De Dunkerque a Normandía

Autor: David Alejandro Rosenthal
11 junio de 2020 - 12:02 AM

En Dunkerque, entre mayo y junio de 1940, debieron evacuar a las tropas británicas y francesas, ante la derrota y posterior claudicación francesa, holandesa y belga por parte de los alemanes. Esta fue la primera gran batalla de la guerra, pues lo que le antecedió fue la “Drôle de guerre” o guerra falsa, donde Francia y Gran Bretaña declararon la guerra a Alemania pero nunca hubo enfrentamiento real alguno.

Medellín

Entre la pandemia que vivimos, ha sido difícil recordar. Recordar momentos que parecieron nunca acabarían en aquel entonces, más, no solo culminaron sino que también lo hicieron de forma victoriosa. En 1940, cuando el terror azotó a Europa, en pleno auge de la cruzada Nazi y ante la invasión de Noruega y Dinamarca, la ofensiva alemana iba tras Bélgica, Holanda y Luxemburgo, para invadir finalmente a Francia.

En Dunkerque, entre mayo y junio de 1940, debieron evacuar a las tropas británicas y francesas, ante la derrota y posterior claudicación francesa, holandesa y belga por parte de los alemanes. Esta fue la primera gran batalla de la guerra, pues lo que le antecedió fue la “Drôle de guerre” o guerra falsa, donde Francia y Gran Bretaña declararon la guerra a Alemania, pero nunca hubo enfrentamiento real alguno.

Lea también: 75 años después

“El milagro de Dunkerque”, resultó como una operación si bien no exitosa, si sería vital para luego acabar con la campaña militar Nazi. Alemania invade Bélgica y Países Bajos el 10 de mayo de 1940, ese mismo día asume el cargo como primer ministro de Gran Bretaña, Winston Churchill, personaje clave en la contienda. La “operación Dynamo”, como también se conoce a la evacuación de Dunkerque estaría al mando de Lord John Gort, quien dirigía la Fuerza Expedicionaria Británica (BEF) y lo que quedó del ejército belga y el ejército francés hacían parte de los aliados; sin embargo, los avances ofensivos Nazis acabaron con la defensa aliada.

Lord Gort, al ver que los belgas y los franceses estaban siendo reducidos por los alemanes, decidió escapar por el Canal de la Mancha y lograr llegar a Dunkerque, ciudad portuaria y limítrofe con Inglaterra. La única opción de no sacrificar a los más de 340.000 hombres era conseguir volver a Inglaterra. La playa de Dunkerque, la cual tiene la mayor extensión de Europa, fue el lugar en donde se pudieron juntar a las tropas con el fin de evacuarlas.

Los alemanes, bajo orden de Hitler, pero por sugerencia de Hermann Göring, comandante de la Luftwaffe y los generales, von Rudstedt y von Kluge, tomaron la decisión de no avanzar hacia Dunkerque. A esto se le conoció como la “Orden de Alto”. Así que en vez de haberse dirigido las tropas alemanas hacia el puerto francés y así hubiesen cercado a los aliados, se detuvieron para contenerlos. Durante los 3 días de contención de los Nazis, los aliados pudieron llegar hasta la costa de Dunkerque. En este lugar, la Marina Real estaba lista para empezar a evacuar a los hombres, en mayoría británicos.

Alrededor de 340.000 hombres fueron rescatados, en la ruta de escape más valiosa de la 2da Guerra Mundial para los aliados. Los alemanes bombardearon la costa de Dunkerque, alcanzando a abatir a 3.500 hombres. Además, lanzando mensajes que decían en inglés y francés que dejaran sus armas porque ya estaban acorralados. Lo que para los alemanes era un cerco y el fin de las tropas aliadas, para los líderes ingleses era la forma de escape: el mar. Si bien, parecería que no tendrían ya escape alguno sino la muerte por ahogamiento como creyeron los alemanes, la valerosa Armada británica y navíos mercantes británicos lograron que el milagro fuera real.

Como Moisés, salvados por las aguas, los soldados ingleses, franceses y belgas lograron escapar de lo que hubiera sido una sangrienta batalla. Además, de los ataques de la fuerza aérea alemana, que fueron contraatacados por la Real Fuerza Aérea. La artillería alemana bombardeó hacia Dunkerque, aniquilando a la población civil y bombardeando hasta después de la huida.

En consiguiente, luego de días de lucha y de que casi todas las tropas pudieran regresar a casa, un remanente de soldados franceses que había estado defendiendo la huida, fue capturado. El 3 de junio de 1940 finalizó el rescate de los soldados ingleses, aunque el 4 de junio, por orden de Churchill, la Marina Real regresó por los soldados franceses que defendieron la salida, menos de 30.000 se salvaron y los demás, entre 35.000 y 40.000 vieron su destino acabar bajo la llegada nazi.

En Dunkerque, sin embargo, el ejército inglés dejó gran parte de su equipo, más los navíos que fueron hundidos y las pérdidas económicas. Pero, si hubieran sido capturados por los alemanes, el destino de la guerra, de la historia y del mundo sería otro. Incluso se le llamó a esta parcial perdida para los nazis, “el mayor error de Hitler”, a pesar de que pareciera sólo una gran pérdida de los ingleses, estos fueron quienes ganaron la guerra.

Ahora bien, tendrían que pasar 4 años, para que el Día D, conocido también como el desembarco en Normandía pudiera tener lugar. Así es que el 6 de Junio de 1944, desembarcaron en la ciudad francesa. De nuevo pasaron por el corredor que suponía el Canal de la Mancha. Esta vez llegando a sumar 3 millones de combatientes. Dirigidos por el general y luego presidente de los Estados Unidos, Dwight D. Eisenhower y por el general y luego Jefe del Estado Mayor Imperial de Gran Bretaña, Bernard Montgomery. A pesar de que Churchill era escéptico sobre volver a enviar tropas para reconquistar la Europa conquistada por los alemanes, Stalin persuadió a Roosevelt y al homólogo inglés, para entrar de nuevo por Francia y reconquistar Europa, con el claro fin de acabar con Hitler y sus planes.

Para la “Operación Overlord” que es la mayor operación militar marítima de invasión de la historia, se requirieron más de 1.200 aeroplanos y más de 5 mil navíos. En las costas francesas era inviable ocupar los muelles que existían, así que construyeron muelles artificiales, para desembarcar. Así mismo, utilizaron carros modificados propios para el combate. Esta operación anfibia, permitió que las tropas aliadas retomaran primero Francia de ciudad en ciudad, hasta París y luego empezaran la travesía hasta Berlín. A diferencia de Dunkerque y de la “catástrofe de Dieppe”, la operación en Normandía fue el principio de la victoria que tendría lugar un año luego y además moralmente fue vital para continuar luchando contra los alemanes. El “espíritu de Dunkerque” británico nació aquí.

Luego que las tropas y los países aliados estaban desmoralizados. En Normandía lucharon ingleses, americanos, canadienses, polacos y franceses. Las dos últimas, las más sacudidas por la maquinaria expansionista Nazi. Todas las tropas bajo mando central británico. En Normandía había un complejo militar que Hitler había ordenado construir al general Erwin Rommel, “el Muro Atlántico” que tenía como fin atacar un posible plan de invasión por parte de los aliados. Nada de esto logró contener la superioridad de los aliados en número y armamento, pero no debía ser menos que esto, estuvieron un par de años preparándose para culminar la guerra.

Le puede interesar: El hombre en Damasco

Los costes de la guerra fueron como nunca antes vistos. La maquinaria Nazi, dejó su cometido de conquistar toda Europa y Rusia y mientras tanto, las vidas cobradas de las tropas aliadas llevaron un nuevo mensaje de libertad al mundo. Por el lado occidental los aliados llegarían hasta Berlín hacia el final de la guerra, en mayo de 1945, luego que los rusos hubiesen tomado Berlín y que Hitler se hubiera suicidado en su búnker.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Lina Marcela
Lina Marcela
2020-06-18 23:44:51
Como Moisés, salvados por las aguas, los soldados ingleses, franceses y belgas lograron escapar de lo que hubiera sido una sangrienta batalla. Además, de los ataques de la fuerza aérea alemana, que fueron contraatacados por la Real Fuerza Aérea. Vaya que me ha parecido un buen articulo, con el otro lado de los lamentables sucesos para esa época. Que bueno traerlo a memoria, asi nos trae esperanza en esta época de transformación y conmoción mundial.
Sara
Sara
2020-06-11 09:23:17
Excelente artículo, si que muestra bien lo sucedido, a ver si no lo volvemos a repetir en esta época de crisis, que mal si nos haría a todos. Aplica que “el hombre que no conoce su historia su destino será repetirla. Os Saludo.
Edgar
Edgar
2020-06-11 07:19:40
Repaso de una historia que bién nos cae.

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Descubrimiento de América
Columnistas

Un nuevo mundo

Los expertos dicen que las redes 5G no tienen absolutamente nada que ver con el virus, pero no deja de ser sospechoso que China, de donde proviene el virus que se...

Lo más leído

1
Entretenimiento /

Los niños cabalgaron al ritmo de la Feria de las Flores

En la versión 17 de la cabalgata infantil de caballitos de palo los niños de diferentes edades...
2
Columnistas /

No más culto al crimen

Aquí no se trata simplemente de reconstruir la historia de cualquier proyecto criminal. El narcotráfico...
3
Estilos De Vida /

Tulio Zuluaga: Rebelde pero de buen corazón

No es fácil y nunca será fácil llegar y arrancar a preguntar de lo humano y divino a un personaje...
4
Latinoamérica /

Fiscalía confirmó quinto muerto por protestas en Barinas, Venezuela

Según las cifras de la Fiscalía de Venezuela la ola de protestas ha dejado 53 víctimas mortales hasta la...
5
Política /

Becas, convenios y vivienda para indígenas de Antioquia

El Ministerio de Agricultura sigue comprometido con la Gerencia Indígena de la Gobernación de Antioquia
6
Ciclismo /

Cientos de niños participaron en el Clásico con Responsabilidad

En bicicletas de cross, todoterreno y de carreras, con una, dos y tres vueltas, respectivamente, cientos de...