Deducción por contribuciones destinadas a educación de los empleados

Autor: Ignacio Sanín Bernal Abogados y contadores asociados
28 junio de 2019 - 09:02 PM

Los pagos para educación no serán un ingreso a ser declarado por el trabajador y, en consecuencia, no se enmarcan como pagos salariales susceptibles de integrar su Ingreso Base de Cotización

Cali

Por María Del Mar Arciniegas Perea

Algunos de los pilares en los que se fundamentó el Gobierno Nacional para la expedición de la Ley 1943 de 2018 – Ley de Financiamiento -, fue obtener una mayor competitividad para las empresas del país, buscando la disminución gradual de su carga tributaria. Tal objetivo fue desarrollado a través de distintos beneficios tributarios, entre ellos, los introducidos por el artículo 77 de la Ley de Financiamiento, por medio del cual se crea el artículo 107-2 del Estatuto Tributario (E.T.), el cual permite que las personas jurídicas contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios del régimen ordinario, tomen como deducción los pagos que realicen en beneficio de sus empleados o los miembros del núcleo familiar de este, destinados a programas educativos (1).

Lea también: Los aportes voluntarios a pensiones frente a la Ley de Financiamiento

En este contexto, serán deducciones aceptables fiscalmente para las personas jurídicas, las siguientes: (a) Los pagos destinados a programas de becas de estudios totales o parciales y de créditos condonables para educación, que se otorguen en beneficio de sus trabajadores o los miembros de su núcleo familiar; (b) Los pagos a inversiones en programas de educación para menores de 7 años, en beneficio de los hijos de sus trabajadores; (c) Los aportes a instituciones de educación primaria, secundaria, técnica y de educación superior, que se realicen en beneficio de las comunidades en donde la persona jurídica realiza su actividad productiva o comercial.

Al respecto debe citarse lo establecido en el parágrafo de la norma objeto de análisis, según el cual: “Para todos los efectos, los pagos definidos en este artículo, no se considerarán pagos indirectos hechos al trabajador (…)”. De acuerdo con lo anterior, es claro que los pagos que se realicen en los términos del artículo 107-2 del E.T., no se entenderán como pagos indirectos que se efectúan a un tercero, pero en beneficio del trabajador o su familia. Por tanto, desde una primera interpretación puede concluirse que estos no serán un ingreso a ser declarado por el trabajador y, en consecuencia, no se enmarcan como pagos salariales susceptibles de integrar su Ingreso Base de Cotización (IBC) para la realización de aportes al Sistema de Seguridad Social, ni tampoco serán considerados pagos no salariales que deban ser tenidos en cuenta dentro del límite del 40% dispuesto en la Ley 1393 de 2010.

En todo caso, resulta de especial importancia mencionar que, para la aplicación de las disposiciones antes descritas, actualmente se encuentra publicado en la página web del Ministerio de Hacienda y Crédito Público, el proyecto de decreto por medio del cual se reglamentan las disposiciones contenidas en el artículo 107-2 del E.T. creado por la Ley de Financiamiento. Este proyecto define los conceptos de empleado, miembros del núcleo familiar, programas para becas de estudio, créditos condonables y zonas de influencia. Así mismo, precisa y establece los soportes que se deben acreditar para la obtención de la deducción por parte de las personas jurídicas contribuyentes del impuesto sobre la renta.

Al respecto, y centrándonos en analizar la deducción por créditos condonable (2) para educación que se otorguen a los trabajadores o los miembros de su núcleo familiar, de acuerdo con el proyecto de decreto antes mencionado, tenemos que estos pagos serán deducibles del impuesto de renta siempre y cuando: (i) estén destinados a programas educativos aprobados por el Ministerio de Educación; (ii) el monto destinado a dichos créditos condonables sean pagados directamente por el empleador a la entidad educativa a través del sistema financiero; y, (iii) el valor de los créditos condonables para educación incluya solo la matrícula, textos o software relacionados con el programa para el cual sea otorgado; entre otros requisitos.

Por último, debe tenerse en cuenta que, de acuerdo con el proyecto de decreto reglamentario, las personas jurídicas contribuyentes del impuesto sobre la renta y complementarios que opten por las deducciones de que trata el artículo 107-2 del E.T., deberán cumplir con distintas obligaciones, tales como: enviar a la DIAN la información exógena que se determine para el efecto y acreditar ante esta misma entidad, cuando ella lo exija, la vinculación de los empleados beneficiados, debiendo en todo caso la empresa estar al día con los aportes a seguridad social y parafiscales de sus trabajadores.

Le puede interesar: Aplicación de los conceptos emitidos por la Dian

Ahora bien, mientras la DIAN establece el contenido de la información exógena a reportar, las personas jurídicas deberán tener a disposición una certificación anual, suscrita por revisor fiscal o en su defecto por contador público, que contenga los datos dispuestos en el parágrafo del artículo 1.2.1.18.74 del proyecto.

 

Directora Regional Cali, Ignacio Sanín Bernal y Cía. Abogados S.A.S.

Cali, Valle del Cauca.

(1)El artículo 107-2 creado por la Ley de Financiamiento, encuentra concordancia con las disposiciones contenidas en el artículo 124 de la Ley 30 de 1992, según el cual “las personas naturales y jurídicas que financien los estudios de sus trabajadores en instituciones de Educación Superior, para efectos tributarios podrán deducir dicho monto de sus costos de operación”. Este artículo fue declarado exequible de manera condicionada por la Corte Constitucional en Sentencia C-022 de 1994, quien analizó no solo su antitecnicismo jurídico, en el entendido que los gastos previstos en la norma, como costos de operación, se deberán restar de los ingresos brutos, sino que además se refirió a las disposiciones del artículo 154 de la Constitución Política.

(2) Según lo dispuesto en el artículo 1.2.1.18.70. del proyecto de decreto que reglamenta el artículo 107-2 del E.T., son créditos condonables “los otorgados por las personas jurídicas al empleado o a su núcleo familiar con el fin de cursar estudios en instituciones con programas acreditados y reconocidos por el Ministerio de Educación, según el caso, los cuales deben establecer los términos y condiciones para la condonación de la deuda.”

Compartir Imprimir

Comentarios:

Yair
Yair
2019-06-29 07:09:50
Cordial saludos a los lectores, Comente este articulo 107-2 sobre dicha deducción "tratamiento preferncial" que sólo es aplicable para las personas jurídicas que tengan empleados sin embargo hay personas naturales que tenemos empleados y que también estamos en la capacidad de otorgar a nuestros empleados da tal beneficios, desde este punto de vista se viola la igualdad para los trabajadores al no tener el mismo tratamiento que si estuviera trabajando con una persona jurídica. La segunda consideración que hago sería, en que momento el trabajador o asalariado reconoce como ingreso tributario declarable el benéficio contenido en el artículo 107-2 sobre las becas que una institución superior otorgue a un miembro del núcleo familiar donde la empresa no aportó donaciones, los pagos al sena también se consideran donaciones cuando es aprovechado por asalariado en nueva formación profesional.

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Ugpp
Columnistas

Novedades en los procesos de fiscalización de la UGPP

La notificación por medios electrónicos será el mecanismo preferente de notificación de los actos administrativos proferidos por la UGPP.

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
2
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
3
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
4
Columnistas /

“Rio” no se tilda y “meó” sí

Cuando se encuentren una i o una u con acento al lado de cualquiera de las otras tres vocales, tilden sin...
5
Columnistas /

¿Migrar o emigrar? ¿E inmigrar qué?

Migrar, emigrar e inmigrar hablan de la misma realidad, pero no por ello son sinónimos. Las diferencias...
6
Columnistas /

Precisiones de la RAE en su ortografía, última edición

A esas palabras que ofrezcan ambigüedad marquémosles tilde porque lo que necesitamos al expresarnos es...