Daniel Coronell-Magistrados y precedentes

Autor: Darío Valencia Restrepo
9 junio de 2019 - 10:04 PM

La revista cumple una tarea pública y se debe a sus lectores, los cuales tienen derecho a pedir explicaciones cuando así lo consideren.

Medellín

Darío Valencia Restrepo

Daniel Coronell. De veras lamentable que una revista con la reputación de independencia que ha adquirido durante tantos años, despida a su principal columnista porque se atrevió a pedir una explicación por la injustificada tardanza que llevó a la no publicación de un asunto de enorme interés público. En efecto, la revista Semana tuvo información al respecto durante tres meses, los cuales no le bastaron para la publicación, mientras que al periódico The New York Times le fueron suficientes unos pocos días para desplegar con lujo de detalles el artículo correspondiente. Y no se trata de un periódico que escriba con ligereza: recuérdese lo que nos contaba un columnista colombiano cuando debió escribir para dicho medio un artículo, y este fue y volvió numerosas veces para que el autor justificara cada afirmación y contrastara las fuentes.

Lea también: Un nuevo intelectual

Pero en este episodio ocurrió algo que no ha merecido la debida atención y que es su aspecto crucial. El señor Felipe López Caballero justificó el despido de Daniel Coronell con el argumento según el cual la revista no debe dar explicaciones por su comportamiento. Tenemos aquí la posición autoritaria de un notorio miembro de cierta casta bogotana que, en este caso, considera la revista como un patrimonio privado. Pues no, señor. La revista cumple una tarea pública y se debe a sus lectores, los cuales tienen derecho a pedir explicaciones cuando así lo consideren. Y con mayor razón y mérito, si se trata de un importante columnista que no traga entero. Más de un lector consideró cancelar su suscripción, pero es necesario reconocer una trayectoria de muchos años en la denuncia de gravísimos hechos y en una orientación editorial que le ha servido al país. Pero quienes sí están de fiesta son los muchos corruptos que han terminado en la cárcel, o tienen un pie en la misma, por las valientes denuncias de Coronell.

Magistrados y precedentes. Es urgente presentar un proyecto de ley que les recuerde a los magistrados, en especial a los presidentes de las cortes, que su labor es producir sentencias escritas y salvamentos de votos ídem, cuando sea del caso. Que es improcedente que unos y otros aparezcan todos los días en los medios de comunicación para resumir decisiones que se acaban de tomar, realizar ruedas de prensa, atender a periodistas que se acercan a preguntar y hasta participar en polémicas públicas. En efecto, se ha establecido la inconveniente costumbre de anunciar decisiones sin tener un documento con un texto que contenga todos los aspectos centrales, los detalles y los matices de lo discutido y concluido. Solo a partir de un escrito tal debería entrar en vigencia y aplicación lo resuelto, y a partir de ello podrían pronunciarse los expertos y conocedores, los periodistas especializados y el público en general. Es bien claro que ese manoseo a que se someten con frecuencia nuestros administradores de justicia nos hace olvidar aquello de la majestad de la justicia.

Lea también: Los justos en el conflicto armado colombiano

Por otra parte, vemos que no pocas veces las cortes cambian de opinión sobre un asunto similar ya resuelto con anticipación. En un país serio, los precedentes deben respetarse y son la fuente de una seguridad jurídica de enorme importancia para ciudadanos y colectivos. Eso cambios de jurisprudencia pueden llevar a pensar que se están adoptando decisiones de ocasión. He aquí otro tema para el proyecto de ley mencionado antes.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:

Edgar
Edgar
2019-06-10 16:27:56
El señor Daniel Coronell ":::columnista que no traga entero", excepto , claro que estuvo haciendo mutis por el foro respecto a las andanzas de J M Santos, su mecenas, quien le proveyó del Canal Uno, con sus compinches Yamid Amat y compañía. Tuvo la boquita muy callada para el lado de Santos, obvio.

Destacados

Muerte de Julián Andrés Urrego
Columnistas /

La tragedia de la calle Barranquilla

Coomeva
Columnistas /

Salud... ¡salud!

Mina didáctica de Amagá
Columnistas /

Minería 2019

Federico Gutiérrez
Columnistas /

¿¿Qué nos deja señor alcalde??

Paro en Medellín
Columnistas /

Fijar objetivos

Artículos relacionados

La crisis de Hidroituango
Columnistas

La crisis de Hidroituango

En una de esas investigaciones se dice que EPM no tiene experiencia en la construcción de proyectos hidroeléctricos. ¿Quién planeó, dirigió, supervisó y...

Lo más leído

1
Política /

“Envigado es más que un proceso penal”

Para el próximo alcalde de esta ciudad, Braulio Espinosa, Envigado es una muestra palpable, real e...
2
Columnistas /

¿¿Qué nos deja señor alcalde??

Nos llena de nostalgia el recuerdo de alcaldes con visión y formación de estadistas como Jorge Valencia...
3
Columnistas /

La tragedia de la calle Barranquilla

¿Quién es responsable de esa tragedia? La víctima es, en parte, culpable de lo ocurrido. Los otros...
4
Columnistas /

Minería 2019

Sería muy importante realizar una evaluación integral del ejercicio de prospectiva realizado por la UPME...
5
Columnistas /

Salud... ¡salud!

Cabe preguntar cómo es posible que una EPS como Coomeva, abocada a una crisis financiera que la tiene casi...
6
Editorial /

Logros y deudas de la Gobernación y la Alcaldía de Medellín

La construcción y seguimiento a los planes de desarrollo a partir de indicadores cuantificables es...