Internacional

Massive goodbye to Fidel in the cradle of the Revolution
Adiós multitudinario a Fidel en la cuna de la Revolución
4 de Diciembre de 2016


Los restos mortales de Fidel Castro llegaron ayer a la ciudad de Santiago de Cuba, donde el pueblo se despidió del líder en un acto multitudinario antes de la ceremonia de inhumación prevista para hoy.


Foto: EFE 

Las cenizas de Fidel Castro partieron hace cuatro días de la capital cubana.

EFE


internacional@elmundo.com


Después de recorrer casi 1.000 kilómetros y doce provincias, las cenizas de Fidel Castro recibieron ayer un último baño de masas por las abarrotadas calles de la ciudad de Santiago, donde germinó la Revolución que él lideró y donde sus restos mortales descansarán para siempre.


El cortejo fúnebre que transporta la urna funeraria entró alrededor del mediodía en esa ciudad, donde hizo un amplio recorrido de casi dos horas que pasó por el Parque Céspedes y terminó en el Cuartel Moncada, escenario en 1953 de la primera acción armada de los rebeldes liderados por Fidel contra Fulgencio Batista.


“Es histórico que sus cenizas pasen justo por el Moncada, pero también por todo Santiago, que lo adora. Porque Fidel no nació aquí, pero es santiaguero”, contó Ramón Reina, de 73 años, teniente coronel jubilado de las Fuerzas Armadas.


Reina esperaba el paso de la comitiva ante la posta 3 del cuartel de Moncada, lugar por el que los rebeldes liderados por Fidel Castro asaltaron ese edificio el 26 de julio de 1953.


La comitiva militar que acompaña las cenizas del líder cubano desde la partida, el pasado 30 de noviembre, de La Habana, realiza el recorrido inverso a la Caravana de la Libertad, el viaje a lo largo de toda la isla que Los barbudos de Sierra Maestra hicieron entre el 1 y el 8 de enero de 1959, cuando derrocaron al régimen de Fulgencio Batista.


Esa caravana partió hace casi 58 años del Parque Céspedes de Santiago, después de que Fidel Castro pronunciara allí, el 1 de enero de 1959, su primera arenga tras el triunfo de la Revolución y, para rememorar ese momento, el cortejo fúnebre hizo allí la única parada del recorrido por la ciudad.


En ese lugar se encontraban miles de personas que ondeaban banderas y gritaban “Yo soy Fidel” y debajo del balcón donde habló en esa ocasión, se desplegó una pantalla gigante para reproducir un video con el discurso que Fidel Castro pronunció en ese mismo lugar el 1 de enero de 1984.


Con motivo del 25 aniversario de la Revolución, Fidel declaró Santiago de Cuba como “Ciudad Heroica”, por su protagonismo en las luchas por la independencia y en el proceso revolucionario, unas palabras que muchos hoy rememoraron entre lágrimas en esa plaza.


“El comandante era y sigue siendo el comandante y lo queremos mucho. Aquí todo va a seguir adelante, no está él pero lo seguimos sintiendo como si estuviera”, decía entre lágrimas Virgen, una santiaguera jubilada que portaba un cartel de Fidel de joven.


Tras su periplo por la ciudad de Santiago, donde una multitud abarrotó las calles para despedirse de su comandante, las cenizas de Fidel Castro se colocaron en la Plaza de la Revolución “Antonio Maceo”, dentro del mausoleo dedicado a este héroe independentista, donde pasarán la noche.


En esa plaza se celebró ayer, a las 19.00 horas (00.00 GMT) un acto de masas para que los santiagueros rindieran un último homenaje al comandante, con la presencia de personalidades y en el que también participaron dirigentes de las organizaciones sociales de la isla, así como el presidente.


Los actos fúnebres por Fidel culminarán hoy con la ceremonia de inhumación, íntima y cerrada a prensa y público, en el cementerio de Santa Ifigenia, necrópolis de próceres y mártires, donde descansará junto al Héroe Nacional cubano, José Martí.



Mayor represión

La Fundación Nacional Cubano Americana (Fnca) denunció un incremento de la represión oficial contra opositores en la isla tras el fallecimiento de Fidel Castro y contra aquellos que se niegan al duelo nacional.


“Numerosas personas por toda la isla han sufrido castigos severos e injustos incluyendo golpizas, detenciones, amenazas y suspensiones de empleo, por presuntamente negarse a llorar la muerte de Fidel Castro”, aseguró recientemente la organización del exilio, con sede en Miami.


La Fnca citó el caso del opositor Eduardo Pacheco Ortiz, del Movimiento Recuperación Democrática, quien fue golpeado y detenido tras la muerte del líder de la Revolución cubana.