La muerte de un filósofo

Autor: Alfonso Monsalve Solórzano
22 abril de 2020 - 04:57 PM

Cuento del filósofo, ensayista y escritor Alfonso Monsalve Solórzano, a propósito de incertidumbre y pandemia.

Medellín

Atrapado por la tragedia de la pandemia he buscado consuelo en Dios, luego de infinitas dudas sobre su existencia o su bondad. Cómo un ser absolutamente bueno puede tolerar cosas malas, me he preguntado. Si la bondad es un predicado de Dios, la maldad niega su existencia (Una variación de esta versión se la escuché a un amigo mío, quien, en su afán de defender a Dios, dijo que Él no era “responsable de que en la naturaleza hubiese cosas malas”, como si esta- exceptuando a los hombres (y otros posibles seres racionales del universo)- fuese buena o mala, como si un virus fuera bueno o malo, como si este tuviese capacidad de decisión, atributo que la maldad exige).

Pero, un teólogo me dijo que ese argumento es una muestra de la soberbia intelectual típica de hombres como yo. Argüía que pensar de esa manera equivalía a igualarse con la mente de Dios, siendo, como éramos nosotros, poseedores de un discernimiento limitado y estrechamente ligado al tiempo, es decir, a la historia. En efecto, continuó, el transcurso de los acontecimientos crea en nosotros la fascinación de que podemos desentrañarlo todo en razón del movimiento y domesticar la naturaleza sin necesidad de que exista un ser superior. El caso paradigmático afirmaba aquel hombre, era Hawking para quien la historia del universo comenzaba con el big bang y, por tanto, carecía de sentido preguntarse qué existía antes, pues no había tiempo, y en consecuencia, suceso alguno antes del momento primigenio, y la pregunta misma implicaba un absurdo.

El solipsismo a escala universal, alcancé a pensar al escucharlo, la dimensión plena del solipsismo de Wittgenstein para quien era imposible escapar de los límites del lenguaje. Pero el teólogo afirmó que Dios es atemporal, que para él la historia no existe; que su atemporalidad es absoluta. Su afirmación fue tan radical que incluso llegó a decir que aseverar que siempre ha estado ahí, es una muestra de nuestra limitación, porque el adverbio siempre es temporal (curiosamente, una afirmación solipsista, pude darme cuenta, que en el fondo exige que Dios es indecible porque nuestro lenguaje no puede evadir el tiempo). Por decirlo de alguna manera, pontificaba el teólogo, Dios contempla al mundo como lo hace Borges en el Aleph, como un conjunto donde está todo, sin pasado, sin presente y sin futuro.

Para mí, prosiguió, la hipótesis de Hawking es cautivante, pero tiene una debilidad. Sostener que no puedo salir del universo para contemplar el universo, es atractiva; pero el multiuniverso postulado por algunos físicos se presenta desde nuestro propio cosmos. Hasta ahora el multiuniverso es una construcción mental no probada, pero cuestiona la visión del físico de Cambridge.  Y, si el número de universos que reclama es infinito, tanto como el conjunto de los números naturales, alguien podría reivindicar que, en alguno de ellos sería posible salir de él para contemplar a Dios el Hacedor.

Interesante, pensé, al menos en un universo posible podría probarse la existencia de Dios. Pero no es más que una hipótesis, que, por otra parte, no vale en este en el que me encuentro. Además, esa línea de pensamiento nos puede llegar a la famosa regresión ad infinitum según la cual, el creador necesitó un creador distinto; este, otro y así hasta el infinito. Pero me urgía tener razones para creer, por lo que apelé al cínico argumento de Pascal, según el cual hay que creer en Dios porque al morir, si no existe, no pasa nada; pero sí existe, y es un Dios que exige reconocimiento, uno se salva.

Lea también: Reflexiones desde una biblioteca

En este punto, recordé que había concepciones de Dios, según las cuales, Este no exige reconocimiento alguno; no se trata, tampoco, de un ser punitivo, ni vengativo, ni justo (o injusto). no le importa si pecamos o no. Es, por decirlo así, inocuo, y no me refiero al panteísmo, que cree que el universo es Dios, aunque la consecuencia de esa admisión es la misma, alcanzo a divagar. En cualquiera de las dos versiones el argumento pascaliano sobra. 

El problema es que no tengo tiempo para escoger entre las distintas versiones de Dios. En realidad, no tengo tiempo de escoger sobre si existe o no. Un confesor está ante mi lecho ofreciéndome la extremaunción. Lo sé porque lo oigo ofrecerme consuelo y salvación antes de morir asfixiado por el coronavirus. El hecho es que sé, sí, sé que será su oferta lo último que oiga. Antes de que termine, estoy seguro de que estaré muerto. Me concentro en el fin.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Alfonso
Alfonso
2020-04-26 08:29:32
Dos errores de digitacion: se escribe HAWKING en lugar de Hawkins y se escribe WITTGENSTEIN en lugar de Wittgestein
juan guillermo
juan guillermo
2020-04-23 09:31:07
QUE MIEDO, YA MANDARON LASS LUCIERNAGAZ...QUE MIEDO...CENSURA DE PRENSA...
juan guillermo
juan guillermo
2020-04-23 09:12:34
querido maestro...le recuerdo que el amigo HAWKKINS murio ateo pero creyendo en DIOS...ASI LE CONFESO A SU SECRETARIA...QUE A LA VEZ SE CONVIRTIO EN SU SEÑORA ESPOSA...yo me hago la misma pregunata suya...o las mismas...solo que en forma mas humilde y de un modo mas sencillo...pero mi respuesta es la misma... DIOS SE EXTRALIMITO EN LA MUCHA LIBERTAD QUE NOS DIO...AHORA MAS...EL HOMBRE MODERNO NO RESPETA...SE CREE DIOS...ES OTRO DIOS...IMPULSADO POR EL DIOS DINERO...QUE LO IMPULSA A NO OBEDECER...A SABIENDAS QUE SABE MUY BIEN...EL QUE OBEDECE NO SE EQUIVOCA....DIOS NOCASTIGA ASI...NO MANDA ESE BICHO A QUE NOS MATE...PERO SI LO PERMITIO...YA QUE LO MERECEMOS...SOBRE PASAMOS A ZODOMA Y GOMORRA, LA PENTAPOLIS EN MALDAD.,..Y TODO POR LA FUERZA QUE CONFIERE EL DINERO...PERO MIRE COMO ESE BICHO NOS ENSEÑA, QUE HOY TODOS VALEMOS IGUAL, ASI HAYAMOS SACADO EL TRAPO ROJO...NO EL TRAPO ROJO DEL COMPAÑERO PRIMO...DEL POLLO...EL TRAPO ROJO DEL HAMBRE...EL HAMBRE NO SACA VACACIONES NI TIENE RAZA NI COLOR NI EDAD...NI SEXO...EL HAMBRE NOS HACE CREER EN DIOS...PARA LA MUESTRA UN BOTON...YA LLEGARON LAS FACTURAS DE ENERGIA...CADA MES SUBEN, DEMOSTRANDO QUE NO RESPETAN A NADIE...NO LES IMPORTA NADA, SOLO CUBRIR EL FALTANTE DEL PAQUETE CHILENO DE ANTOFAGASTA...ASI M I QUERIDO MAESTRO...NO SE VALLA CON ESE MANTO A MISA...LA PELADURA VA DEBAJO DE LA ENJALMA...SIQUIERA SE MURIERON LOS ABUELOS...JRO...

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
2
Columnistas /

Empirismo vs. racionalismo

El problema radica, entonces, en separar la conciencia o los contenidos de la conciencia (la mente) del...
3
Columnistas /

La redacción correcta en el ámbito educativo

El vocablo bachillerato, en minúscula, alude de un modo genérico, a la enseñanza secundaria; si hay dos...
4
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
5
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
6
Palabra & Obra /

¿Qué sabemos sobre nuestros apellidos?

Los apellidos nacen de la necesidad de identificar no solo a la persona, sino también su pertenencia a una...