Profesor: la profesión del futuro

Autor: Ricardo Ernesto Torres Castro
10 febrero de 2020 - 12:02 AM

Las políticas públicas en Colombia han deteriorado el universo de la educación y lo han relegado a ser un sector olvidado y del que no cuenta mucho a la hora de establecer los criterios de equidad, sostenibilidad y desarrollo

Medellín

Sin duda la labor de los profesores es muy importante. Desde siempre, esta profesión se ha posicionado en la sociedad como un carácter vital. Ser profesor es un orgullo, es una fuente inigualable de equidad social; aunque todos sabemos que es muy valorada, lo cierto es que no es bien remunerada. ¿Qué pasa? ¿Por qué si valoramos tanto a los profesores ellos no cuentan con las mejores condiciones para ejercer su profesión? Pues bien, las políticas públicas en Colombia han deteriorado el universo de la educación y lo han relegado a ser un sector olvidado y del que no cuenta mucho a la hora de establecer los criterios de equidad, sostenibilidad y desarrollo de la población. Si bien, todos podemos reconocer la importancia de los profesores, lo cierto es que esta profesión en unos años logrará grados más alto de valoración. Pasaran muchos años, es cierto, pero cada día aparecen personas que entienden la importancia de los profesores en la sociedad y la necesidad por mejorar su situación. En chile, el estudio del Índice elige educar, una encuesta de percepción sobre la docencia, realizada por Elige Educar y GfK Adimark, que muestra que la carrera de Pedagogía se consolidó como la cuarta profesión más valorada por la gente. ¿A qué se debe esto? Pues muy fácil, se trata del fortalecimiento de las políticas públicas de educación.

Lea también: En tiempo de campaña, la cenicienta es la educación

Si en Colombia queremos avanzar en el mejoramiento del sistema educativo, es momento que miremos más detenidamente a nuestros profesores. Ya es hora de construir una política pública que le garantice a ellos: 1) perfeccionamiento docente. 2) equidad salarial. 3) régimen especial en el sistema pensional. 4) garantías en la estabilidad laboral para ejercer la profesión. 5) evaluación permanente. Puesto que en nuestro país no existe dicha política pública, hemos visto muy de cerca como el establecimiento ha venido deteriorando las condiciones para ejercer la profesión, a esto se le suma la caída en las matrículas en las universidades donde cada día son menos quienes se interesan por estudiar pedagogía. La profesión del futuro no tendrá muchos aspirantes: “La baja de la matrícula no tiene que ver con una baja en el interés, sino que con políticas docentes que contribuyen a la calidad de la formación de los profesores, pero que llevan a disminuir la oferta de pedagogías”, indica Walker.

Le puede interesar: La solución está en nuestras manos

Vayamos más allá. En diferentes estudios sobre la percepción de los profesores, por ejemplo, los datos que produce el Barómetro del Trabajo, de Mori, dice que el 61% de los encuestados cree que los profesores son quienes dan más confianza. Contrario a quienes hacen las leyes o quienes administran el sistema educativo, los profesores realmente son respetados. “Evidentemente, hay una valoración muy fuerte de la sociedad a la profesión docente, que ha mejorado en los últimos años, porque la gente ha visto al profesorado comprometido socialmente, preocupado de la educación y no solo de nuestras reivindicaciones”, dice el presidente del Colegio de Profesores, Mario Aguilar. Hemos visto a nuestros profesores en marchas, solidarios con las causas de sus estudiantes, preocupados por el proceso de paz, integrados al diálogo social, denunciando la muerte de líderes sociales y conectados con un país que cada día reclama de ellos más presencia, sólo porque en muchos lugares de nuestro país ellos son el estado. Chile está dando la vuelta hacia la equidad y el mejoramiento de las condiciones de los profesores. Es hora ya de que Colombia empiece a plantearse el problema en serio.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Profesor universitario
Columnistas

5 p de la educación superior

Los profesores son el centro de las universidades y ellos reclaman fuertemente atención para seguir garantizando el mejor servicio y producto académico.

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
2
Urbanismo /

Aplicativo lleva frutos del campo local hasta las casas de todos 

Compra Local permite que los tradicionales Mercados Campesinos de Medellín se estrenen en una plataforma...
3
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
4
Cazamentiras /

Nicolás Maduro, ¿colombiano?

Recientemente, usuarios en las redes sociales reavivaron la polémica en torno a la nacionalidad del...
5
Columnistas /

La redacción correcta en el ámbito educativo

El vocablo bachillerato, en minúscula, alude de un modo genérico, a la enseñanza secundaria; si hay dos...
6
Columnistas /

¿Migrar o emigrar? ¿E inmigrar qué?

Migrar, emigrar e inmigrar hablan de la misma realidad, pero no por ello son sinónimos. Las diferencias...