Independiente del resultado, el proceso del DIM debe continuar

Autor: Javier Omar Ramírez Uribe
12 diciembre de 2018 - 06:35 PM

Con una desventaja de tres goles, el DIM recibe este domingo al Junior en el Atanasio Girardot en los últimos 90 minutos que definen el título del Finalización.

Medellín, Antioquia

La abultada caída en Barranquilla (4-1) dejó al DIM en una difícil situación como aspirante al título del Finalización, pero independiente del resultado de la vuelta este domingo en el Atanasio Girardot, es claro que el proceso deportivo que hoy tiene al Poderoso como protagonista en la última instancia del torneo colombiano debe continuar.

Y debe seguir por el aval que le dan las virtudes de un trabajo bien hecho, en el que cuerpo técnico y jugadores han sabido conjugar compromiso, responsabilidad, sensatez, respeto, amor propio y ambición, los innegociables deberes que siempre se esperan de un buen profesional, pero que, desafortunadamente, en etapas anteriores y en muchos otros equipos, se han tenido que exigir y hasta obligar porque no hay empatía ni comunión en el grupo.

Lea: El técnico del DIM confiesa que tuvo que rearmar el equipo

No obstante, para fortuna del Poderoso y toda la familia Roja, esa solidez y esa convicción fortalecieron una nómina que, sin las rutilantes figuras que refuerzan los planteles de otros equipos del balompié colombiano, eso sí apoyada en la admirable capacidad goleadora de Germán Cano, la seguridad que ofrece la experiencia de David González en el arco y el joven talento de Andrés Ricaurte, apenas permitía testificar que era un equipo en formación. Un lapso en el que hubo altibajos producto de inevitables tropiezos que en algún momento tenía que enfrentar un grupo joven y en crecimiento, pero que paso a paso el colectivo fue superando hasta consolidar una idea y lograr un provecho futbolístico que lo llevó hasta la última instancia del torneo.

Tropiezos que aún hoy están al acecho, como le ocurrió al DIM en el partido de ida de esta final el pasado sábado 8 de diciembre, cuando tras un buen primer tiempo que terminó sin goles, el equipo se desplomó en el complemento ante el ímpetu juniorista.

 

Difícil, pero hay que intentarlo

Igualar o remontar una diferencia de tres goles nunca será fácil en el fútbol, y menos en una final, instancia a la que, normalmente, llegan los mejores equipos de cualquier competición.

Eso lo saben los jugadores de ambos equipos, pero en el DIM hay fe, se entregará hasta la última gota de sudor, hasta el último esfuerzo, para tratar de alcanzar lo que hoy parece increíble.

“Es una situación difícil, pero no irreversible”, dijo el técnico Octavio Zambrano al referirse al reto que tiene ahora el DIM en casa ante un Junior golpeado por la pérdida de la Copa Sudamericana, por lo que apuntó que “no hay lugar para incrédulos. Si el rival pudo hacer cuatro goles en 45 minutos, yo también creo que nosotros estamos dentro de las posibilidades de hacer tres en 90, o cuatro. Creo que acá lo que va a pesar mucho va a ser el ambiente, la fortaleza de la energía que vamos a recibir nosotros de nuestra hinchada, porque con respeto por el Metropolitano, el Atanasio lleno es otra cosa”.

Y en esa dirección de lo emocional, que considera será un aspecto decisivo, el orientador ecuatoriano revela que “para nosotros era necesaria una mea culpa de todo lo que sucedió en Barranquilla, y ya la hicimos, era necesario hablar cara a cara de lo que se hizo, porque muchas cosas se hicieron bien en esos primeros 45 minutos de un partido que fue controlado. Pero tuvimos un descalabro en el segundo tiempo, en aspectos tácticos y de rendimiento, y sobre todo en aspectos emocionales, porque perdimos el control. Después de ese tercer gol no volvimos a reencontrarnos, y fue una situación compleja, difícil, el gran aprendizaje que dejan este tipo de partidos, y esas lecciones sirven para el futuro”.

Sobre el partido, el técnico Zambrano aceptó que para el DIM “no puede ser un juego de dos tiempos, tienen que ser 90 minutos de intensidad, de agresividad controlada para poder lograr al menos un gol en el primer tiempo, para irnos tranquilos al medio tiempo y poder pensar realmente en revertir este marcador”, mensaje que dijo “no es fantasioso, es algo que está dentro de nuestras posibilidades”.

Reflexión que incluso se generaliza al interior del grupo, porque no hay un solo jugador que no insista en que “hay que hacer un partido inteligente, con mucha intensidad”, aunque no se puede confundir eso con desespero, pero es lógico que será el DIM el equipo que tenga que llevar la iniciativa y de paso correr algunos riesgos en defensa porque hay que salir a buscar el partido desde el primer minuto.

Un triunfo del DIM por uno o dos goles no le alcanzará para el título, pero sí para ser el mejor equipo del año en la Reclasificación y el mejor del torneo Finalización; un triunfo por tres goles lleva la serie a la definición con lanzamientos desde el punto del penalti, y si ocurre lo impensado, un triunfo por cuatro o más goles, será la séptima estrella del Poderoso.

La historia está por escribirse, pero eso sí, independiente de si al final se da o no la diferencia, sea cual sea el resultado, el proceso en el DIM debe continuar.

 

Probables alineaciones.

Independiente Medellín: David González, Elvis Perlaza, Jesús Murillo, Hernán Pertuz, Sebastián Macías, William Parra, Larry Angulo, Andrés Ricaurte, Leonardo Castro, Juan Fernando Caicedo y Germán Cano.

DT: Octavio Zambrano.

Junior: Sebastián Viera, Marlon Piedrahíta, Jeferson Gómez, Rafael Pérez, Gabriel Fuentes, Luis Narváez, James Sánchez, Víctor Cantillo, Jarlan Barrera, Teófilo Gutiérrez y Luis Díaz.

DT: Julio Comesaña.

Estadio: Atanasio Girardot.

Hora: 4:30 p.m.

Árbitro: Carlos Betancur (Valle).

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Weimar Roldán
Ciclismo /

Team Medellín repite triunfo con Weimar Roldán y no suelta el liderato

Corinto en la noche
Columnistas /

Ciudad perdida y las soluciones perdidas

Un café caliente en la mañana
Columnistas /

El arte pictórico de Eddier Tálaga

Becas educación superior
Columnistas /

El “coo-gobierno”

Soledad Gallego-Díaz
Columnistas /

El lenguaje en la era de la posverdad

Artículos relacionados

Zambrano Comesana
Fútbol

Dimayor decidió aplazar la Final entre Junior y Medellín

Los partidos se jugarán los días 8 y 16 de diciembre, el primero en Barranquilla y el segundo en la capital antioqueña.
Futbol colombiano
Fútbol

Las siete plagas que enferman el fútbol colombiano

El pobre nivel ausenta el interés y los hinchas de los estadios colombianos.
Jorge Enrique Velez
Fútbol

El fútbol colombiano debe reinventarse

El presidente de la Dimayor, Jorge Enrique Vélez, llegó para hacerle frente a la transformación que necesita el más popular de los deportes en nuestro país.

Lo más leído

1
Infraestructura /

Las paradojas viales de Antioquia

El inicio de obra del intercambio vial del Ayurá y el anuncio de nuevos proyectos viales contrasta con los...
2
Política /

Una legislatura muy agridulce

Para varios congresistas Ernesto Macías le hizo perder el año al Senado, al tiempo que advirtieron que el...
3
Columnistas /

Ingeniería y ética profesional

La ética en la ingeniería empieza por establecer que la responsabilidad primaria del ingeniero es...
4
Cazamentiras /

Corpus Christi, el falso estreno que se hizo viral en redes

Una falsa cadena que llama a boicotear el estreno de la película Corpus Christi en Colombia circuló entre...
5
Política /

Panorama político

La campaña electoral está a diez días de comenzar la fiesta democrática de la inscripción de...
6
Columnistas /

El lenguaje en la era de la posverdad

Presentación de la conferencia de la periodista Soledad Gallego-Díaz sobre la posverdad y las noticias...