La dignidad de las IAS

Autor: Pedro Juan González Carvajal
14 julio de 2020 - 12:04 AM

Si algún otro servidor público hubiese incurrido exactamente en las mismas conductas en las que incurrieron fiscal y contralor, estos dos funcionarios ya habrían iniciado las correspondientes investigaciones

Medellín

En poco tiempo, resultó necesario tocar de nuevo el tema de la Fiscalía General y, ahora, acompañado por la Contraloría. O, mejor, por respeto a las Instituciones, del fiscal general y del contralor, estos en minúscula.

Lea también: Corrupción

En esta oportunidad incurren en una situación francamente caricaturesca que hace poner en duda no solo su respeto a la ley, sino su cordura y su sensatez. Ya era suficientemente incómoda la relación superiores y subordinadas del fiscal y la esposa del contralor y de este con la esposa de aquel. Es posible que allí no se viole la ley, no se incumpla el régimen de incompatibilidades e inhabilidades del servidor público, pero que se ve feo, se ve feo y, por lo menos, genera un conflicto de intereses y una incómoda situación desde lo ético, si es que este concepto todavía tiene alguna importancia sobre la faz de la tierra.

Pero este juego de intercambio de parejas tuvo un capítulo grotesco con el inútil e injustificable viaje a San Andrés, en aparente misión oficial, en compañía de sus cónyuges, de la hija del fiscal y de una amiga de esta, ambas menores de edad y en plena pandemia. Más que ridícula fue la justificación del viaje, soportada en que las funciones de las dos dependencias tienen que realizarse en todo el territorio nacional y que San Andrés no puede ser la excepción, pero más ridícula aún la rueda de prensa del fiscal en la que con fingidos pucheros invocó su calidad de padre de familia que no quiere alejarse de su familia. Espero que en próximos días los dos altos funcionarios visiten en compañía de sus esposas –es decir cada uno con la suya- y de sus hijos menores, a Leticia, a Tumaco o, incluso, para no tener que incurrir en gastos de avión, a ciudad Kennedy.

En esta sociedad de doble moral puede suponerse que, si algún otro servidor público hubiese incurrido exactamente en las mismas conductas en las que incurrieron fiscal y contralor, estos dos funcionarios ya habrían iniciado las correspondientes investigaciones penales y fiscales, y habrían hecho su tradicional alharaca ante los medios de comunicación: si otros lo hacen está mal, si yo lo hago, es justificable. Más aún cuando, en medio de una infinita arrogancia, el fiscal “reinventa” la estructura del Estado y define que su cargo es el segundo más importante del país.

Qué desfachatez y que falta de comprensión del cambio que pretendió generar la Constitución de 1991 al reemplazar el concepto de funcionario público por el de servidor púbico. Cuánta falta hace que, quienes ocupan cargos de cualquier nivel en la estructura del Estado, entiendan que están allí al servicio del país y dejen de pensar que tienen el país a su servicio.

Le puede interesar: Corrupción y corruptela

Este tipo de situaciones, sumadas a tantas más que se presentan a diario en Colombia y en todo el mundo, le dan la razón a Fernando Savater cuando concluye que después de la pandemia, los humanos seremos ”los mismos, pero un poco peor”. En otras palabras, cuando llegue eso que melosamente llaman “la nueva normalidad”, seremos los mismos, pero con tapabocas.

NOTA: Mi completa solidaridad con el Señor Gobernador Aníbal Gaviria Correa y su distinguida familia.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Javier Dairo
Javier Dairo
2020-07-14 10:35:51
Nada de Raro, pues estamos en una Seudodictadura, COMANDADA POR...“Ese sujeto QUE, desde el Viernes 22DeMayo. Del2020, se Denomina es con la PLACA de, “MATARIFE, genocida el Innombrable", y es tanto que lo conectaron cerca de 21 Millones de Cibernautas, y hasta hoy lo han aprobado cerca de 17 millones de COLOMBIANOS!!!; para ser consecuentes nos UNIREMOS TODOS LOS: Alternativos, Independientes, Intelectuales, Conscientes y, ese 80% de nuestra juventud actual qué espontánea y pacíficamente, salió protestando, reclamando, exigiendo y marchando por todas las, “CALLES Y AVENIDAS DE LAS PRINCIPALES CIUDADES DEL PAIS", el Victorioso, Glorioso E Inolvidable día, 21DeNov. De2019, con todas las IZQUIERDAS MODERADAS y, Elegir al Gran Progresista, Socialdemócrata y, Exguerrillero "GUSTAVO FRANCISCO PETRO URREGO PRESIDENTE, con La Mejor Exalcaldesa CLAUDIA NAYIBE LOPEZ HERNANDEZ VICEPRESIDENTA POR UNA COLOMBIA MAS HUMANA Y MAS DIGNA 2022-2026"y, cierto que así SALVAMOS, a Colombia, mis muy apreciados amigues y compañeros de este tan DEMOCRÁTICO FORO ?,

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Aníbal Gaviria
Columnistas

La Fiscalía General

Creímos que bajo la orientación de Néstor Humberto Martínez el cargo de Fiscal General había tocado fondo, pero no, aún faltaba la gestión del Fiscal Barbosa

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
2
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
3
Palabra & Obra /

A puerta cerrada, el drama existencialista de Sartre

La maestra Lucila González de Chaves se adentra en esta obra clásica del teatro existencialista y explica...
4
Columnistas /

Empirismo vs. racionalismo

El problema radica, entonces, en separar la conciencia o los contenidos de la conciencia (la mente) del...
5
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
6
Columnistas /

¿Migrar o emigrar? ¿E inmigrar qué?

Migrar, emigrar e inmigrar hablan de la misma realidad, pero no por ello son sinónimos. Las diferencias...