Los aguacates de Nairo

Autor: Jorge Alberto Velásquez Peláez
10 abril de 2019 - 09:02 PM

¿Cuáles son las apuestas productivas para la exportación de las subregiones antioqueñas?

Medellín

Jorge Alberto Veláquez Peláez

No nos es extraño observar grandes performances de nuestro "superhéroe" Nairo Quintana en las diferentes grandes competencias del ciclismo mundial, subiendo y bajando montañas, subiendo los brazos, victorioso, para bajarles los humos a los grandes ciclistas del mundo. Y son tan fuertes sus piernas, que incluso se permite bajar de su "caballito de acero" para mostrarnos en alguna parte de una carretera colombiana un hermoso paisaje de frutas, todas ellas coloridas y enormes, entre las que sobresalen los aguacates, las naranjas, las papayas, las granadillas, las moras, y los mangos, entre muchas otras. Y con poca convicción el improvisado agricultor nos dice que "Colombia Siembra". Maravilloso, han pensado quizás ustedes, no sólo tenemos cosecha de espectaculares ciclistas, sino también de frutas, las cuales muy seguramente exportamos hacia esos países donde triunfa Nairo, como Francia, España, China, Argentina, e Italia, para mencionar unos pocos.

Pero el ídolo boyacense no sabe una cosa: las frutas que él nos mostraba en ese comercial son apenas para el consumo egoísta de los colombianos, pues no las exportamos ni parece que nos interesara hacerlo. Solo bananos como renglón importante, pero sin crecer éste como el ecuatoriano, y un poquitico, casi nada, del resto de los productos. Es bueno que esto lo sepa el campeón pues tal vez mañana lo contraten para bajar nuevamente de su bicicleta y cargar pesadas legumbres, y pescados, carne y leche, mientras nos dice, según el libreto, que no solamente sembramos, sino que pescamos y ordeñamos, que somos los mejores, y que tenemos algo más que 190.000 hectáreas cultivadas en coca.

El año anterior Colombia apenas logró exportar en frutas diferentes del banano 192 millones de dólares, que ubican a nuestro país como el más pobre vendedor entre los exportadores del barrio, esto es, por debajo de México y Chile, con 6.568 y 5.695 millones, respectivamente. Costa Rica, Argentina, Brasil, Guatemala, Bolivia, Honduras y Ecuador nos superan ampliamente como exportadores en ese sector, y Perú nos da una gran lección creando grandes renglones en una década, como lo hizo con las uvas y las fresas, y lo hace ahora con el aguacate; las exportaciones frutales incas ascendieron a 2.298 millones de dólares. No sobra decir que en legumbres y pescados tampoco hacemos nada, y en un sector que debería ser referente de nuestras ventas externas, el lácteo, exportamos 21 millones, mientras un país que no es propiamente lechero como Chile nos superó con 162 millones.

Lea también: ¿Recuerdan a los tratados de libre comercio?

https://www.elmundo.com/noticia/-Recuerdan-a-los-tratados-de-libre-comercio-/376197

Podría pensarse en otra campaña que diga “a Colombia no le gusta lo que siembra”, pero con un ciclista extranjero, y propongo para ello al rival de Nairo, a Cristopher Froome. En el 2018 el país importó un total de 235 millones de dólares en frutas y la misma cifra en pescados, 152 millones en legumbres, 112 millones en lácteos, y 96 millones en café, además de las compras de productos preparados y conservas alimenticias. Aproximadamente mil millones de dólares nos gastamos trayendo alimentos a un país que tiene las tierras, los climas y microclimas, los mares y los ríos, y las vacas, novillos y cerdos; solo nos falta la gente que sepa qué hacer con todo eso.

Entre los productos que nos mostraba Nairo sobresalían los aguacates, y creo que ningún renglón ha tenido tanto éxito como ese con la comunicación persuasiva a la que estamos tan acostumbrados. Sin embargo no vendemos aguacates en EE.UU., y el año anterior exportamos al resto de países apenas 63 millones de dólares, ventas de subsuelo si se comparan con las de México (2.562), Perú (772) y Chile (274) que están en las nubes.

No todo está perdido. Podemos reinventar a los ministerios de Agricultura y de Comercio, y a Procolombia (creo que cambió de nombre para que no lo identifiquen como responsable de la pobreza exportadora nacional), o dejarlos como están, pero importando funcionarios y empresarios peruanos, chilenos, o ecuatorianos.

Pregunta y una reflexión para finalizar: ¿Cuáles son las apuestas productivas para la exportación de las subregiones antioqueñas? Van surgiendo los candidatos a la Gobernación de Antioquia, y con ellos vendrán el discurso de la “mejor esquina de América” y la promesa de grandes exportaciones futuras de la región, que nunca llegarán. Necesitamos urgente un gobernador con visión internacional que no mire “hacia dentro”, pues allí solo encuentra su propio ego, no el futuro departamental.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
2
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
3
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
4
Columnistas /

¿Migrar o emigrar? ¿E inmigrar qué?

Migrar, emigrar e inmigrar hablan de la misma realidad, pero no por ello son sinónimos. Las diferencias...
5
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
6
Pensándolo Bien /

Pensándolo bien 2 de febrero

El gobierno del doctor Duque no puede aceptar ninguna presión para legitimar a un dictador que usurpa...