De la ley, la justicia y la paz

Autor: Abelardo Ospina López
16 junio de 2019 - 10:31 PM

Se infiere que, no necesariamente se registre o copie lo que nos gusta: veces hay que, al contrario: por opuestas a lo que aceptamos, creemos u opinamos

Medellín

Abelardo Ospina López

Nos es permitido reproducir la Constitución, las leyes, decretos, ordenanzas, acuerdos, reglamentos y demás actos administrativos y decisiones judiciales, obligándonos a la conformación puntual con la edición oficial, siempre y cuando no esté prohibido, según art. 41 de la Ley 23 de 1982.

Lea también: La cápsula del tiempo

A propósito: en estado de sitio, los gobernadores pueden: a), Reglamentar el control del transporte terrestre y fluvial en sus respectivas jurisdicciones; b) Vigilar la circulación de las personas por las vías y lugares públicos; c), Decretar el toque de queda y d), Restringir o prohibir el expendio de bebidas alcohólicas en establecimientos y lugares abiertos al público.

Es procedente recordar que “las infracciones” deben ser sancionadas por los gobernadores respectivos con multas a personas jurídicas y arresto, cuando se trate de personas naturales.

*Una pregunta: ¿con la llegada de la oralidad, Colombia si se ha ubicado entre los países más eficientes del mundo, en asuntos judiciales? En 2017, se dijo que tendríamos jueces especializados en casos de corrupción: ¿los tenemos? Se dice en frentes varios del acaecer nacional, que seguimos en niveles lastimeros, tétricos.

Casi al margen: en octubre tendremos elecciones populares para escoger gobernadores, alcaldes, diputados, concejales y ediles… ¿Ya comenzó en firme la campaña para esas escogencias?

* Es de estar contestes con quienes “han reconocido o empiezan a reconocer que no es posible hablar de paz si no está cimentada en los principios de la verdad, la justicia, la reparación y el compromiso de “no repetición”, de conformidad con editorial de este diario de 13/I/2019.

*Los banderines que plantaron para pedir respeto de los grupos armados ilegales, son exigencia a la población civil, en medio de una guerra prolongada de la que sólo han derivado muerte, saqueos y desplazamientos.

Las autoridades departamentales han movilizado notorio pie de fuerza policial y militar en la región, pero no habrá suficiencia posible – se comenta-,si no se despliegan y ponen en marcha recursos sociales que permitan un cambio en las conductas ciudadanas.

* La Casa de las Mariposas -en Medellín -, ocupa un lugar especial del jardín y abre sus puertas para enamorar - aún más -, de las maravillas de la naturaleza a los que visitan y recorren, estupefactos, ese lugar,  según El Tiempo de 15/II/20019.

Le puede interesar: Del concubinato nacional

De lo escrito o dicho, se infiere que, no necesariamente se registre o copie lo que nos gusta: veces hay que, al contrario: por opuestas a lo que aceptamos, creemos u opinamos. Y por estas semanas, en no comunes reuniones o tertulias, según los asuntos que se esbocen, es agradable y conveniente. ¡Sí que amenizan y culturizan las derivaciones que afloran en ellas…!

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Del ayer…
Columnistas

Del ayer…

El próximo 9, se cumplirán 71 años del asesinato del líder liberal Jorge Eliécer Gaitán) ¡Qué horror, dolor y lástima

Lo más leído

1
Columnistas /

¿Dulcecito o dulcesito?

El elemento que agregamos al final de una palabra para cambiar su sentido se llama sufijo… Este sufijo...
2
Columnistas /

¿Y el masculinicidio?

A toda la muerte violenta de una mujer, le endilgan el calificativo de feminicidio. Es un craso dislate
3
Columnistas /

¿Glorieta, rompoi o romboi?

@ortografiajuanv explica las interrelaciones de culturas y la formación de nuevas palabras
4
Palabra & Obra /

Rosario de la Peña, la musa mexicana de los poetas románticos

Rosario aprisionó sus afectos en una muralla de piedra; tal vez por convencimiento o por disposición...
5
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
6
Cazamentiras /

Nicolás Maduro, ¿colombiano?

Recientemente, usuarios en las redes sociales reavivaron la polémica en torno a la nacionalidad del...