A los cinco años quería ser presidente

Autor: Nacho
16 noviembre de 2018 - 02:40 PM

La congresista Paola Holguín recibe en la noche de este viernes un tributo por ser la única mujer senadora por Antioquia.

Medellín

Cuando estaba pequeñita y le preguntaban qué quería ser cuando fuera grande, ella respondía que presidente de Colombia.

Pues pasó el tiempo, se graduó de periodista, fue profesora en la UPB, trabajó en la presidencia de Álvaro Uribe, se volvió experta en seguridad nacional y de la noche a la mañana se convirtió en senadora, pero no ha desechado su anhelo de ser presidente de Colombia.

Ella es Paola Holguín, la única mujer senadora por Antioquia, quien se quedó solterona por sus causas políticas.

 

¿Por qué escogió el camino de la política? 

Porque uno casi siempre termina haciendo lo que ve en la casa y a mis papás desde que yo era muy pequeñita y a ellos les gustaba mucho participar en política. Nunca fueron candidatos pero ayudaban a financiar campañas y hacer trabajo proselitista.

Desde los cuatro años comenzaron mis primeras experiencias, eso me encarretó y creo que yo nací con ese mal, creo yo nací así. Muy pequeñita empacaba los votos en los sobrecitos pequeños de esa época, en la casa liberal en Sabaneta y mis padres eran del Partido Liberal.

 

Del 2014 para atrás usted no era conocida en la política electoral antioqueña, pero a partir de ese año ya ha sido dos veces senadora. ¿Cómo alcanzó ese logro en solo cuatro años?

Esto es el resultado primero de la generosidad del presidente Uribe, quien me dio la oportunidad de participar por primera vez en la lista cerrada del Centro Democrático en las elecciones del 2014.

También a la disciplina y el trabajo en lo que creo mucho al igual que en la constancia. No creo que los líderes sean personas providenciales o del otro mundo, el liderazgo se construye con trabajo y estudio.

Además tengo la fortuna de tener un grupo de amigos muy gomosos de la política, también de empresarios y todos ellos me ayudaron para hacer posible lo que se ha alcanzado hasta hoy, sola no hubiera sido capaz y todos hemos remado con la idea de construir una sociedad mejor.

 

¿Tiene mujeres a las que considera referentes para su actividad política? 

En mi oficina tengo a tres mujeres. Margaret Tatcher, Inglaterra; Golda Meir, Israel e Indira Gandhi, la India.

Meir logró ser la fortaleza de un Estado y fue partícipe de la formación del estado de Israel, una mujer con mucho coraje pero a la vez muy maternal.

Era capaz de darle órdenes al Ejército, pero también de hornear las galletas que le servía a los ministros.

Margaret Tatcher porque era una mujer de firmeza en las convicciones, que tuvo la capacidad de gobernar en un momento muy difícil.

Indira Gandhi porque logró el amor de su pueblo, ella se convirtió en el pueblo.

Además en Colombia hay mujeres que han hecho grandes cosas, mujeres de una gran fortaleza en medio de tanta adversidad y de tantos sufrimientos por la violencia y por la corrupción.

Yo he aprendido de muchas mujeres en Colombia, muchas de ellas cabeza de familia de las que hay muchas en Colombia y a las que les ha tocado muy duro. 

 

Lea también: Gobernación: baja oferta de candidatos 

 

¿Qué piensa cuando los señalan a ustedes como políticos de derecha? 

Yo no soy vergonzante y si la gente dice que derecha es seguridad, es libertad económica y es emprendimiento, entonces yo soy de derecha.

Pero cada vez la gente se preocupa menos por la ideología y más por soluciones prácticas a problemas reales y a eso se tiene que dedicar el gobierno.

Un gobierno que no sea capaz de garantizar cobertura en salud, brindar una mejor educación, que no sea capaz de generar empleo y también de garantizar seguridad y justicia está muerto. Un gobierno que no se comprometa con una política sostenible con el medio ambiente está muerto, no creo que existan todavía banderas exclusivas de la izquierda y de la derecha, creo que hay un montón de ciudadanos con necesidades reales que necesitan soluciones prácticas por encima de todas esas peleas ideológicas.

Al ciudadano no le importa que usted sea de derecha o de izquierda, lo que le importa es que usted sea honrado y sea capaz de mirarlo a los ojos y de plantear soluciones que es lo que está reclamando la gente.

 

¿Es difícil para la mujer colombiana hacer política, llegar a esos escenarios y qué piensa de la tan cacareada paridad en las listas de candidatos? 

Pienso varias cosas. Cuando salgo a hacer política, a recorrer los municipios o me montó en una tarima o en un balcón a echar un discurso o me paro en la mitad de un pueblo con un megáfono, no pienso que soy una mujer haciendo política, sino una colombiana haciendo política.

A las mujeres nos hace mucho daño el tratamiento de pobrecitas, nosotros no somos ningunas pobrecitas, no somos ningunas incapaces y no somos ningunas inferiores.

Margaret Tatcher decía que el día que pongan a hombres y a mujeres a competir en igualdad de condiciones, demostraremos que somos superiores.

Hay que animar a la mujer a hacer política, pero que no nos regalen nada, que no nos regalen las curules, en mi caso yo me la quiero ganar y también los votos, como se los ganan los hombres.

 

¿Pero si no hubiera sido por Álvaro Uribe no estaría donde ha llegado? 

Hay muchas cosas que confluyen, primero mis papas, que me formaron y eran muy gomosos por la política.

Pero yo le debo mi carrera política a Álvaro Uribe, porque me metió en la lista cerrada del CD para el Senado del 2014.

Hubo periodistas bogotanos, de esos que creen que se la saben todas, que nos menospreciaron y nunca averiguaron de dónde veníamos nosotros. En mi caso de la academia y otro de ellos es hoy presidente de Colombia. A muchos de nosotros nos maltrataron cuando llegamos al Congreso, en Colombia se habla mucho de la renovación, pero a los jóvenes y a los nuevos nos descalifican sin saber quiénes somos y qué hemos hecho.

Muchos presionaron para que se abrieran las listas con la sola esperanza que personas como yo se quemaran, pero fui la segunda votación del CD y la mayoría de los votos en Antioquia.

 

Sus anhelos 

¿Me cuentan mis espías que quiere ser gobernadora de Antioquia por voto popular? 

Yo ni siquiera había soñado con ser senadora. Cuando tenía cinco años me preguntaban qué quería ser y decía que presidente, pero no sabía que para serlo había que hacer tantas cosas antes.

 

¿Y todavía lo quiere ser? 

No se me ha quitado de la cabeza. No sé si voy a ser gobernadora, ministra o me regreso otra vez a la academia, pero yo sigo con esa idea que tenía desde los cinco años.

Mi mamá me pregunta si no me voy a casar y a tener hijos, y le he dicho que voy a ser presidente y no quiero tener esposo ni hijos, porque todas mis energías las voy a concentrar en eso. Por eso sigo solterona y así me quedé ya.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Martha Roesler, limpiando las cortinas
Palabra & Obra /

Arte y tragedia

Llanos Orientales
Palabra & Obra /

Llanura, soledad y viento, una forma más benigna de mirar la selva

Flor de loto
Palabra & Obra /

Cabeza de novia

Corazón borrado
Palabra & Obra /

Corazón borrado: para tomar decisiones correctas

Germán Poveda
Ciencia /

Seis propuestas de los científicos para el MinCTI

Artículos relacionados

Carlos Mario Mejía
Política

Confirman acercamientos liberales

El Liberalismo Socialdemócrata seguirá dentro del Partido Liberal y adelanta conversaciones y aproximaciones con otros sectores de esa colectividad en Antioquia.
Ituango habla de Ituango
Política

Ituango habla de Ituango

El alcalde relata lo que han vivido con la paz, con los nuevos brotes de violencia, con Hidroituango y con su contingencia.
Eliana Gómez
Política

Panorama Político

Situaciones conflictivas y de reconciliación se registran por estos días en el liberalismo antioqueño.

Lo más leído

1
Política /

Panorama político

El caso Elejalde-Guerra, la agitada política en Bello y la encuesta en el CD para la Gobernación de...
2
Columnistas /

Carta de un examor

Tu madre me escribió, pero no leí la carta, pues la primera frase me pareció muy rara diciendo que...
3
Columnistas /

Medellín: SOS por el aire

La Alcaldía de Medellín remitió a los ciudadanos un decálogo de lo que debemos hacer para aguantar la...
4
Columnistas /

Régimen simple y el Contrato realidad en materia laboral

La simplificación se constituye como una medida dirigida a superar los bajos índices de recaudo bruto...
5
Columnistas /

¿Sí al fracking?

En nuestro país, el país del Sagrado Corazón, donde se delimitan los Parques Naturales y los Páramos...
6
Urbanismo /

Medellín, una ciudad aplazada

Una ciudad renovada, sostenible y equilibrada era lo que se pretendía lograr con la aprobación del Plan...