Conversaciones con Belisario Betancur

Autor: Delfín Acevedo Restrepo
27 mayo de 2019 - 09:01 PM

Caballero Argáez y Diego Pizano ostentan toda la trayectoria y prestigio reconocidos para respaldar la gran agogida del libro en los distintos escenarios nacionales e internacionales.

Medellín

Delfín Acevedo Restrepo

Publicado por la Universidad de los Andes y su Escuela de Gobierno Alberto Lleras Camargo, ha empezado a circular el libro Sin límites que recoge las converdaciones sostenidas entre el expresidente y los profesores de la misma universidad, Carlos Caballero Argáez y Diego Pizano Salazar desarrolladas en el apartamento del doctor Betancur en espacios cortos convenientemente planeados durante un período de tres años. El libro apareció en su primera edición en febrero de 2019. Pretendía ser un homenaje a la vida y obra del egregio mandatario que no alcanzó a recibirlo personalmente pues habia fallecido el 7 de octubre el año anterior pero que servirá a los investigadores y biógrafos que se ocupen de analizar la tarea de su gobierno en toda su dimensión y alcances históricos. Caballero Argaéz y Diego Pizano ostentan toda la trayectoria y prestigio reconocidos para respaldar la gran acogida del libro en los distintos escenarios nacionales e internacionales.

Lea también: Treinta años de la apertura democrática

Carlos Caballero es ingeniero civil de la Universidad de los Andes, Magister en ciencias de la Universidad de California en Berkeley y Ministro de Minas y Energía en el gobierno de Andrés Pastrana. Pizano por su parte es economista con estudios de posgrado en la Universidad de Cambride y Secretario Económico de la Casa de Nariño durante los cuatro años de la administración Betancur.

El libro que comentamos se desenvuelve en once capítulos: Belisario, su origen e infancia de muchacho pobre, su paso por el seminario de Yarumal y su carrera de abogado, su vocación de periodista y su llegada a El Colombiano con Otto Morales Benítez, Miguel Arbeláez Sarmiento y Jaime Sanín Echeverri. Recuerda el régimen de Rojas Pinilla, su creación del “Escuadrón Suicida” y sus tiempos de prisión; el Ministerio de Trabajo en el gobierno de Guillermo León Valencia y su primera campaña por la Presidencia de la República. Se define como el hombre de las dificultades y recuerda como en la primera Semana Santa de su presidencia se sucede el terremoto que destruyó a Popayán, la toma del Palacio de Justicia, también la tragedia de Armero y el asesinato de su ministro de Justicia Rodrigo Lara Bonilla.

Después de concluir su mandato se dedica a la cultura, a dejar que sus sucesores gobiernen, a impulsar desde la Fundación Santillana todas la manifestaciones de la actividad académica e intelectual y a luchar por la reconciliación y la paz.

Conocí al presidente Betancur desde mis tiempos de bachillerato y fuí colaborador anónimo en varias de sus campañas cuando a los estudiantes se nos asignaba el oficio de pegar carteles o repartir hojas volantes. He leido todos sus libros, asistido a buena parte de sus conferencias; he medido la lealtad con que corresponde a su ancestro humilde, no obstante haber conquistado una posición preeminente en el campo social, intelectual y económico del país y del mundo. Es la expresión más clara del estadista que soñara Ortega y Gaset: “Un hombre capaz de hablar de medicina en la apertura de una academia, de agricultura en una sociedad campesina, de poesía en una Atenea, de teología en todas partes”. Me subyuga por sus ideas y por sus obras y porque a través de figuras como él tratamos de ir estructurando una nación donde no sea pecado pensar, ni temeridad proponer ni peligro actuar.

Pero fue durante mi desempeño en la dirección regional de la ESAP territorial en Antioquia y Chocó cuando pude acercarme personalmente al insigne personaje. Como presidente de la Junta Directiva del Club Medellín, coordinaba un programa cultural que ofrecíamos semanalmente denominado los martes de la Administración y a él invitabamos figuras destacadas de la vida nacional: intelectuales, poetas, escritores, jefes políticos, dirigentes, en fin, de las distintas actividades públicas y privadas. Aprovechamos la oportunidad para invitarlo como conferencista a nuestro foro del Club. A las seis de la tarde hace su entrada triunfal el candidato y es recibido con estruendosa salva de apláusos. Los espacios de las salas del Club completamente repletas, no cabía un alma más, había más de mil asistentes. Acompañé a la mesa principal al expositor quien pronunció una magistral conferencia sobre desarrollo industrial y crecimiento agrícola. El evento se prolongó hasta las ocho de la noche, lo invitamos luego al comedor y sin mayor rodeo pidió una bandeja paisa, manifestando que eso lo integraba más a su tierra. Pasamos enseguida a la sala de juntas y alli se inició la más amena tertulia acompañada de sabrosos aguardientes.

Lo invitamos a leer: Misión de la universidad

Llega un momento en que manifestó su deseo de escuchar música de cuerda y al poco tiempo apareció el trio interpretando hermosas canciones colombianas hasta bien avanzada la noche cuando lo acompañamos al hotel Nutibara donde le teníamos reservada su acogedora suit presidencial. Entonces nos despedimos con un fuerte y cordial abrazo. A los dos días me envió desde Bogotá una cordial nota de reconocimiento escrita a mano con su bella caligrafía que conservo con gran afecto.

Alcanzada luego la presidencia de la República y con su credencial en la mano me llamó a ofrecerme el Ministerio de Educación pero estaba tan encarretado con mi labor en la ESAP regional que le pedí mejor el nombramiento en la dirección Nacional y así se hizo.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Libro de Santos
Columnistas

Juan Manuel Santos y su batalla por la Paz

“Siempre he llevado el periodismo en la sangre.Es un oficio que me apasiona y en el que he encontrado satisfaciones y desafíos” empieza diciendo el Presidente...

Lo más leído

1
Entretenimiento /

Los niños cabalgaron al ritmo de la Feria de las Flores

En la versión 17 de la cabalgata infantil de caballitos de palo los niños de diferentes edades...
2
Columnistas /

No más culto al crimen

Aquí no se trata simplemente de reconstruir la historia de cualquier proyecto criminal. El narcotráfico...
3
Estilos De Vida /

Tulio Zuluaga: Rebelde pero de buen corazón

No es fácil y nunca será fácil llegar y arrancar a preguntar de lo humano y divino a un personaje...
4
Latinoamérica /

Fiscalía confirmó quinto muerto por protestas en Barinas, Venezuela

Según las cifras de la Fiscalía de Venezuela la ola de protestas ha dejado 53 víctimas mortales hasta la...
5
Política /

Becas, convenios y vivienda para indígenas de Antioquia

El Ministerio de Agricultura sigue comprometido con la Gerencia Indígena de la Gobernación de Antioquia
6
Ciclismo /

Cientos de niños participaron en el Clásico con Responsabilidad

En bicicletas de cross, todoterreno y de carreras, con una, dos y tres vueltas, respectivamente, cientos de...