Más riesgo Trump para el mundo

Autor: Ricardo Chica Avella
11 noviembre de 2018 - 09:31 PM

Trump cree que de debemos confiar en el principito siniestro y esperar al resultado de la investigación independiente organizada por este mismo

A pesar de que el control demócrata de la House of Representatives genera alguna esperanza de que la insensatez de Trump pueda en alguna medida ser limitada en sus desastrosas consecuencias, ya varias dinámicas en el campo internacional están muy avanzadas. La sola reversión de los logros de Obama en materia ambiental es ya un motivo de alarma con el debilitamiento del acuerdo de Paris y el horror de la re carbonización de la economía que no sólo disparará los generadores de calentamiento global cuyas consecuencias climáticas están golpeando tan duramente la geografía universal, sino que pondrá a USA en oposición a China y la UE con sus enormes desarrollos en sus economías verdes, en contravía del futuro a un pasado recarbonizado ya anacrónico e irrelevante social y económicamente.

Lea también: Trump vs la lógica económica

Pero hay otro problema que puede ser aún más grave en el corto plazo, su política en el Medio Oriente endurecida hasta lo fanático por Bolton, basada en la obsesión compartida con Netanyahu y la monarquía saudita contra Irán, empezando por hacerles la tarea desconociendo el tan difícilmente logrado y acertadamente construido acuerdo nuclear. Un logro diplomático notable de años de trabajo de representantes de todas las potencias, las UN y la Agencia Internacional de Energía Atómica (que ha certificado repetidamente que Irán viene cumpliendo con su parte del acuerdo). Nuevamente como con Paris, USA se substrae de un acuerdo multilateral que ningún país individualmente puede legalmente desconocer y modificar, sin soporte internacional alguno diferente a las furias de Netanyahu (con cuya causa también se identifica destruyendo toda posibilidad de mediación hacia la solución del conflicto con los palestinos al mover la embajada a Jerusalén).

El otro socio en la región en contra de Irán es la siniestra monarquía saudita de cuyo respeto por los derechos humanos y la libertad de prensa acabamos de tener la muestra del vil asesinato de Khashoggi en su consulado en Estambul. La hipocresía de USA y UK con las canalladas del principito que rige el reino con la autoridad de Señor Feudal y Monarca Absoluto Mohammed bin Salman es aterradora. Es perfectamente sabido que este régimen decapitaba opositores y azotaba periodistas u mujeres hasta recientemente (lo sigue haciendo en sus cámaras de tortura, ya no abiertamente), mantiene a la mujer en una condición de inferioridad medieval y es una estructura de poder político absoluto y económico en la cual una familia real es dueña de todos los activos (lo que tratándose de petróleo significa fortunas fabulosas). Y el principito se ha desatado desde que tomó el poder (en unas disputas entre primos frente a las cuales aquellas entre los aspirantes al trono de Inglaterra hasta los Tudores son mero drama shakesperiano). Sus hazañas incluyen: la canallada del sitio en Yemen en donde literalmente está matando de hambre, cólera y difteria a aquellos entre 14 millones de personas que no son despedazados a diario con bombardeos, incluidos a buses escolares (objetivo legítimo según los saudis y sus aliados), esto con el apoyo y el armamento provisto por USA y UK. El agresivo embargo y aislamiento de Qatar por el execrable crimen de no seguir la línea saudita extrema de romper relaciones con Irán. El secuestro del primer ministro de El Líbano para presionarlo a adoptar una línea dura con Hezbollah. Y ahora el vil asesinato de un crítico moderado y prudente que tenia audiencia en USA como respetado periodista (autoexiliado en busca de seguridad). Y frente a todo este horror que USA y UK condonan, solo Alemania (suspendiendo ventas de armamento), Canadá (criticando la condición de opresión de la mujer) y Suecia (suspendiendo también las ventas y criticando la violación de los derechos humanos) han tenido la decencia de pronunciarse. Mientras que el régimen saudí reacciona airado ante los comentarios por el asesinato en Estambul, anunciando una secuencia pueril y contradictoria de mentiras y amenazando represalias contra sus críticos.

Pronunciamientos como los de Trump de que hay que esperar a los resultados de la investigación y que él tiene plena confianza en el Rey y en el principito son realmente inverosímiles en su estupidez o deshonestidad. Para medir de que es capaz el principito siniestro basta recordar lo que hizo con la elite saudita en cuanto se aseguró el poder: detuvo 200 miembros de la elite (realeza, millonarios, generales) en el RitzCarlton en Riad, en una purga de carácter stalinista con acusaciones de corrupción. Aunque presumiblemente esto era cierto en algunos casos, la extendida tortura llego al asesinato a golpes de quienes (como un muy importante general) tenían información sobre los negociados del principito. El ejercicio de terror se extendió por meses manejado por el mismo sicario y torturador de cabecera del príncipe que dirigió el grupo de 15 asesinos que viajaron a Estambul a matar a Khashoggi, regresando de afán al día siguiente de cumplir su infame misión. Pero Trump cree que de debemos confiar en el principito siniestro y esperar al resultado de la investigación independiente organizada por este mismo; pues claro no podemos poner en peligro los billones de dólares en ventas de armas así estas sean usadas para despedazar a hambrientos yemenitas.

Todo esto es horrendo pero hay algo con mayor gravedad geopolítica y para la seguridad global. Trump esta envalentonando a los fanáticos anti-Irán Netanyahu y príncipe Mohammed, así como subiendo su retórica al agresivo tono de Bolton con un objetivo tan razonable, concienzudo y viable como el regimen change en Irak ¡ ahora en Irán! No es solo que un conflicto entre estos tres aliados e Irán desataría un infierno en la región peor que el de la guerra en Irak. Las condiciones políticas internas de Irán no hacen viable un cambio de régimen, y ya sabemos por Irak que la desestabilización de una estructura política sin un reemplazo plausible desencadena irremediablemente un caos infernal. Pero la incapacidad del gobierno americano de aprender (ahora de Irak después de Vietnam), el fanatismo de Netanyahu y del principito siniestro y la estupidez e ignorancia de Trump (que supera de lejos las de Bush que llego al absurdo de vincular a S Hussein con AlKaeda) si no llegan a los niveles delirantes de desencadenar una guerra abierta, si a acometer agresiones a Irán con el fin de desestabilizar el régimen, y precipitar el supuesto cambio de régimen, que conducirían a Irán a retaliar.

De su interés: De Trump para el mundo

La crisis política mundial generada por la reacción nacionalista populista a la globalización y al marginamiento de mayorías por ésta viene resquebrajando el proyecto político socialdemócrata europeo (en su sentido amplio de incluir centroderechistas como Merkel y Macron en un contexto democrático de logros históricos en equidad) el cual ofrecía la única alternativa de sensatez y ética política (que en USA fue destruida con la transición de Obama a Trump) en una coyuntura política mundial marcada por el caos descrito y las tensiones entre USA y Rusia y la crecientemente asertiva potencia China. ¿A dónde mirar en busca de liderazgo en semejante situación? Dada la inminencia del retiro de Merkel, y dada la posición igualmente sesgada que USA en los mencionados problemas por parte de UK y su absurda enredada en la insensatez del Brexit, esperemos que Macron pueda tomar la bandera por la democracia y el respeto de los derechos humanos y del medio ambiente, en contrabalancee a Trump, que venía ostentando la líder alemana.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Edgar
Edgar
2018-11-12 11:34:26
Rogar porque Macron no de el brazo a torcer en cuestiones de liderazgo mundial, porque Trump es un fiasco, entre otros.

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Peligrosa espiral en histeria colectiva electoral
Columnistas

Peligrosa espiral en histeria colectiva electoral

Los populismos de Maduro a Trump a Uribe crean universos paralelos o bien en materia de problemas o bien en materia de soluciones sin contenido real racional alguno

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
2
Columnistas /

¿Y el masculinicidio?

A toda la muerte violenta de una mujer, le endilgan el calificativo de feminicidio. Es un craso dislate
3
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
4
Columnistas /

Ingeniería y ética profesional

La ética en la ingeniería empieza por establecer que la responsabilidad primaria del ingeniero es...
5
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
6
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...