Cultural

Fernando and Débora are alive
Fernando y Débora viven
Autor: Cindy Cardona
23 de Febrero de 2012


La Corporación Otraparte, la Alcaldía de Envigado y el Museo de Arte Moderno de Medellín se unen para rendirles homenaje al escritor Fernando González y la pintora Débora Arango.

Ambos fueron una revelación en su tiempo y para sus contemporáneos, inaceptables. Pero sus obras traspasaron las barreras de la Iglesia, de la política y las concepciones conservadoras y mojigatas del momento. Contaban realidades a través de palabras y colores. Y lo siguen haciendo. Todavía viven.


Fernando González y Débora Arango son, desde el 13 y 20 de febrero, el punto de atención del pasaje peatonal y del primer piso de la Alcaldía de Envigado, por la inauguración de una exposición que permitirá a los caminantes ver lo que fueron en la Antioquia de finales del siglo XIX y comienzos del XX y su importancia en la Antioquia de hoy.


Débora Arango


En diez paneles se muestran 18 obras de la artista más una breve descripción de “Yo fui pintando lo que fui viendo. Relato de un país por Débora Arango” en el panel principal.


Son, entonces, 20 láminas de gran formato, las encargadas de mostrarle al público envigadeño y sus visitantes, el testimonio, contado en imágenes, de una Medellín goda, sumida en los paradigmas impuestos por la Iglesia y la política conservadora.


“Nosotros sentimos la responsabilidad de rendir honores a Débora Arango, anunciando su obra a los habitantes del municipio y caminantes del pasaje peatonal de la Alcaldía”, dice Sebastián Salazar, portavoz de la Corporación Otraparte, quien afirma que la maestra Débora Arango es una mirada a la ciudad desde lo emocional,  una mirada polémica que obedecía más a la emoción que al trazo.


“Bailarina en descanso”, “La amiga”, “Junta militar”, “Maternidad y violencia”, son algunas de las obras que estarán al sol y al agua en las afueras de la Alcaldía y el Concejo de Envigado.


Fernando González


Desde la metáfora, Fernando González alcanza a describir lo que percibía de la ciudad, y la visión de su vida. En esta exposición, “De la rebeldía al éxtasis”, de 24 paneles, “se evidencia su vida en fragmentos tomados de sus obras, acompañados de fotografías de su familia, de sus amigos”, cuenta Salazar.


Luego de pasar por la muestra de las pinturas de Débora Arango, los observadores pueden  ser guiados a la Alcaldía, y justo en la antesala, podrán encontrarse con el maestro González, su obra, fragmentos de sus escritos, su vida.



El escritor


Fernando González Ochoa.


Nació el 24 de abril de 1895 en Envigado. Vivió 69 años.


Desde niño, su espíritu original y rebelde se manifestó con ímpetu. González es considerado el más original de los filósofos colombianos y uno de los más polémicos y controvertidos escritores de su época. Se enfrentó a la mentira colombiana y sus contemporáneos no le perdonaron la franqueza con que habló. Por eso fue rechazado y olvidado.





La pintora


Débora Arango. Nació el 11 de noviembre de 1907, en Envigado. Murió el 4 de diciembre de 2005. Fue pintora expresionista y acuarelista.


Fue alumna del maestro Eladio Vélez y del maestro Pedro Nel Gómez, con los que aprendió los secretos del dibujo y la dinámica de la forma, la vitalidad del movimiento, el colorido.


Apartándose de sus maestros, pintó obreros marginados, monjas, prostitutas, mujeres relegadas, el dolor y el maltrato, la situación política y las manifestaciones populares. Interpretó la realidad cotidiana, denunciando la violencia de una sociedad llena de prejuicios ancestrales.


Sufrió insultos y soledad, por lo que decidió no volver a exponer sus obras, encerrándose en su casa.