¿Aumento de homicidios se debe a persecución a estructuras criminales?

Autor: Redacción
8 noviembre de 2018 - 07:07 PM

530 homicidios se han presentado este año en la ciudad de Medellín. La Administración Municipal asegura que esto se debe a la persecución que han ejercido contra las estructuras criminales, pero algunos analistas consultados por este medio opinan que también hay otros factores.

Medellín

Un disparado aumento en las cifras de las muertes violentas tuvo la ciudad de Medellín en los últimos meses de este 2018. En 312 días que van corridos de este año, la Capital de la Montaña suma un total de 530 muertos, un aumento de 42 personas más comparado con el mismo periodo del año inmediatamente anterior.

Según el Sistema de Información para la Seguridad y la Convivencia, Sisc, proyecto de la Secretaría de Seguridad de la Alcaldía de Medellín, el factor por el que se presenta el mayor número de homicidios (289) es el que está asociado a los Grupos Delincuenciales Organizados, es decir los homicidios que ocurren en contexto de enfrentamientos, disputas o actuaciones de estructuras criminales con alcance local, regional, nacional y transnacional, por medio de distintas actividades que incluyen, entre otras, la provisión ilegal de servicios como seguridad, justicia, resolución de conflictos, control territorial y rentas criminales. Siendo las Comunas 10 (Candelaria), con 95, y 13 (San Javier), con 73, las que presentan las cifras más altas.

 

EL MUNDO intentó establecer contacto con el secretario de Seguridad de Medellín, Andrés Tobón, para conocer su opinión al respecto, pero se encontraba fuera del país. Sin embargo, este medio tuvo acceso a un audio con las palabras que el Secretario pronunció días atrás sobre el tema: “En Medellín los grandes perpetradores de la violencia homicida son las estructuras criminales. Más del 70% de los homicidios que se tienen registrados de este año hacen parte del comportamiento de estructuras criminales en Medellín. De hecho los homicidios vinculados con convivencia, violencia intrafamiliar y los feminicidios son homicidios que van a la baja, los que van en aumento son los de estructuras criminales, que son los que han aumentado este año. Por eso es que no hemos bajado un solo segundo nuestro esfuerzo de seguir combatiendo a los criminales, de seguir combatiendo la capacidad de daño que tienen en el territorio, porque para ellos el homicidio se convierte en una herramienta para seguir manejando su violencia y la renta criminal y eso no lo podemos permitir”.

Esa premisa que se viene resaltando desde la Alcaldía de Medellín, liderada por Federico Gutiérrez, de que el aumento de los homicidios en Medellín se debe a la fuerte persecución que se está ejerciendo contra las estructuras criminales fue confrontada con varios expertos, quienes concluyeron que esta puede ser una razón, pero que sin duda no es la única.

 

El problema no es sólo las estructuras criminales 

Jaime Fajardo, defensor de Derechos Humanos de Antioquia, opinó sobre este tema que “permanentemente hay un reacomodo en las estructuras criminales en Medellín, eso no es nuevo, eso viene de años atrás. En unas ocasiones, cuando se capturan algunos mandos, suben otros y esos a su vez entran en contradicción con sus antiguos jefes o los compañeros que están al mismo nivel. El problema no es solamente combatir a las estructuras criminales, eso hay que hacerlo, la lucha contra el microtráfico y las drogas ilícitas en general, pero también hay que buscar quién lava los activos ilegales, quién promociona esa financiación y quién maneja todas estas estructuras criminales, porque se concentran únicamente en las estructuras y se olvidan de la otra parte de la seguridad”.

Por su parte, el analista político León Valencia expresó que “hay una realidad que tiene mucha historia en Medellín y es que existe un estado paralelo, pues están unas fuerzas ilegales que controlan una parte de la ciudad y eso no se ha podido superar en Medellín, que tienen momentos de calma porque se sienten cómodos y no hay disputa de mercados y territorio; además, hay una especie de tolerancia del Estado con ellas. Hay un reacomodo de las bandas en Medellín y eso trae unos niveles altos de violencia y el gobierno de Federico Gutiérrez, que se había puesto un propósito muy grande de disminuir la criminalidad en Medellín, ha resultado un fracaso. Creo que no puede haber una autoridad moral con un Secretario de Gobierno y una Secretaría de Seguridad involucrada con las mismas organizaciones criminales, cuando se pierde autoridad moral y de referencia por el mismo involucramiento del Gobierno en estas actividades eso ya es un golpe muy grande para la seguridad de Medellín y por eso se ha hecho incontrolable todo esto”. 

 

Fotos: Pixabay

 

Para León Valencia, “una forma de presentar esta realidad ha sido la que ha hecho el Alcalde de decir que ‘es porque los estamos persiguiendo que la cosa se puso peor’, eso es algo muy difícil de hacer creer a los analistas y a la propia ciudad, ‘la situación está peor porque estamos haciendo las cosas bien’, eso no es demostrable. La situación está peor porque las cosas las están haciendo mal, porque en la ciudad siguen imperando las oficinas de cobro, una de las ciudades más extorsionadas es Medellín y no se ha podido resolver el tema de fuerza pública enfrentando a esta criminalidad, porque siempre se han demostrado muchos nexos de autoridades de Estado con estos grupos y eso ha generado una situación difícil de la ciudad por muchos años, que se aplaca por momentos y luego resurge”.

Este analista dice que para que la situación mejore se debe “hacer un proyecto de presencia del Estado en toda su dimensión y una persecución por igual a todos los sectores criminales de la ciudad. Hay que construir una confianza dentro de la ciudadanía para hacer esto y es liderando una lucha contra la ilegalidad y la criminalidad en el espíritu de la ciudad, ahí hay una tarea ciudadana enorme para hacer y para eso hay que tener autoridad moral. Además hay que ofrecer una alternativa de sometimiento a la justicia en varios sectores, pero también deshacer toda la complicidad de agentes del Estado con esas fuerzas criminales. Igualmente hay que ofrecer alternativas a los jóvenes para disputárselos a las economías ilegales, hay que ofrecerles alternativas vinculándolos a empresa privada, al Gobierno Nacional y local, y hay que hacer alternativas realmente atractivas para la juventud, que se la están llevando todos los mercados ilegales, que les ofrecen más de un millón de pesos, vehículos y armas y eso se hace atractivo para ellos”. 

Lea también: En casa los esperarán por siempre 

Otra persona que también se une a la premisa de que el problema no es sólo de las estructuras criminales es el dirigente político y exfuncionario Jorge Mejía, quien manifestó: “En Medellín, Federico Gutiérrez ganó la alcaldía porque se comprometió a ser el primer policía de la ciudad y creo que ha sido un buen policía, porque casi que se volvió monotemático en ese asunto, pero otras áreas de la Administración están descuidadas porque Federico se concentró en ese tema. El problema es que la estrategia que ha adoptado no ha sido suficiente, es una estrategia que se ha desgastado, la de los objetivos de alto valor, es decir, perseguir a los líderes, a los capos de esas estructuras y mostrar su detención como el gran éxito de la política anticriminal en la ciudad, pero aunque es importante esta estrategia es insuficiente para avanzar, porque el gran problema de Medellín es que las estructuras soportan esa presión y esa persecución por parte de las autoridades, no le hacen mella, porque a rey muerto rey puesto, inmediatamente aparece quien asuma ese relevo porque en la ciudad es sumamente rentable ser capo, ser líder de una estructura delincuencial, por la rentabilidad de las actividades ilícitas que llevan a cabo, como la extorsión, la vacuna, el microtráfico, que son actividades muy lucrativas, y por la impunidad, pues la acción de la justicia es muy limitada, muy reducida, y al hacer la relación costo-beneficio por parte de estos delincuentes encuentran que el beneficio es mayor y que el riesgo es menor, porque las autoridades no han orientado su estrategia a desvertebrar las estructuras”.

Para mí, asegura Jorge Mejía, “el gran problema, el gran delito en Medellín es el concierto para delinquir y muy pocos líderes o capos de estas estructuras están condenados por este, es un delito que no se prioriza y no se visibiliza en la ciudad, es como el reclutamiento de menores, pues esos combos en su mayoría son de menores y aquí a ningún capo lo judicializan por reclutar menores, entonces me parece que la estrategia en su momento fue importante, pero está desgastada porque no hay una visión integral por parte de las autoridades en contra de esas organizaciones, solamente se han focalizado en los dirigentes y no han actuado para desvertebrar las mismas y al mismo tiempo desconectar esas estructuras de las rentas ilícitas. El tema del lavado de activos, de cómo hacen para involucrar en la economía lo proveniente del narcotráfico, eso aquí no se persigue, no hay acción concreta y clara de las autoridades contra las rentas ilícitas, entonces es un cúmulo de situaciones que hacen que la estrategia de los objetivos de alto valor esté desgastada y no sea suficiente. Mientras en Medellín el Estado tenga tantas muestras de debilidad en el sentido de no controlar todo el territorio sino parte de él y dejar que esas estructuras criminales asuman ese control, hasta el punto de que se pelean entre sí por asumir el control, lo que explica el aumento de los homicidios en la ciudad, no habrá mejoría”.

 

Más inversión social y protección a la ciudadanía 

Para Marta Villa, directora de la Corporación Región, la pregunta con la que se titula este artículo es “una afirmación que ha hecho la Alcaldía que no está clara en la información que presentan. La cifra considerable que hay de número de asesinatos de personas da cuenta de que hay unos mecanismos de prevención y protección de la población que no están funcionando. No creo que todos estos asesinatos estén vinculados a redes criminales. Hay algo en la política que no está funcionando”. 

 

 

¿Qué se debe hacer para que la cifra no siga en ascenso?, la funcionaria respondió: “Activarse todos los mecanismos de protección a la población. Asuntos como la desaparición de los tres jóvenes de la Comuna 13 qué significa para la ciudad, para la institucionalidad, por qué no hay una estrategia igual de significativa para saber cuál es el paradero de esos jóvenes, por qué eso no significa nada para la ciudad, eso me parece que habla de un rompimiento ético de la ciudad frente a cuáles son las vías que valen la pena. Creo que lo que hay que hacer es activar todas las formas de protección de la ciudadanía, como las alertas tempranas, comprender mejor cuáles son las dinámicas del conflicto, fortalecer las expresiones sociales y culturales que hay en los territorios que actúan de manera muy contundente como una forma efectiva de protección especialmente de los jóvenes, eso implica una relación con la justicia distinta. Creo que el enunciado de que todas estas muertes están ocurriendo porque hay persecución de criminales no cuadra con los propósitos de que esto se hace para que haya más seguridad en la población, porque no está siendo así”.

Maira Duque, una de las personas que lidera el colectivo No Matarás, cuyo capítulo en Antioquia es llamado No Copio, resaltó que “hay algo importante y es que el aumento de los homicidios en Medellín responde muy fuertemente a disputas entre bandas criminales y la estrategia de seguridad del Alcalde se ha concentrado mucho en capturar cabecillas, entonces cuando se captura a un cabecilla se reconfigura toda la estructura en sí porque empiezan a haber disputas entre sus integrantes para ver quién se queda con ese puesto, entonces hay un porcentaje alto de homicidios que responde a enfrentamientos entre bandas criminales, pero tampoco es despreciable el número de homicidios por convivencia o intolerancia en los barrios”.

Sobre las apuestas de la alcaldía, Maira opinó que “es muy claro que el enfoque de este Gobierno en Seguridad es de mano dura, entonces tienen helicóptero, policías, cámaras, que permiten capturas de cabecillas, todo esto se va implementando mientras que la inversión en programas de atención a la población vulnerable va disminuyendo, mientras que la inversión en programas de justicia cercana al ciudadano también baja y estos programas, que tienen un tinte más social, son fundamentales a la hora de entender cómo se configuran las relaciones de convivencia y seguridad en los barrios. En territorios donde vive la población vulnerable están los jóvenes, que muchos de ellos están siendo la carne de cañón para los llamados ‘combos’, porque es la opción que más hay a la mano para salir de la situación en la que están, para ser reconocidos en el barrio, para ser escuchados, para ser alguien, y es por eso que cuando se reduce la inversión en programas sociales y en atención a población vulnerable, las familias de estos jóvenes quedan más expuestas. No hay tantas oportunidades de construir entornos protectores para jóvenes, que es un asunto fundamental que debe tener la ciudad y no se está haciendo y la mayor parte de homicidios en Medellín es de jóvenes de estrato bajo, que viven en lugares periféricos y que tienen ingresos bajos”.

“A nivel territorial hay una cogobernanza entre actores institucionales legales y los ilegales, y muchas veces para solucionar los conflictos del día a día son más efectivos los del llamado ‘combo’ que el propio Estado. Entonces cuando las personas acuden a los del ‘combo’ para que estos les solucionen un problema su respuesta es mucho más arbitraria y se sale de los esquemas legales. Las personas no aprenden a solucionar sus conflictos por las vías no violentas y eso genera muchos más homicidios. Además, no es un secreto que muchas de las personas que representan al Estado en ciertos lugares tienen alianzas con grupos ilegales”, resaltó.

Asimismo, la activista recordó que “Medellín aprobó hace unos años la Política de Seguridad y Convivencia, es muy buena pero no se está aplicando, donde se habla de seguridad humana. Tenemos una política muy buena que no se está aplicando y que podría darnos muchas luces para abordar de una manera más estructural lo que está pasando en la ciudad pero no se está aplicando” y dejó una pregunta abierta a la Administración Municipal: “¿Cómo está pensando la Alcaldía recuperar la gobernanza territorial?”.

Compartir Imprimir

Comentarios:


Destacados

Freddie Mercury en el afiche de Bhoemian Rhapsodie
Palabra & Obra /

Bohemian Rhapsody una película que vibra con el sonido de Queen

Feria de Grabado en Medellín obra de Victoria Ortiz
Palabra & Obra /

Nueva experiencia para Medellín

Concierto Roger Waters
Palabra & Obra /

Roger Waters en concierto, abrumador y antológico

Homicidios Medellín
Justicia /

¿Por qué varía la tasa de  homicidios en Medellín? 

Sergio Andrés Higuita
Ciclismo /

Europa, el sueño cumplido de Sergio Higuita

Artículos relacionados

La violencia que se lleva vidas y nos deja sin ciudad
Editorial

La violencia que se lleva vidas y nos deja sin ciudad

El alcalde Federico Gutiérrez tiene 16 meses de gobierno. Aunque parecieran ser pocos, tal vez le alcancen para retomar el discurso y el sendero construido por...
Los jóvenes, principales afectados por el homicidio en Medellín
Población

Los jóvenes, principales afectados por el homicidio en Medellín

La edad modal de las víctimas de homicidio pasó de 27 años en 2017 a 24 años en 2018, indicador que revela que los muertos de la ciudad siguen siendo la población...
Protocolo contra homicidios no ha ayudado a reducir este delito
Seguridad

Protocolo contra homicidios no ha ayudado a reducir este delito

A pesar de tener un Protocolo contra Homicidios en Medellín, este delito sigue en aumento.Dos de las principales barreras que tiene la estrategia es su poca difusión...

Lo más leído

1
Gobierno /

En 33 meses, Federico superó los viajes de sus predecesores

Con veinte viajes en sus cuatro años de gobierno, Alonso Salazar era el alcalde de Medellín que más...
2
Política /

Cuatro novedades agitan la campaña

Juan Carlos Vélez Uribe, Luis Bernardo Vélez, Braulio Espinosa y conservadores y uribistas fueron...
3
Columnistas /

Iván Duque y la pradera incendiada

Esa gestión tecnocrática descansa sobre una caracterización falsa de la coyuntura nacional, y de lo que...
4
Palabra & Obra /

Nueva experiencia para Medellín

El 24 y 25 de noviembre se realiza en Parques del río Medellín el Encuentro de artistas grabadores. El...
5
Columnistas /

Presidente Duque, a corregir el rumbo

No es momento de debilidades, o el presidente endereza el rumbo o se quedará sin gobernabilidad antes de...
6
Derechos Humanos /

Este 19 de noviembre se conmemora Día Mundial contra el Abuso Infantil

Con diferentes actividades a nivel mundial se pedirá a la población más conciencia sobre tan delicado...