Cochise Rodríguez abrió el camino hacia la gloria

Autor: Andrés Felipe Bedoya Serna
9 febrero de 2020 - 12:02 AM

Martín Cochise Rodríguez marcó la historia del deporte nacional tras alcanzar dos gestas, en sendos velódromos de México e Italia.

Medellín

Cuando Colombia no existía en el plano deportivo internacional, cuando su nombre no sonaba en competencia orbital alguna y soñar con algún título mundial era, cuanto menos, una utopía, irrumpió un tal Martín Emilio Rodríguez, quien a punta de inagotables pedalazos rompió con todos los paradigmas y llevó la bandera tricolor hasta lo más alto.

Hasta 1970, la única figuración que había conseguido Colombia era la participación en el Mundial de fútbol de Chile 1962, recordado por aquel épico empate 4-4 frente a la Unión Soviética, entonces potencia orbital. Pero hasta ahí.

Martín, quien por entonces ya era conocido por todos como Cochise, abrió el camino para la posterior catarata de éxitos que tuvo nuestro país en materia deportiva internacional.

El récord mundial de la hora para aficionados en México, en 1970, y el título mundial en los 4.000 metros persecución en Varese, Italia, un año después, marcaron la vida de Cochise y del ciclismo y el deporte nacional, que tuvo ese punto de partida para los grandes logros que llegaron a lo largo de las siguientes décadas.

Dicharachero y carismático como pocos, Cochise evocó el proceso que realizó para obtener esas dos grandes conquistas, en un palmarés repleto de éxitos, como títulos de la Vuelta a Colombia, Clásico RCN, Vuelta al Táchira, participaciones en el Tour de Francia y Giro de Italia (ganó dos etapas), en la ruta, y conquistas en Juegos Panamericanos, Centroamericanos y del Caribe y Bolivarianos, en la pista.

Cochise velodromo

Cochise en su segunda casa, el velódromo que lleva su nombre.

“Estábamos en el Mundial de Leicester, Inglaterra, donde quedé quinto en la persecución y pasamos a entrenar a Italia. Claudio Costa, mi entrenador, consiguió el contacto en México para acudir a buscar el récord de la hora, allá entrenamos durante ocho días en el velódromo. Comencé muy bien la carrera, con fuerza, pero empecé a bajar el ritmo y en ese momento me comenzaron a animar unos niños, pelaos que llevaban de los colegios a que vieran las competencias. Ese apoyo me dio un segundo aire, retomé el ritmo y me pude sostener hasta bajar el récord, que quedó en 47.566,24 kilómetros, antes lo tenía el danés Mogens Frey. Fue extenuante, me sentí un poco cansado de los glúteos, acalambrado, en la pista es duro porque uno va casi siempre sentado, uno se para un poquito y es un pedaleo constante”, recordó Cochise, 50 años después de la hazaña.

“Claudio Costa -prosiguió su relato- era una persona intuitiva y veía en mí talento para estas competencias, habló con Giacinto Benotto, dueño de la famosa fábrica de bicicletas para intentar hacer el récord en México, entonces él patrocinó todo, la parte logística, el médico, el cronometrista… el proyecto inició e Inglaterra. Lo que siempre llevo en mi mente fue cuando los niños mexicanos comenzaron a animarme y ahí encontré la motivación para seguir adelante”, agregó la gloria del ciclismo nacional, quien confirmó que aún tiene la bicicleta con la cual alcanzó este hito, en el velódromo Agustín Melgar, de la Ciudad de México.

Lea: Mariana, ejemplo de resiliencia

Varese: la consagración mundial

El viernes 27 de agosto de 1971, Colombia vibró con el primer título mundial de su historia en cualquier disciplina deportiva. Cochise Rodríguez se quedó con el primer lugar de los 4.000 metros persecución individual en Varese y puso a celebrar a todo un país: “Nosotros viajamos a Italia 20 días antes del inicio del Mundial, llegamos más o menos 50 corredores de muchas nacionalidades para entrenar fuerte. Hice un muy buen tiempo y era por rondas, dieciseisavos de final, octavos, cuartos, semifinales y la final… me tocó contra el suizo Josef Fuchs, un corredor muy preparado. Le hice un ademán de ‘suerte’ y dieron la largada. Ahí fue célebre cuando se equivocó Julio Arrastía (recordado periodista, que trasmitió la competencia en directo), que decía que yo iba perdiendo. Yo no podía mirar para los lados, ya había cometido ese error en San Sebastián, España, y eso me costó terminar en el podio durante una competencia. Al final saqué una buena ventaja, ya me sentía ganador y me invadió un sentimiento de felicidad enorme, logré un tiempo de 4.53.20, muy bueno para la época, y fue algo gigante porque se trataba del primer título mundial para Colombia”, evocó.

Días antes del título mundial, Cochise contrajo matrimonio con María Cristina Correa, y felizmente tuvo una inolvidable luna de miel: “Estábamos recién casados, y como premio al título, Caracol envió a mi señora a Italia para que me acompañara en la celebración. Fue espectacular, un momento muy hermoso”.

Y el regreso a Colombia fue sencillamente apoteósico. Así lo recuerda el campeón: “Me sacaron en carro de bomberos, tanto en Bogotá como en Medellín, hay que decir que en Colombia el ciclismo antes era mucho más popular que el fútbol. La caravana fue multitudinaria e inolvidable”, aseveró.

Una mala jugada de un importante dirigente deportivo de la época, Édgar Senior, privó a Cochise de participar en los Olímpicos de Múnich 1972, en los cuales, asegura,  hubiera alcanzado una medalla: “Me sentía en mi mejor momento y no me cabe la menor duda de que hubiera ganado una medalla. No sé si de oro, plata o bronce, pero sí sé que la tendría”,afirmó.

De ese desafortunado episodio nació una célebre frase de su autoría, que casi medio siglo después se mantiene vigente: “En Colombia muere más gente de envidia que de cáncer”.

Compartir Imprimir

Comentarios:

Edgar
Edgar
2020-02-09 10:51:50
Inolvidable Martín, inolvidable la frase: "En Colombia muere más gente de envidia que de cáncer”. Y para el olvido el tal Edgar Senior, que desapareció después del daño causado.

Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Esteban y Brayan Chaves
Ciclismo

Buscando la tricolor debutó Esteban Chaves en su país

Desde el 2009, cuando pasó a ser ciclista profesional, el bogotano Esteban Chaves no había competido nunca en su país. En esta edición de los Nacionales de Ruta...
Rene Higuita Martin Cochise Rodriguez
Más Deporte

El museo interactivo del deporte reabrió sus puertas

Durante la reapertura del museo, la Alcaldía de Medellín rindió homenaje a René Higuita y Martín Emilio Cochise Rodríguez, glorias del deporte nacional.
Egan Bernal campeon Tour
Ciclismo

En el arco del triunfo, Egan hizo realidad el Sueño Amarillo

Por fin. Después de 106 años el Tour de Francia es colombiano. Egan Bernal escribió su nombre en la historia del ciclismo colombiano al ser el primero en ganar la...

Lo más leído

1
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
2
Ciencia /

Los polos magnéticos no permanecen quietos

Los polos magnéticos de la Tierra se están moviendo y la ciencia aún no puede explicar este fenómeno en...
3
Palabra & Obra /

La trova y la copla Ñito Restrepo

La maestra Lucila González de Chaves invita a conocer clásicos de la poesía popular, como el antioqueño...
4
Mundo Estudiantil /

¿Cuáles son los retos a los que se enfrentan los maestros hoy?

Académicos y expertos dan sus visiones sobre los retos y necesidades de un maestro hoy. A propósito de la...
5
Política Económica /

¿Cuál es la historia de la Ocde y quienes integran el organismo?

Los orígenes de la Ocde se remontan a la década de 1940 con la ejecución del Plan Marshall
6
Urbanismo /

Medellín continuará con la cuarentena los fines de semana  

Como lo había anunciado previamente el alcalde Daniel Quintero, la ciudad continuará con la “cuarentena...