Fútbol en el Mundo

James’ dilemma
Incertidumbre por James
20 de Diciembre de 2016


James Rodríguez, sin lugar en el Real Madrid desde la llegada de Zinedine Zidane, piensa en nuevos aires para su carrera. Sin embargo, en el club español no ven con buenos ojos su posible salida.


Foto: EFE 

James Rodríguez está atravesando un presente complicado, relegado a la suplencia y con pocas oportunidades.

EFE


Las declaraciones de James Rodríguez a la conclusión de la Final del Mundial de Clubes conquistado por el Real Madrid, asegurando que pensará en las vacaciones navideñas “buscar salidas”, generaron sorpresa en el club, que cierra las puertas a su salida en el mercado invernal.


El Madrid no baraja la salida de James aunque el jugador comunicase tras las vacaciones navideñas su deseo de salir y aceptar alguna de las interesantes propuestas que tiene sobre la mesa, según reconocieron fuentes del club, que no ocultaron la sorpresa con la que acogieron unas declaraciones inesperadas.


James se expresó con sinceridad en la zona mixta del estadio Internacional de Yokohama tras sentir nuevamente impotencia por su situación en el Mundial de Clubes.


Llegaba a la cita tras dos titularidades consecutivas, ante Borussia Dortmund en Liga de Campeones y Deportivo La Coruña en LaLiga, y el regreso del alemán Toni Kroos al once ante el América mexicano en Semifinales, devolvió al colombiano a su cruda realidad. Tan sólo recibió de Zinedine Zidane los últimos 18 minutos del partido y en la Final no fue ninguno de los cuatro cambios que realizó el técnico francés.


La cláusula de rescisión del creativo es de 500 millones de euros. Real Madrid pagó 75 millones de euros y no tiene intención de realizar ninguna operación con él en el mercado invernal, y si llegase a final de temporada su postura es que no salga por menos de lo que se invirtió para contratarlo.


Antes de darle la titularidad en un día importante, en el que se jugaba el Madrid el primer puesto de grupo en Liga de Campeones ante el Dortmund en el Santiago Bernabéu, Zidane llegó a admitir en rueda de prensa que “James es un problema”, por el deseo del jugador de querer jugar más y la falta de regularidad que le concede su entrenador.


Es una situación que no tiene visos de cambiar, ya que con la lesión del galés Gareth Bale el jugador que ocupó su hueco en la titularidad ha sido Lucas Vázquez y James ha ido bajando escalones en el escalafón, viéndose por detrás también de Isco Alarcón.


La salida del brasileño Óscar, del Chelsea, podría provocar el intento del club inglés por el fichaje de James, al que también desea el Manchester United, de José Mourinho y el PSG francés. De momento, la postura del Real Madrid, a corto plazo, es clara.