Turismo

Blacks and whites carnival
Carnaval de Negros y Blancos
3 de Enero de 2014


Declarado patrimonio oral e inmaterial de la humanidad, el Carnaval de Negros y Blancos que hoy empieza es una manifestación artística y cultural de gran tradición.


Foto: Cortesía 

La espuma no puede faltar en las fiestas del Carnaval. 

Programa de Turismo


Camilo Restrepo Ayala


Docente Colegio Mayor de Antioquia


camilo.restrepo@colmayor.edu.co


El Carnaval de Negros y Blancos se realiza entre el 3 y el 6 de enero en San Juan de Pasto, ubicada en el valle de Atriz, en el corazón de los Andes, en las estribaciones del volcán Galeras. Esta es una de las fiestas más tradicionales del país y el principal atractivo turístico de la ciudad.


Si bien el Carnaval comienza el 3 de enero, la fiesta se prende desde el 28 de diciembre con las fiestas del agua. En ellas los participantes salen a la calle con canecas, baldes y  bolsas para repartir agua a diestra y siniestra con el único fin de mojarse. Continúa el 30 de diciembre. Los tríos de cuerda le rinden un homenaje a la ciudad con la Serenata a Pasto, interpretando melodías propias del área Andina. El 31 de diciembre, el desfile de años viejos cierra el año y sirve de abrebocas para el Carnaval.


El 3 de enero se realiza el carnavalito con la participación de niños entre los 6 y 14 años, herederos de la cultura del carnaval, que muestran lo mejor de su creatividad a través de música y danza representando su identidad andina y ancestro indígena.


El 4 de enero es la entrada de la familia Castañeda, en un desfile alegórico que muestra la hospitalidad de los nariñenses con los visitantes. Este desfile hace referencia a la leyenda del Carnaval, según la cual, en 1928 un grupo de pastusos invitó a una familia a disfrutar de las festividades, que posteriormente fue bautizada como familia Castañeda.


El 5 de enero es el día de los negros. Es el día del juego y la lúdica. Desde muy temprano se juega con pintura negra, unos y otros se dan una “pintica” como símbolo del afecto, el cariño, el respeto y la lúdica. En distintas zonas de la ciudad se montan tablados con orquestas donde convergen sin ninguna distinción propios y extraños.


El 6 de enero es el día de blancos. Con harina y espuma se realiza el desfile central del Carnaval. Murgas, comparsas y disfraces, y monumentales carrozas; muestran la creatividad y el arte de los nariñenses transmitiendo el imaginario popular. Ese día se escucha en todo Nariño y parte del Cauca la expresión “¡que viva el 6 de enero!”.


El origen del Carnaval se asocia a las celebraciones de las culturas indígenas de los Pastos  y Quillacingas al dios de la luna, pidiéndole protección a los cultivos. Al carnaval se sumaron elementos de las culturas españolas y africanas, dando lugar a lo que se tiene hoy.


El Carnaval de Negros y Blancos es una fiesta que todo colombiano debe vivir por lo menos una vez, así sea para gritar “¡que viva Pasto, carajo!”.