Confinamientos

Autor: Eufrasio Guzmán Mesa
26 marzo de 2020 - 12:04 AM

La peste que estamos viviendo ha dado lugar a una estrategia que puede dar lugar a resultados sorprendentes. Estamos haciendo un alto en el camino

Medellín

Confinar es una de las estrategias humanas más antiguas y es utilizada por la mayor parte de las culturas, desde los grupos de cazadores y recolectores de las selvas tropicales, hasta las grandes urbes a lo largo de la historia humana. Se confina el chamán para su aprendizaje y se lo abandona en la selva a su suerte; igual sucede con muchos procesos de formación que implican el aislamiento; pensemos en los conventos y en los seminarios de la tradición judeocristiana; los monacatos de otras religiones y otros sitios de retiro son la estrategia humana para desarrollar habilidades y destrezas.

Lea también: Una salida digna

La separación y el aislamiento también están a la base de las estrategias de selección y castigo y se confina al enemigo, al transgresor o sencillamente a los seres humanos por períodos de tiempo más o menos largos. ¿No es acaso una luna de miel la dulce consagración de una pareja para el desarrollo de sus habilidades amatorias? Aislar y separar también entraña una posibilidad real de protección contra las inclemencias del tiempo, las vicisitudes de la guerra o muchos otros procesos sociales.

La peste que estamos viviendo ha dado lugar a una estrategia que puede dar lugar a resultados sorprendentes. Estamos haciendo un alto en el camino para repensar el núcleo de nuestras familias, la supervivencia de la especie y también para pensar el planeta, que lo habíamos dejado a merced de las fuerzas más destructivas. El neoliberalismo y el capitalismo salvaje, con su consumo excesivo de energía y biomasa, estaban llevando el planeta a un laberinto sin otro final distinto a la destrucción. Cuando una especie enferma les abre paso a nuevas formas de habitar, de nuevo los animales transitan por las calles de las ciudades, los canales y los mares recuperan su transparencia y los seres humanos somos capaces de nuevo de pensar el sentido de nuestro paso por la vida.

Debo anotar que la mitad de mi vida me la he pasado en cuarentena, aislado, sólo con los libros y con la compañía de unas pocas personas, mi esposa y mis hijos, saliendo casi nada, concentrado en el estudio, centrado en el mundo mental para el cual lo externo es algo con lo cual se negocia y se minimiza todo efecto negativo o destructivo. Es por ello entonces que la cuarentena no me asusta, me confirma por el contrario que el mejor espacio de lo humano es nuestra mente, en ella están los elementos de la gracia o el desastre. Allí está la memoria, la capacidad de evocar y revivir la emoción, y nuestra compleja habilidad para comunicar, no solamente signos y palabras, sino sentidos, direcciones nuevas o renovadas, nuestro propio sentido de humanidad.

Le puede interesar: La dimensión del mal que albergamos

Las cuarentenas sacan a flote lo mejor de nosotros, la capacidad de compartir el sentido del otro, el extremo cuidado y toda una serie de virtudes y de valores que parecían olvidados, pero que ahora son la sal del cuento y mucho más: son nuestra capacidad de sobrevivir, el pivote espiritual de nuestra existencia. Es parte sustantiva de nuestro cuerpo y de nuestro ser en el mundo saludarnos, saber que hay millones vulnerables en grados muy altos que requieren nuestro apoyo. Importante y crucial esto pues en toda epidemia lo primero que se rompe es el vínculo de la vida. Y ahora vamos a empezar a respirar aires comunes y saber de las carencias profundas de nuestro prójimo tocando con las manos su mundo, invitándonos al renacimiento de la genuina compasión.

 

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Procedimiento fatal
Columnistas

Procedimiento fatal

De manera irreflexiva y totalmente acrítica la izquierda radical, lo mismo que la ultraderecha violenta, establecen de manera estúpida quienes son sus enemigos u...

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Literatura /

¿Qué es un clásico de la literatura?

Para muchos teóricos, la noción podría ampliarse, siempre y cuando se respeten ciertos lineamientos.
3
Religión /

Las contundentes frases del papa Francisco

Cada palabra fue como un bálsamo de reconciliación, fe, amor y alegría para los millones de fieles que...
4
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
5
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.
6
Ciencia /

10 fenómenos físicos que las teorías clásicas no supieron explicar

Este 14 de marzo se cumplen 139 años del nacimiento de Albert Einstein, en Ulm (Alemania), en 1879, uno de...