en su primer año de labor.



Muy intenso fue el primer año de gestión del contralor seccional Sergio Zuluaga Peña.

Demasiado agitado e intenso fue el primer año de gestión del contralor general de Antioquia, Sergio Zuluaga Peña.


Han sido muchos los desafíos que enfrentó y por eso admite que “en lo público, a veces se pisan callos”.


Le tocó ponerse los guayos para revisar qué ocurrió en la vigencia del último año del exgobernador Sergio Fajardo, heredó las intimidades financieras, contractuales y administrativas del Túnel del Toyo, ha sido drástico en el tema ambiental, también muy sincero y directo con los gobiernos municipales que  audita y termina el año con fuertes contradictores públicos.


¿Contralor, muchos en Antioquia se hacen la pregunta si en Antioquia no se perdió un peso durante la administración Fajardo?


El proceso auditor realizado por los profesionales de la Contraloría General de Antioquia a la vigencia 2015, arrojó un total de hallazgos fiscales por valor de 51.693’615.484 pesos, incluyendo el nivel central y las entidades descentralizadas sin contar las auditorías realizadas por las Unidades de Reacción Inmediata,  URI.


¿Cuáles fueron los hallazgos más relevantes dentro del proceso auditor y en qué estado se encuentran?


Algunos de los hallazgos más relevantes detectados durante el ejercicio fiscal fueron:


a. Hallazgo encontrado en la Secretaría de Hacienda por valor de 26.197 millones de pesos, por incumplimiento de objeto de contrato de obra pública, de construcción de vías, por falta de inicio de las acciones legales para recuperar el dinero perdido. Actualmente está en curso una indagación preliminar. 


b. Hallazgo encontrado en la Secretaría de Productividad y Competitividad por valor de $8.612 millones por falta de gestión de cobro de cartera del Fodes (Fondo para la Promoción y Proyectos Productivos). Actualmente se cursa sobre este tema indagación preliminar.


c. Hallazgo encontrado en RIA por falta de mantenimiento en los terrenos, lo que generó pérdidas de plantaciones por tala injustificada que suman los 3.986 millones de pesos. Actualmente se cursa sobre este tema proceso de responsabilidad fiscal.


d. Hallazgo encontrado en el Idea por valor de 2.427 millones de pesos, por incumplimiento del objeto en un contrato para la adquisición del software financiero Diálogo, el cual a la fecha no se encuentra en funcionamiento.  Actualmente se cursa sobre este tema indagación preliminar. 


¿Cómo fue el ejercicio de las URI`s, cuántas se han realizado y qué resultados han dejado?  


La Unidad de Reacción Inmediata, URI-CGA, inició sus actuaciones en el mes de junio de 2016, y hasta la fecha se han iniciado quince investigaciones, de las cuales se han finalizado cinco con el respectivo informe de resultados, donde se han detectado hallazgos fiscales, disciplinarios y penales.


Entre las URI`s finalizadas se destaca la realizada al Programa de Alimentación Escolar en Antioquia vigencia 2015, adelantada en  la Gerencia de Seguridad Alimentaria y Nutricional Maná, la cual arrojó hallazgos fiscales por valor de 1.153’103.158 pesos, relacionados con la liquidación de convenios sin la devolución de recursos que no se ejecutaron, pago a personal que no laboró y actividades no realizadas que fueron contratadas y pagadas.


Adicionalmente, vale la pena resaltar los recientes resultados obtenidos de la URI de Hacienda, en virtud de la cual se realizó un traslado a responsabilidad, debido al incremento de la deuda en dólares por causa de la volatilidad de la moneda y falta de aseguramiento de la obligación que ascendería a los más de 76.000 millones de pesos.


¿Lo ambiental no puede ser un moño verde en los planes de desarrollo?


Encontramos este año en Antioquia 32 municipios que no suministran agua potable a sus ciudadanos, cuando aquí en ciertas ocasiones nos ufanamos de tener la mejor empresa de servicios públicos.  Hallamos cinco municipios que son inviables sanitariamente y 18 municipios no contaban con planes de gestión de riesgo.


Es decir, nuestros niños y ancianos se han muerto en Antioquia de hepatitis B y de infecciones intestinales porque nadie ha mirado la pobreza y la falta de iniciativa que existe en algunos municipios del departamento para invertir apropiadamente los recursos en temas ambientales, de prevención y de solución.


Hace un año y medio estábamos llorando los más de 100 muertos que dejó la tragedia de Salgar por falta de tomar medidas serias al respecto.


Entonces a los alcaldes este año les hemos exhortado para que inviertan apropiadamente los recursos en temas ambientales y ya hoy el equipo auditor de la Contraloría ha evidenciado más de 16 hallazgos de presunta responsabilidad fiscal en temas relacionados por un valor de 1.417 millones de pesos.


Con las corporaciones autónomas regionales hemos firmado convenios para trabajar en este tema sensible.  Especialmente con el Área Metropolitana del Valle de Aburrá hemos trabajado de la mano con el propósito de generar consciencia sobre el cuidado del medio ambiente y el creciente tráfico de fauna y flora, delito ubicado como el tercero que más dinero mueve, luego del tráfico de drogas y de armas. 


Las cifras más representativas indican que Colombia ocupa el primer lugar en aves en el mundo, segundo en biodiversidad y tercero con mayor número de especies vivas.  Tiene además 2.890 especies, de las cuales 358 son mamíferos, lo que representa el 7% del total mundial.  Posee entre 40.000 y 45.000 especies de plantas, lo que representa entre el 10 y el 20% del total de la flora del mundo; sólo en flores posee más de 50.000 especies.


Este año han sido traficados más de 20.000 animales silvestres y, según las estadísticas, de diez animales que son sacados de su hábitat en las regiones de Antioquia para traerlos a los municipios del área metropolitana, sólo uno llega vivo a su fatal destino.


En el 2016 han sido decomisadas 6.878 tortugas hicoteas, 1.505 iguanas, 1.144 tortugas morrocoy, 2.838 babillas o caimanes. Entre los años 2012 y 2015 las autoridades ambientales lograron recuperar 47.559 especies. Todos tenemos que unirnos para evitar este flagelo. No puede estar de moda que en algunos barrios de Medellín y el área metropolitana se exhiban en los balcones cacatúas, sinsontes y loros encerrados en jaulas.  


¿Cómo analiza la Contraloría el tema preocupante de alimentación escolar, el cual ha denunciado el gobernador que adolece de recursos?


Es lamentable que mientras se recortan los dineros para este sector en Antioquia por parte del Gobierno Nacional, se haya evidenciado por parte de la Contraloría de Antioquia que en el año 2015 hay un posible detrimento de más de 1.153 millones pesos en el programa Maná. La Administración anterior dejó perder estos recursos que eran para la alimentación de niños y jóvenes en sus colegios, por asuntos que son objeto de investigación como liquidación de contratos sin devolución de recursos no ejecutados, se pagaron nóminas de personas que jamás estuvieron trabajando allá, o se pagaron programas de capacitación que jamás se realizaron; es lo que plantea el informe de la URI.


¿En qué va el asunto del Túnel del Toyo?


Acudimos a este control de legalidad, realizando una auditoría express solicitada por la Asamblea de Antioquia y  facultados por el Artículo 125 de la Ley 1474, como ninguna Contraloría en el país lo ha hecho, para llamar la atención sobre una obra monumental como el Túnel del Toyo.


Vale destacar los efectos positivos de este trabajo, sobre todo teniendo en cuenta los antecedentes, como ha sido el caso de Reficar, cuyo desfalco a la Nación alcanzó los doce billones de pesos; o el Túnel de la Línea que después de diez años de retraso ha tenido un sobrecosto cercano a los cuatro billones de pesos.  


Por eso en el Túnel del Toyo, cuyo costo es de 3. 2 billones, llamamos la atención porque había asuntos no muy claros que evidenciaron los profesionales de nuestra entidad y que podrían generar pérdidas para los antioqueños.


La Gobernación de Antioquia y los contratistas tuvieron que sentarse para suspender la obra y subsanar irregularidades porque según el informe, esta obra adolecía de diseños finales, no se tenían estudios de impacto ambiental, no había claridad sobre los predios que se deben comprar para poder hacer la obra, tampoco se había realizado consulta con la comunidad.


Pero eso sí,  antes de terminar el Gobierno, la Administración Departamental anterior firmó el contrato, y además buscó que la licitación no la hiciera el Departamento, sino que se la entregó a un tercero y de este modo delegó lo indelegable.  Entonces la Contraloría en la auditoría express inició el proceso de responsabilidad fiscal por 1.900 millones de pesos el cual avanza en sus términos.


Además, si el túnel hubiera tenido sobrecostos, estos los iba a asumir solamente Antioquia, lo cual no era justo. Entonces en ese alto en el camino, se acordó que de presentarse sobrecostos los asumirían solidariamente el Departamento, el Municipio y la Nación. Creo que se debe ponderar la actuación de la Contraloría de Antioquia porque gracias a su intervención, se lograron enderezar puntos significativos de esta obra.


¿Y cuál es el lío del crédito en dólares de la administración Fajardo? 


No entendemos cómo la Administración anterior adquirió una deuda por más de 90 millones de dólares sin contar con los seguros correspondientes que lo blindaran de la fluctuación de la moneda. No es lo mismo un crédito en moneda extranjera a $1.800 que una deuda con el dólar a $3.000.  Aunque el proceso de investigación recién se inicia, se estima que debido a la fluctuación, el Gobierno Departamental tendría que asumir un mayor valor de la deuda por más de 76.000 millones de pesos.



Respeto con los contradictores

¿Qué opinión le merecen las críticas que le han hecho desde ciertos sectores políticos?


Yo estoy dedicado al control fiscal y soy profundamente respetuoso del control político, incluso a mi gestión.


No vengo de alguna casa política del departamento, pero soy respetuoso del ejercicio que hacen día a día quienes ejercen el permanente contacto con la ciudadanía escuchando y buscando resolver las necesidades de la comunidad.


En nuestra labor de control fiscal y en lo público, a veces se pisan callos.  Pero yo no puedo aislarme y el equipo de trabajo de la Contraloría General de Antioquia menos, para evidenciar que los recursos de los antioqueños fueron mal invertidos en algunos de los 444 sujetos de control que tenemos que auditar al año. Respeto, mucho respeto, por quienes no consideren esta tarea de su agrado.