Caicedo, el camino de la Noviolencia

Autor: Dirección
3 mayo de 2020 - 12:06 AM

Gracias a estos procesos, la marcha de Caicedo para ser una sociedad noviolenta sigue su firme caminar con una comunidad identificada con los ideales de solidaridad y reconciliación que llevaron los marchantes encabezados por Guillermo Gaviria Correa y Gilberto Echeverri Mejía.

Medellín

Al comenzar el año 2002, la Gobernación de Antioquia, a través del Plan Congruente de Paz liderado por Guillermo Gaviria Correa como gobernador, y Gilberto Echeverri Mejía como asesor de paz, avanzaba en la construcción del movimiento antioqueño de Noviolencia, potenciando iniciativas ciudadanas comprometidas con buscar alternativas a la violencia, la justicia y la inequidad en sus municipios y el departamento. En ese tiempo, a cien kilómetros de distancia de Medellín, ciudadanos, sacerdotes y autoridades municipales de Caicedo realizaban marchas, acciones públicas y actividades de apoyo a sus campesinos, especialmente los cafeteros, a fin de contrarrestar la violencia de las Farc, que les costaba vidas, libertad, cosechas y tranquilidad. Aunque esa comunidad carecía de instrucción en Noviolencia, caminaba en su ruta, un proceso que el gobernador comprendió y decidió fortalecer con capacitaciones y la convocatoria a la Marcha noviolenta en solidaridad y reconciliación con el Municipio de Caicedo.

 

Lea también: En Caicedo, la marcha continúa

El 17 de abril de 2002, después de cumplirse un proceso de encuentros, formación y tejido del movimiento departamental por la Noviolencia y la ciudadanía de Caicedo, Guillermo, Gilberto y cerca de mil ciudadanos más emprendieron los 100 Kms de camino a pie.  Los caminantes esperaban llegar a Caicedo después de cinco días y a sus paso se les iban uniendo más habitantes del Occidente para todos acompañar a que los cafeteros caicedeños pudieran sacar su producción desde el Municipio y fortalecer el movimiento local que buscaba respuestas para la violencia a través de alternativas civilistas y protectoras de la población. Pretendiendo truncar el camino de resistencia y transformación que iniciaba, guerrilleros de las Farc que cumplían órdenes del secretariado general secuestraron a Guillermo Gaviria Correa y Gilberto Echeverri Mejía, en el puente El Vaho, a tan sólo 5 Kms del casco urbano de Caicedo. La ignominia culminó el 5 de mayo de 2003, con su magnicidio, en una masacre que también costó la vida a ocho militares que permanecían secuestrados con ellos en el corregimiento Mandé, de Urrao. Ese día las Farc truncaron la vida de dos líderes con proyección nacional, no sus ideas, ni su camino.

 

Le puede interesar: Esperanza en la justicia

 

Desde el secuestro, los caicedeños han cuidado la semilla que sembraron con el gobernador de Antioquia, avanzando hasta que su municipio fuera reconocido como el primer municipio Noviolento de Colombia, gracias a la continuidad de procesos en los que ciudadanos y párrocos han mantenido las banderas en alto, contando a veces también con la buena voluntad y apoyo de los distintos gobiernos municipales y departamentales, y en los últimos cuatro años, con autoridades y ciudadanos de Urrao, su vecino en territorio, y hermano en la tragedia de Guillermo y Gilberto.

 

Además: Las presencias de Guillermo y Gilberto

 

Desde el año 2004, cuando fueron secuestrados y liberados el director de la Umata y un funcionario de la Secretaría de Agricultura, Caicedo ha logrado vivir sin la amenaza de los actores violentos. Este logro de su valentía y dignidad ha favorecido la consolidación de su proceso ciudadano, a través de la Corporación vida, desarrollo y paz, Videpaz, constructora de la memoria de la vida en ese municipio y aglutinadora de voluntades que han desarrollado un hermoso ejemplo de resiliencia. Gracias a este proceso, la marcha de Caicedo para ser una sociedad noviolenta sigue su firme caminar con una comunidad que se enorgullece y da muestras constantes de solidaridad y reconciliación, honrando así de la mejor manera, la memoria de Guillermo Gaviria Correa y Gilberto Echeverri Mejía.

 

De su interés: Noviolencia es justicia

 

Además de haber afianzado su trasegar como sociedad justa, noviolenta y equitativa, el municipio de Caicedo ha tendido puentes hacia ciudadanos y autoridades de Urrao, su municipio vecino. Este hermanamiento será protagonista el próximo martes 5 de mayo, en el homenaje a la vida de los caminantes y la de municipio, que lideran las comunidades y los alcaldes de estos dos municipios junto al Centro Nacional de Memoria Histórica. Durante este acto de memoria, que tendrá actividades cívicas y religiosas, presenciales, virtuales y por medios tradicionales de comunicación, el Centro Nacional de Memoria Histórica y la comunidad entregarán al mundo el sitio web Caicedo, memoria viva de Noviolencia, construido en el proceso deliberativo “Al mundo entero, Caicedo un camino hacia la Noviolencia”, como legado a quienes en Colombia han construido esta parte del camino de Noviolencia y a los jóvenes de hoy, que asumirán la responsabilidad de mantener en alto las banderas de la civilidad, la solidaridad y la justicia.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Carlos Vives
Columnistas /

Para adelante y para atrás

El Mundo inaugura
Columnistas /

EL MUNDO fue la casa de la cultura de Medellín

Mabel Torres
Columnistas /

Firmas y responsabilidad

Guillermo Gaviria Echeverri
Columnistas /

La desaparición de EL MUNDO

Fundamundo
Columnistas /

Mi último “Vestigium”

Artículos relacionados

Las redes sociales en el mundo de hoy
Editorial

Los caminos pendientes de la Noviolencia    

Son escasos, por no decir inexistentes, los necesarios estudios sobre las conexiones de la agresividad tolerada, y hasta aplaudida, en redes sociales, y las actitudes...
La huella que nos dejan Guillermo y Gilberto
Editorial

La huella que nos dejan Guillermo y Gilberto

Ese trasegar los llevó al camino de la Noviolencia, que asumieron con un compromiso tan sereno y profundo que hasta les permitió ofrendar sus vidas.
El Papa arropó el dolor con alegría
Editorial

El Papa arropó el dolor con alegría

Su Santidad ha despertado al país, abriéndole la esperanza de que es posible soñar y forjar la paz por todos los colombianos anhelada

Lo más leído

1
Cazamentiras /

Cadena de WhatsApp que pide donar sillas de ruedas es falsa

Un mensaje en el que se ofrece entregar sillas de ruedas a niños con parálisis cerebral de manera...
2
Columnistas /

Cinco cosas a favor y cinco en contra sobre el comunismo extinto

Los comunistas son tan enfáticos en su convicción que con la mayoría resulta imposible hacer un diálogo
3
Columnistas /

¿Va mayúscula después del signo de interrogación?

“¿Cuándo estaba pequeño usted bailó y jugó con la ronda infantil que rezaba ‘la colita es mía, es...
4
Columnistas /

Dictadura a la colombiana

Las acciones dictatoriales obedecen al desconocimiento del Estado de Derecho y el Equilibrio de Poderes.
5
Salud /

La pastilla del día después bajará de precio: MinSalud

La píldora hace parte de una lista de más de 1.042 medicamentos que el Ministerio de Salud regula para...
6
Columnistas /

Cómo expresar los años y los siglos

No es correcto decir: el año veinte veinte. La RAE recomienda la modalidad española: año dos mil veinte.