El coronavirus y la responsabilidad compartida

Autor: José María Dávila Román
27 marzo de 2020 - 12:00 AM

No todas las empresas ni las personas pueden darse el lujo de parar y enviar a su gente para las casas o hacer teletrabajo, como estamos algunos.

Medellín

Hasta hace tres semanas en las conversaciones casuales que tenía con compañeros de trabajo, y alguno tosía, le hacíamos chiste con que no fuera a tener el Coronavirus. Lo veíamos como una epidemia lejana que no pensábamos nos fuera a tocar. Hoy, no sólo tenemos que aprender a controlar esta enfermedad sino también a cambiar nuestros hábitos y ver cuál es nuestro comportamiento en momentos como estos.

Hay que decir que a nadie de nuestra generación le ha tocado vivir una situación similar, de ver cómo los contagios incrementan diariamente, de estar obligados a estar en casa, y de cómo la economía pasa a un segundo plano para proteger la vida. Es de exaltar la medida histórica que tomó el Gobierno Nacional de declarar la cuarentena obligatoria hasta el 13 de abril, cancelar los vuelos internacionales y limitar el transporte terrestre a lo esencial para superar la emergencia.

Lea también: ¿La idea es que la minería no exista?

También es de destacar el mensaje que han mandado los empresarios de que lo más importante ahora  es la salud de las personas; por mencionar algunos ejemplos, Promigas donará 22 mil millones de pesos para atender la emergencia; Arturo Calle cerró sus tiendas, pero les seguirá pagando a sus 6 mil colaboradores, Tecnoglass de Barranquilla envió a sus empleados a vacaciones pagas, el BBVA congeló el pago de los créditos hasta por seis meses, Gran Colombia Gold donó más de 300 millones de pesos para las comunidades de Segovia y Remedios; y lo propio hizo Minera de Cobre Quebradona en Jericó y Puente Iglesias.

No obstante, no todas las empresas ni las personas pueden darse el lujo de parar y enviar a su gente para las casas o hacer teletrabajo, como estamos algunos; hay empresas que se están viendo en la obligación de cancelar o suspender los contratos de sus empleados porque no tienen capacidad para aguantar; y hay personas que viven del rebusque y del día a día para poder llevar la comida a sus hogares: ¿qué están haciendo los lustrabotas? ¿qué alternativa tienen los vendedores ambulantes? ¿los meseros? ¿los coteros? ¿los que no tienen trabajo?

Parte de la respuesta está en las campañas de donación de mercados que han venido liderando los municipios y gobiernos departamentales; asimismo en la flexibilización de los créditos para que los microempresarios no se vayan a la quiebra. Este es momento de estar unidos y ser solidarios para superar la emergencia.

Por favor, acatemos las recomendaciones y quedémonos en la casa, sólo salgamos si realmente es necesario, buena parte de los colombianos somos olímpicos y no nos tomamos las cosas tan en serio. Es responsabilidad de todos, evitar la propagación de esta enfermedad, y eso lo logramos si somos juiciosos y disciplinados con las recomendaciones.

Le puede interesar: Angelica Lozano, la discusión en Jericó va más allá de la minería

Aprovechemos este tiempo en casa para compartir en familia, para comer juntos, jugar, conversar y ser más creativos; si Guido Orefice, en La vida es bella, lo pudo hacer con su hijo, y teniendo todas las adversidades de estar en un campo de concentración nazi, por qué no nosotros que tenemos muchas más comodidades.

Y en las redes sociales ojalá seamos más propositivos, no es tiempo para criticar quien hace más o quien hace menos, cada uno hace lo que puede. Los invito para que critiquemos menos y miremos qué puede aportar cada uno para volver a la normalidad y poder ser mejores personas, ser más humanos. Superar el Coronavirus es una responsabilidad compartida.        

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
3
Columnistas /

¿Y el masculinicidio?

A toda la muerte violenta de una mujer, le endilgan el calificativo de feminicidio. Es un craso dislate
4
Oh! /

Exaltación del padre, una tradición milenaria

A través de la historia, la figura del padre ha sido exaltada en múltiples civilizaciones mediante la...
5
Territorio /

Se violaron derechos colectivos en Túnel Verde: Consejo de Estado    

El Consejo de Estado emitió un fallo en favor de los derechos colectivos al medio ambiente en el Túnel...
6
Columnistas /

Valores culturales de la América precolombina

El ensayista Adrián Recinos afirma que América en el momento del descubrimiento no estaba en el estado de...